Publicidad

Dolor, sí. Daño físico, no. Tras la segunda y tercera lectura sigue adelante en Rusia el proyecto de despenalizar la violencia doméstica
Feminismo

Dolor, sí. Daño físico, no. Tras la segunda y tercera lectura sigue adelante en Rusia el proyecto de despenalizar la violencia doméstica

Publicidad

Publicidad

Hace unos días os contamos que una controvertida ley había pasado su primera lectura en el Parlamento Ruso con una mayoría de votos. Se trataba de un paso adelante para un proyecto de ley que pretende convertir la violencia doméstica y de género en una mera falta administrativa.

Y este mismo viernes, en tercera y última lectura, se aprobó definitivamente el proyecto de ley que despenaliza la violencia doméstica con un condicionante: siempre que no cause daños físicos en la víctima y no se repita. Es sí: si hay moratones, arañazos o dolor no será considerado delito.

Una vez. Sólo una vez. Pero si el agresor vuelve a golpear al mismo familiar podrá ser procesado, siempre que el agredido pueda demostrar los hechos y no se encuentre dentro de los tres condicionantes que propone el gobierno: una paliza al año. Sin consecuencias de gravedad. Certificado por un médico.

Esta enmienda ha sido aprobada por la cámara baja del parlamento ruso por 360 votos contra tres, pero para entrar en vigor antes debería ser aprobada por el Senado ruso y el Presidente Vladimir Putin.

Esta enmienda en el Código Penal del país determina que estas agresiones dentro del ambiente familiar no entren en la lista de delitos. Es decir, si solo causan dolor, pero no dolencias ni daños corporales no se considerarán como sanciones penales sin de carácter administrativo, algo que en esos casos se suele resolver con una multa: en este caso de 500 euros o prisión hasta 15 días. Sólo los que reincidan en la violencia o causen daños corporales serán juzgados por un delito criminal.

Según explica la abogada experta en violencia de género Marí Davtián: “las víctimas deberán reunir ellas mismas todas las pruebas de la paliza y acudir a todas las vistas en los tribunales para probarlo. Es absurdo que no se actúe de oficio. El agredido debe investigar su propio caso”.

Según encuestas internas, hasta un 60 % de los rusos respaldan que exista una reducción del castigo para conflictos calificados como menores en el ámbito familiar. Pero la triste realidad es que más de 36.000 mujeres son golpeadas por sus parejas en el país según un estudio realizado por Amnistía Internacional.

maltrato rusia

Fotos| Unsplash.com

En Trendencias|Todo lo que hay detrás de la frase 'la corro a bofetadas' aunque se diga 'de broma'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios