Compartir
Publicidad

¿Cómo es una cena con uno de los hombres más ricos del mundo? Todos los detalles de la gala Starlite en Marbella

¿Cómo es una cena con uno de los hombres más ricos del mundo? Todos los detalles de la gala Starlite en Marbella
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace cinco años Antonio Banderas, nuestro actor más internacional, organiza en Marbella, su tierra, la gala benéfica Starlite. Un evento para ayudar a niños de distintas ONG como la Fundación Lagrimas y Favores, encabezada por el propio Banderas. Se ha convertido en el evento más reconocido y glamuroso de los veranos marbellís y cada año cuenta con la presencia de personajes internaciones, Mia Farrow y Carlos Slim han sido los protagonistas de esta edición.

Eugenia Martinez de Irujo en Starlite Gala

Asistir a una gala filantrópica siempre es más emocionante, la solidaridad de los personajes públicos aflora de manera mucho más natural. Starlite Gala es algo así como el punto de encuentro de rostros conocidos que quieren aportar su granito de arena. Cuando Mia Farrow se bajó del coche que le acercó a la Cantera de Nagüeles, donde se celebró la cena, todos los flashes apuntaron hacía ella. "No podemos dar la espalda a los necesitados" afirmó la actriz estadounidense que había viajado hasta la Costa del Sol en un jet privado.

Mia Farrow firmando el Ford Mondeo

Otro de los que viajó en un avión personal fue Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo según la revista Forbes, con una fortuna de 79.000 millones de dólares. Era sin duda uno de los personajes de la noche, aunque se mostró discreto y colaborador en toda la gala, incluso cuando recogió su premio honorífico. Cenó acompañado de la Baronesa Thyssen, con la que no sólo compartió mesa y mantel sino también algo de música disco en el reservado de la fiesta.

Baronesa Thyssen en Satrlite Gala

Todo apuntaba a que iba a ser una noche llena de glamour y vestidos largos de alta costura pero el estilo, muchas se lo dejaron olvidados en el vestidor del hotel en el que se alojaban. Sólo merecen mención algunos vestidos como el asimétrico de Lorenzo Caprile que llevó la actriz Hiba Abouk, el elegantísimo blanco que lució Patricia Rato, el Carolina Herrera de encaje rojo de Virginia Troconis o el Rosa Clará de Paloma Cuevas que más valía la percha que el propio diseño. Algunas como Begoña García Vaquero eligieron diseñadores de la talla de Elie Saab, pero nada más que impresionara.

El nuevo Ford Mondeo recibía a todos los invitados de manera majestuosa, el primer coche de éste modelo que ha salido de la fábrica valenciana de Ford y que encima estaba dispuesto a que todas las estrellas firmaran en su preciosa pintura. Desde Mia Farrow o Antonio Banderas hasta Gisela o Melody (la diversidad es destacable en los eventos benéficos) firmaron con rotuladores metálicos para luego subastar el coche entre los asistentes, 22.000 euros fueron los culpables de adquirir este Ford Mondeo firmado.

0908_antonio_banderas_firma_el_nuevo_ford_mondeo.jpg

La subasta, en habla inglesa para que árabes y rusos lo entendieran a la perfección, fue de lo más divertida y significativa. Está claro que para las grandes fortunas, adquirir una semana en La Toscana (6.000€) o un fin de semana en la zona de Alicante (4.500€) no tiene demasiado misterio pero por lo que sin duda perdieron los papeles fue por una cena privada con Julio Iglesias en República Dominicana (13.000€) y una cena con el anfitrión Antonio Banderas (30.000€). Son experiencias que no se pueden comprar y que sube la adrenalina (como diría JLo) a más de uno.

En una gala de este calibre no podía faltar una cena de altura, Andoni Luis Aduriz y Dani García (mucho más acertado que el anterior) sirvieron ensaladilla rusa con caviar, cangrejo real o pieza de ternera con salsa de rúcula y el maestro chocolatero Escribá se encargó de la tarta de 54 cumpleaños de Antonio Banderas. Un cubierto que iba desde los 500 hasta los 1000 euros (según la fecha de la reserva), algo asequible para invitados como la jequesa que caminaba con dificultad por el maxi-collar de diamantes que lucía en su escote.

Ana Obregón en Starlite Gala

Tras todo lo protocolario, la Cantera de Nagüeles se convirtió en una auténtica sala de fiestas con música de Azúcar Moreno, Raphael o Michael Jackson, había que contentar a todos los diversos invitados. Una recaudación de más de 300.000 euros según Sandra García Sanjuan, organizadora del evento. Al final esto es lo más importante para todos. Los coches Ford se encargaron de trasladar a todos los invitados de nuevo a sus hoteles, todo estamos esperando ya al año que viene para ver nuevas novedades y seguir ayudando a niños necesitados.

Más eventos en Embelezzia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos