Publicidad

El baggy pant: ¿de la calle a la pasarela o de la pasarela a la calle?

El baggy pant: ¿de la calle a la pasarela o de la pasarela a la calle?
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Y es que hay modas que no calan. Por eso no me canso de repetir que en realidad, no son modas, sino tendencias frustradas. Los calcetines por encima de la rodilla con bota, calaron hondo el invierno pasado, y vuelven, no pasó lo mismo con los calcetines cortos con sandalia, por mucho que en los desfiles de Burberry Prorsum, el efecto, sea maravilloso.

El baggy pant no es cosa de ahora, como tantas otras que nos parecen nuevas pero que no hacen más que reciclarse y volver, porque no nos engañemos, está todo inventado. Los pantalones Harén tiene en realidad su origen en la Mafia, se gestaron en los años 30 en el Nueva York de gangsters y clubs, aunque por aquel entonces se llamaban drapes, y se referían al pantalón ancho, de cintura alta, acampanado o abombachado. Marlene Dietrich, los llevaba como nadie.

En los ochenta la tendencia se recuperó y se convirtió en la prenda fetiche de las estrellas del rap y del rock como Durán Durán, y dos décadas después vuelven con toda su fuerza, con su toque masculino y sus aires arabescos, e incluso ecuestres, a conquistar el armario eminentemente femenino, aunque algunos hombres, se atreven también con él.

Balmain baggy.jpg

Stefano Pilati ha hecho de ellos su prenda estrella para la estación que entra Yves Saint Laurent (recordad a Naomi Campbell con una de esas creaciones en la entrega de Premios de la Moda de Estados Unidos) y el efecto ha sido dominó, los hemos visto en todas las pasarelas internacionales, para este invierno y para el próximo verano, elaborados en punto, en seda, en piel, en versión jean y hasta con paillettes, aunque parece que la calle se decanta de momento por una versión más sport que todo eso. Y es que la calle, adapta a su manerlo que dictan los cánones.

¿ Y porqué los diseñadores se han animado a recuperarlo masivamente? Porque en la calle, estaba funcionando. ¿Qué fué antes, el huevo, o la gallina? Y es que ese es el eterno dilema, aunque la respuesta es bien fácil: es una vía de doble sentido.

UNGARO BAGGY.jpg

Los baggy pants no han dejado nunca de llevarse, en mayor o menor medida, pero basta que unos cuántos coolhunters detecten el estilo en varios puntos del planeta y que Katie Holmes se anime a salir con ellos a la calle para que salten todas las alarmas.

Sarah Jessica Parker, Rachel Bilson, Heidi Klum etc.., daban el empujoncito final, que parece mentira, pero las celebrities, la mayoría de veces, tienen la clave y son el enlace perfecto entre pasarela y mundo real.

Vuitton baggy.jpg

Diseñadores como Marc Jacobs, Balmain, Givenchy, Etro, John Galliano, Ungaro (ha hecho unas versiones preciosas, adornadas con fajines, como la que vemos un poco más arriba) o Sophia Kososalaki, conscientes de su tirón popular, los han ido incorporando en sus colecciones. Y es que esto es un pez que se muerde la cola: la calle se pone lo que ve en la pasarela pero lo diseñadores hacen lo que ven en la calle.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir