Publicidad

Entrevista a Walter Lange, el nonagenario propietario de A. Lange & Söhne

Entrevista a Walter Lange, el nonagenario propietario de A. Lange & Söhne
Sin comentarios

Hace tiempo que os hablé de la romántica historia de esta firma alemana y esta semana que la nación germana está más de moda que nunca por la proeza futbolística de sus deportistas me gustaría presentaros una persona que simboliza muchos de los valores del carácter alemán. Se trata de Walter Lange, el propietario de la manufactura A. Lange & Söhne, por su noventa cumpleaños ¡ahí es nada!.

Walter Lange es un hombre que toma el movimiento como propósito de vida. Llegada la edad de su jubilación, en vez de retirarse como otras personas, creó una empresa. El 7 de diciembre de 1990, en su ciudad natal de Glashütte, que tuvo que abandonar en 1948 después de que su familia fue expropiada, fundó Lange Uhren GmbH y trajo de vuelta a la vida la herencia dejada a él por sus antepasados. 145 años antes, su bisabuelo Ferdinand A. Lange había instalado su fábrica de relojes sentando las bases de la Alta Relojería en Sajonia.

croppedimage960340-als-stammhaus-s2013-detail-02-a2.jpg

La caída del muro de Berlín y la reunificación alemana ofreció a Walter Lange una oportunidad histórica: convertir su visión la de los mejores relojes del mundo fabricados de nuevo en Sajonia, en realidad.

El 24 de octubre de 1994, cuatro años de intenso trabajo de fabricación y desarrollo por parte del equipo dirigido por Walter Lange y su socio de negocios Günter Blümlein culminaron finalmente en una memorable presentación de la primera colección de Lange de la nueva era. Este primer cuarteto de relojes superó todas las expectativasy logró resucitar la leyenda relojera de A. Lange & Söhne. El arte de la alta relojería, una vez más había encontrado un segundo hogar, fuera de Suiza.

als_l086_1_saxoniaautomatic.jpg

Cuando Walter Lange mira hacia atrás con motivo de su 90 cumpleaños, puede estar orgulloso del trabajo de su vida. Después de una larga serie de éxitos de la relojería, A. Lange & Söhne se ha consolidado como una marca de lujo global en unos sesenta países.

Desde el pequeño equipo de trabajo inicial, la empresa ha crecido y emplea a 700 personas y, durante estos 20 años, los cuatro relojes de la primera colección han dado lugar a cinco familias de relojes imponentes, que comprenden más de 70 referencias. Pero su mayor satisfacción es que más de 1.300 personas tienen ahora puestos de trabajo en la manufactura de su ciudad natal.

Sobre su vida

footer-haendler-u-boutiquen-c.jpg

Usted nació en una familia de relojeros. ¿Cuándo fue su primer encuentro con los relojes?

Hoy en día, los niños juegan con coches teledirigidos u ordenadores. Cuando yo era joven, tenía un kit de relojería. No recuerdo cuántos años tenía, pero me armé un reloj con las piezas.

Entonces ¿Cómo fue su formación como relojero Cómo fue su formación como relojero Cómo fue su formación como relojero?

Cuando tenía 16 años, continué la tradición familiar. En ese momento, sólo los cursos de maestría estaban disponibles en Glashütte, así que me fui a Karlstein en Austria. Después de un año y medio, tuve que interrumpir el aprendizaje porque fui reclutado en el ejército. Después de la guerra, continué mi aprendizaje con Alfred Helwig en la Escuela de Relojería en Glashütte.

Las empresas relojeras en Glashütte fueron expropia Las empresas relojeras en Glashütte fueron expropiadas después de la guerra. ¿Cómo das después de la guerra. ¿Cómo vivió ese período?

En ese momento, mi padre Rudolf y sus dos hermanos Otto y Gerhard dirigían la fábrica. Por supuesto, tratamos de seguir trabajando y reconstruir la planta de producción después de que fuera bombardeada durante la guerra. Tuve amplias conversaciones con mi padre y mi tío Otto sobre el futuro de la empresa. Empezamos a desarrollar el calibre 28 de un reloj de muñeca, pero antes de que entrara en producción en serie, la empresa fue expropiada en abril de 1948.

Usted tuvo la valentía de reiniciar el negocio en Glashütte el 7 de diciembre de 1990. ¿Cómo fue de difícil?

Cuando el Muro de Berlín cayó, ya me había retirado. Pero yo simplemente no podía dejar pasar la oportunidad de revivir la herencia de mis antepasados. El 7 de diciembre 1990 fue uno de los mejores días de mi vida. Volví a registrar la marca utilizando la dirección prestada de un antiguo compañero de clase en la escuela primaria en Glashütte. Tuvimos que empezar desde cero.

als_first_collection_1994_btq_dresden_2013_a6.jpg

Cuando usted comenzó con una plantilla de 15, ¿alguna vez pensó que A. Lange & Söhne podría volver a ser una empresa de talla mundial? podría volver a ser una empresa de talla mundial?

Eso, por supuesto, es lo que estábamos esperando. Después de todo, mis antepasados lograron éxito internacional con sus relojes de bolsillo. Los propietarios de los históricos relojes Lange de todas partes del mundo todavía mantienen el contacto con nosotros a día de hoy. Inicialmente, queríamos vender nuestros nuevos relojes en Alemania y en otras partes de Europa. Pero pronto nos llegaron peticiones desde el extranjero. Estoy encantado de que hayamos logrado reposicionar A. Lange & Söhne en la escena internacional.

¿Cuál es su visión para el futuro de la empresa? ¿Cuál es su visión para el futuro de la empresa?

Yo ya no estoy involucrado en el negocio diario. Aun así, asisto a eventos importantes. Mientras nuestros relojeros se esfuerzan por elaborar los mejores relojes del mundo, la marca se dirige en la dirección correcta. No podemos bajar nuestros estándares en la empresa: la calidad es lo que hace de A. Lange & Söhne una marca de referencia.

als_842_026_m.jpg

Creo que la entrevista lo dice todo ¿no os parece? Walter Lange, el nonagenario propietario de A. Lange & Söhne que consiguió levantar una empresa centenaria de la nada.

Más información | A. Lange & Söhne

En Embelezzia (Trendencias Lujo) | A.Lange & Söhne, el tiempo medido con precisión sajona

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios