Publicidad

Quiero mantener mi piel a salvo del sol

Quiero mantener mi piel a salvo del sol
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Puede parecer raro pero miles de personas se apuntan cada día a tener la piel lo más blanca posible, renuncian al moreno de revista y para nada usan bronceadores ni nada parecido, ¿moda o precaución?. Pues sinceramente yo pienso que pueden ser las dos cosas que se pueden dar por separado o las dos unidas. Hoy vamos a hablar de cómo cuidar la piel blanca para mantenerla así incluso en verano.

La primera regla, la cual jamás debes saltártela, es protegerla del sol. Y no me refiero cuándo estés bajo el sol directo, me refiero cuidársela antes de salir de casa y mantener esta protección durante todas las horas en las que estés en el exterior. Así será la única manera de tenerla bien protegida.

blanca.jpg

El sol y los radicales libres alteran la síntesis de la melanina produciendo desórdenes en la pigmentación de la piel y pueden aparecer las primeras manchas cutáneas. Si te cuidas con cremas de protección e incluso con los maquillajes estarás a salvo de que te salgan y podrás mantener tu piel impoluta durante casi toda su vida.

Actualmente se encuentran fácilmente en el mercado cremas hidratantes de día con protección SPF15, bases de maquillajes fluidas SPF30 e incluso yo, estando embarazada y con peligro de mancha en la frente, usé un maquillaje SPF50. Los dos productos se pueden usar a la vez y consigues poner una barrera muy buena para luchar contra el sol.

Si por cualquier circunstancia ya tienes alguna mancha puedes usar dos vías cosméticas para intentar eliminarlas. Las cremas con inhibidores de la melanina actúan directamente en la mancha y afinan el color de los melanocitos, pero lo que realmente consiguen es rebajar la tirosinasa que el la culpable de que se oscurezcan tanto. También hay cremas despigmentantes o blanqueadoras pero su ayuda es más superficial.

blanca2.jpg

La piel cuánto más cuidada y límpia esté más fina y luminosa podrás lucirla. Un buen peeling aumenta considerablemente la luminosidad de la piel y consigue mantener los poros bajo control. Los productos que se venden para afinar los poros trabajan con activos microsuavizantes que trabajan las células una a una y minimizan los poros para mantenerlos cerrados y límpios. Por eso, también, la importancia de limpiarse la cara diariamente aunque no te hayas maquillado.

Para conseguir con el maquillaje rebajar el color de tu piel tienes que tener en cuenta que cómo mucho podrás hacerlo un tono por debajo del tuyo. Si es fluído y con un toque de iluminador conseguirás tener la piel un poco más blanca sin parecer que la tienes enferma o demasiada blanca artificial.

Las imperfeciones de la piel se pueden disimular con correctores para unificar el tono de la piel, pero recuerda que el corrector específico de manchas debe ser del tono de la misma, ni muy claro ni muy oscuro para disimularla al máximo.

La iluminación será el broche de oro para un cutis de porcelana, puedes conseguirlo con un toque de nácar o apostar por una base de extractos de perlas. Lo importante es darse la cantidad adecuada para no tener exceso de peso en la cara y mantener la frescura durante todo el día.

Seguramente tengas algo que añadir en este post, ¿te animas a decirnos tus trucos para mantener la piel blanca?.

Imágenes | vk-red, LemonFire, Charming Potion
En Arrebatadora | Maquillar una piel blanca no es tan difícil, Manchas oscuras en la piel: la pantalla-toalla, Con manchas, cuidado con las cápsulas activadoras del bronceado

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir