Patatas a la importancia o cómo una receta de guarnición puede salvar cualquier plato de carne o pescado

Patatas a la importancia o cómo una receta de guarnición puede salvar cualquier plato de carne o pescado
Sin comentarios

Seas o no amante de la cocina, en ocasiones hay que ponerse tras los fogones. Aunque lo de sacar al Masterchef que hay en el interior a veces no es fácil, esta receta es tan fácil de hacer y el resultado es tan maravilloso, que el querer probarla desde casa va a convertirse en toda una tentación. Las patatas a la importancia se han convertido en la guarnición perfecta para todo tipo de platos -sin importar si se trata de carne o pescado-, elevando el resultado final y enamorando a todos los comensales.

Se trata de un clásico que jamás falla, siendo una de las recetas favoritas en las elaboraciones que se enseñan en las escuelas de hostelería. Fácil de preparar, con ella uno aprende varias técnicas a la vez -el rebozado, la fritura y la cocción-. Procedente de la región de Alto Campoo en Palencia, hoy en día se prepara en todo el norte peninsular, y aunque pueden convertirse en el plato principal de muchas comidas, son muchos los que prefieren hacer de ellas la mejor guarnición de la carne y/o el pescado.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Patatas 800
  • Huevos 2
  • cebolla 100
  • Diente de ajo 2
  • Aceite de oliva virgen extra 45 ml
  • vino blanco 125 ml
  • Azafrán 0.5 g
  • Perejil
  • Sal al gusto

Cómo hacer Patatas a la importancia

Dificultad: Media
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 45 m

De preparación sencilla y fácil, primero empezaremos por pelar, lavar y cortar las patatas en rodajas de un centímetro de grosor (aproximadamente) para después sazonarlas. Acto seguido pondremos harina en un plato y batiremos los dos huevos en otro. Pasaremos las patatas ya cortadas por la harina y después por el huevo. Las freiremos en abundante aceite caliente y las reservaremos a parte con cuidado de no estropear el rebozado.

Haremos un majado con el ajo, el perejil, el azafrán y la sal. En una cazuela calentaremos tres cucharadas de aceite y rehogaremos la cebolla -previamente pelada y picada-, hasta que empiece a dorarse. Agregaremos una cucharada de harina y le vamos a dar unas vueltas rápidas para añadir el majado (todo esto sin dejar de remover). Acto seguido añadiremos el vino dejando que cueza dos minutos para que se evapore el alcohol, y verteremos finalmente el caldo y el azafrán.

Con delicadeza pasaremos las patatas a la cazuela del sofrito y en cuanto empiece a hervir rectificaremos la sazón y coceremos a fuego suave durante 30 minutos -moviendo con cuidado de vez en cuando-. Pincharemos las patatas para probar que hayan quedado tiernas, y es ahí cuando será el momento de apartarlas del fuego y servirlas.

Receta Patatas Importancia Guarnicion Preparacion

De bien seguro que el resultado va a deleitar a los comensales.

Fotos | Directo al paladar

Temas
Inicio