Receta de bullit o hervido valenciano, el plato ligero y saludable más sabroso de la gastronomía mediterránea

Receta de bullit o hervido valenciano, el plato ligero y saludable más sabroso de la gastronomía mediterránea
Sin comentarios

El bullit o hervido valenciano es un plato tradicional de la gastronomía mediterránea que se caracteriza por ser ligero, saludable y lleno de sabor. Es perfecto para una cena, o para cuando nos apetece comer algo sano que no nos llene mucho pero nos deje satisfechos. Aunque no solo apetece cuando estamos a dieta o nos queremos cuidar un poco más. Es una recea tan fácil de hacer y tan sabrosa, que parece mentira que se haga solamente con algunas verduras y hortalizas cocidas, acompañadas con un par de huevos duros.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Patata 3
  • Cebolleta 1
  • Zanahoria 3
  • judías verdes planas 200 g
  • Aceite de oliva virgen extra (para aliñar)
  • Huevos 2
  • Sal y pimienta al gusto (para aliñar)

Cómo hacer bullit o hervido valenciano

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 52 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 42 m

Para que cada verdura esté en su punto, es recomendable cocerlas por separado, dando un hervor al conjunto al final del proceso. Empezamos con las judías verdes, despuntándolas y retirando los hilos laterales con ayuda de un pelador. Después las cocemos en agua con un poco de sal hasta que estén al dente, durante unos 15 minutos.

En otra cazuela, cocemos las patatas medianas con piel junto a la cebolleta, durante 20 minutos. Cuando estén las patatas, las pelamos y cortamos en trozos grandes. La cebolleta la cortamos en dos mitades, separando el centro de cada una, de forma que queden cuatro porciones.

Finalmente, en otra cazuela ponemos las zanahorias peladas y cortadas en trozos y aprovechamos para cocer con ellas los huevos, que retiraremos a los diez minutos, dejando a las zanahorias otros cinco minutos más.

bollit

Cuando vayan estando listas las distintas hortalizas, las pasamos a otra cazuela más grande donde daremos un hervor al conjunto, durante 5 minutos para que todo quede perfectamente a nuestro gusto. Eso sí, los caldos de las distintas cocciones son perfectos para hacer caldos de verduras; sopas; purés; guisos y arroces, por lo que no debemos tirarlos.

Una vez todo junto, y tras dar ese último hervor, sacamos todas las hortalizas escurridas y las colocamos ordenadamente en una fuente para que el bollit nos quede más bonito. Decoramos con huevos duros cortados por la mitad, salpimentamos al gusto y añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra para llevar a la mesa inmediatamente.

KAVALKAD: Cacerola juego de 3, negro

Nota: algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Fotos | Directo al paladar

En Trendencias | Pan de verdad: 15 panaderías artesanales de Madrid donde comprarlo

Temas
Inicio