Publicidad

La historia de Tampax

La historia de Tampax
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad


Voy a comenzar con un dato, en 2009 se vendieron en España 388.810.010 tampones Tampax, casi 740 tampones por minuto. ¿Muchos, no? Dicen que junto con la bombilla, la televisión, el ordenador, el automóvil y el avión, el tampón entra en esta lista. Es uno de los inventos del siglo XX, y no puedo estar más de acuerdo.

Siempre que pienso en la evolución de la historia imagino el momento en que las mujeres, todas, estaban con la regla. Sobre todo esos días donde sólo apetece hacerse un cuatro en el sofá y odiar al mundo. Cleopatra ya usaba tampones, una versión diferente a los nuestros pero sí con el mismo fin.

Fue en 1929 cuando la primera patente de tampones se hizo efectiva. ¿Vemos un poco de su historia?

El primer tampón moderno, tal y como lo usamos hoy en día, es de 1929, lo patentó la firma Tampax. En España no llegó tan rápido, hasta mediados de los ’50 no formó parte de la vida de las mujeres.

En Egipto, hace miles de años, las mujeres de clase alta utilizaban la versión del papiro enrollado como protección. Fue una queja de su esposa lo que hizo que el doctor Earle C. Haas creara algo para esos días. Y dos años, después, en 1931, la patente estaba ya en marcha.

Si os dáis cuenta de las fechas, el crack del ’29, la falta de trabajo, las consecuencias de la Primera Guerra Mundial... la mujer comienza a incorporarse al trabajo y necesita un elemento que le haga esa transición más cómoda. Y ahí entran los tampones.

En 1936 los tampones comenzaron a salir en la prensa estadounidense. Tardó, porque se consideraba tabú. En 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, las fábricas de Tampax fabricaban tampones y vendas de algodón a la vez.

Esta es una imagen de una campaña de Tampax en España, en 1975. Nacía el tampón básico con aplicador de cartón.

En 1993 llegó Tampax Compak, perfecto para el bolso y lugares más pequeños. Con la punta más redondeada.

En 2006, Tampax Compack Fresh, con un ligero aroma… En 2007, el tampón con falda, para mayor protección y con una malla que recubre el núcleo absorbente.

Y en el 2010, Tampax Pearl. Sorprendida estoy de la evolución de algo aparentemente tan pequeño. Esta última evolución, el aplicador va en una única pieza e incorpora un añadido de protección, la trenza. Además, el exterior es por fin resistente para que no se rompa al fondo de la mochila o el bolso, o no os ha pasado a vosotras lo de rebuscar y ver dos partes…

Es verdad que el exterior del nuevo tampón es más resistente, pero me sigo quedando con los Compak, ¡tan pequeños! Por cierto, si alguna vez habéis abierto un tampón, los de antes se abren en cuadrado, pero nuestro interior no es cuadrado, tiene forma de V. Pues este nuevo Tampax también ha cambiado de forma, al abrirlo, es una V de algodón.

Más Información | Tampax
En Arrebatadora | ¿Eres de tampón o compresa?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir