Compartir
Publicidad

Pestañas más curvadas, ¿sabes usar el rizador?

Pestañas más curvadas, ¿sabes usar el rizador?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si estás cansada de comprar máscaras que prometen el rizado perfecto para tus pestañas y no te acaban de convencer quizás lo que necesites, previo a ese paso, sea rizártelas tú misma antes de darlas color y forma. ¿Cómo?, pues usando un rizador de pestañas, ese gran desconocido que muchas le siguen temiendo o le tienen de adorno en su neceser.

Uno de los primeros errores que se comenten con este gadget de belleza es usarlo después de habernos dado la máscara, nunca hay que usarlo de esta manera ya que podemos provocar el rompimiento del pelo que estará seco y duro por el cosmético aplicado. Las pestañas deben de estar completamente límpias para conseguir curvarlas sin dañarlas.

pestanas1.jpg

Si no tenemos mucha maña hay que ir probando el rizador poco a poco, poniendo especial cuidado en no pellizcarte el párpado. Rizarnos las pestañas tomará su tiempo y las prisas no son buenas a la hora de ir dándolas forma, un buen espejo te será de gran ayuda y si es de aumento mucho mejor.

Si notas que tu pulso te puede jugar una mala pasada intenta apoyar el codo en alguna superficie horizontal para que te sirva de centro de apoyo, a continuación vas cerrando el rizador con las puntas de las pestañas dentro hasta que compruebes que solo has presionado las pestañas y a la altura justa que tú quieres que se curven.

Deberás de apretar el rizador de pestañas con firmeza y aguantar unos segundos, la sensación que crea es bastante molesta, al menos para mi, pero te acabas acostumbrando a ella. Cuando retires despacio el rizador notas al instante cómo las pestañas se han curvado hacia arriba, si las comparas con las otras verás que el cambio es abismal. Si las quieres más curvadas repite si es necesario hasta conseguir dejarlas a tu gusto.

pestanas.jpg

Los rizadores tienen unas almohadillas blanditas de caucho o de silicona, en la gran mayoría de los casos, en cada lado. De esta manera se evita que se corten las pestañas pero siempre hay que tener en cuenta, esto es muy importante, que tienen que estar perfectas para poder usarlas, que estén blanditas y límpias. Si las notas duras es mejor cambiarlas, para los rizadores de alta gama hay recambios, si no es tú caso deberás comprarte uno nuevo para no complicarte ni dañar tus pestañas.

Un truco que no falla, para conseguir resultados al momento, es calentar con el secador de pelo el rizador, con unos segundos bastará. Ten en cuenta que no hay que calentar en exceso las almohadillas, si no bastará con templarlas y que alcancen sólo un poco más de temperatura. De esta manera, similar a lo que conseguimos con el cabello, se marcará más la onda.

pestanas3.jpg

Pero para muchas de vosotras ese truco ya habrá quedado obsoleto ya que desde hace un tiempo ya hay disponibles en el mercado rizadores térmicos. Grandes marcas apuestan cada día más por los gadgets de belleza, Panasonic tiene uno ya en el mercado, Modelco tiene el Lash Wand que actua similar a una plancha de pelo, Heated Curler for Lasher es de Ardell y Sephora también dispone del suyo propio. ¿Nos cuentas si los conoces y si te dan buenos resultados?

Imágenes | Mon Labiaga Ferrer, Francisco Javier Argel, me and the sysop
En Trendencias Belleza | No abuses del rizador de pestañas, pásate a la permanente de pestañas,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio