Compartir
Publicidad

Teresa Helbig abre la pasarela 080 Fashion Barcelona

Teresa Helbig abre la pasarela 080 Fashion Barcelona
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pabellón 8 del recinto ferial de MontjuÏc. 20 h 30. Cola para invitados, vía libre en el paseíllo de prensa. Trendencias se sitúa en segunda fila, justo al lado de las estiradas jovencitas que filman un reportaje para Fashion tv, todas del este, todas delgadísimas, todas estupendas. Eso sí, la educación, se la dejaron en su tierra.

Se apagan las luces, suena la música, y empieza el desfile. El nombre de la colección "Punky Dolls", lo dice todo: romanticismo versus rebeldía o punk ochentero con grandes dosis de delicadeza; vestidos vaporosos con mucho movimiento y faldas con can en tafetán; corsés, vestidos de croché, gasas, volantes y rasos de seda; tules, algodón, tachuelas, mitones y cadenas engarzadas con sutiles cristales, todo en tonos eminentemente empolvaods y glacé; blancos, beiges, grises, y rosas.

Las modelos, con tupé y melena recogida en una coleta baja y encrespada; con maquillaje nude miden su actitud, todas menos ella, Irina Lazareanu, la más bajita, la menos rubia, pero las más genuinamente descarada y absolutamente cañera; genial Irina, me declaro desde hoy mismo su fan más confesa,

Marta Español o una finísima Bárbara García, completan el casting de maniquíes que han roto con su sola presencia a modo de bailarinas de ballet transgresoras la inexistente puesta en escena; los vestidos y faldas, porque no ha habido ni rastro de un solo pantalón, todos cortos; a pesar de la pésima calidad y cantidad de fotos, todos los looks eran de presencia impecable; se nota el toque minucioso y artesanal de la diseñadora catalana; el contraste entre tejidos fluidos y toques metálicos resulta cálido y deseable, exquisito, y muy elegante.

Teresa Helbig, que empezó como escaparatista, dio el salto a la pasarela en la misma ciudad Condal pasando por París, y tiene mucho éxito en Asia, y que por cierto viste a Penélope Cruz o Scarlett Johansson (todavía no sabe a cuál de las dos) en Vicky Cristina Barcelona, ha hilvanado una colección coherente, sin desfases, no excesivamente reaccionaria pero sí congruente, femenina, deseable, personal y seductora.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio