Compartir
Publicidad

Esta librería ha conseguido visualizar la brecha de género en literatura con una preciosa metáfora visual

Esta librería ha conseguido visualizar la brecha de género en literatura con una preciosa metáfora visual
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cómo darías más visibilidad a todas las escritoras que han sido ignoradas o despreciadas a lo largo de la historia? ¿A las que lo han tenido más difícil para destacar en un mundo dominado por los hombres? Muy fácil: dándole la vuelta a los libros escritos por escritores masculinos en los estantes, de manera que sólo puedas leer los lomos de las obras escritas por mujeres.

Una impactante metáfora visual que puso en marcha el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la librería Loganberry Books en Shaker Heights, en Ohio.

Harriett Logan, la propietaria de librería, estaba buscando algo especial que hacer el Día de la Mujer Trabajadora y también dentro del mes de Historia de las mujeres en su librería. Harta de caer todos los años en los mismos tópicos, no daba con ninguna idea que le pareciera lo suficientemente provocativa como para triunfar en las redes sociales: "sólo leer las grandes obras de la literatura no parecía suficientemente participativo y esta actividad no requiere nada de nada".

Al final la idea final era tan evidente como sencilla. Y también sorprendente. Harriett decidió sumergir en el anonimato a todas las obras escritas por hombres de una manera muy visual: dándole la vuelta al lomo y ocultándolo a la vista, sumergiéndolos en la invisibilidad de la misma manera que lo han sufrido las mujeres durante siglos. La noche del 7 al 8 de marzo los dependientes de la librería dieron la vuelta a 10.000 libros de ficción y poesía escrito por autores. Tardaron dos horas en hacerlo.

De esta manera queda muy clara la brecha de género que existe entre hombres y mujeres.

Loganberry Books Content Hed 2017 840x460

Para hacer este trabajo, los empleados de la librería además han tenido que hacer una gran labor de investigación, pues muchas mujeres tuvieron que escribir ocultas bajo un seudónimo masculino. Mujeres como Mary Anne Evans que escribía bajo el seudónimo de George Elliot o Amandine Aurore Lucile Dupin, que firmaba como George Sand...

Loganberry Books Detail 1 926x660

Fotos| Loganberry Books

En Trendencias|No te durarán un suspiro: 14 libros pasa-páginas que no serás capaz de dejar de leer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos