Publicidad

En el 2011 di adiós a la celulitis (I)

En el 2011 di adiós a la celulitis (I)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya vamos dejando atrás ese run-run de pensar en la celulitis sólo en la operación bikini, la mejor manera de afrontarla y eliminarla o al menos que no vaya a más es cuidarse todo el año. No hay nada más socorrido que empezar el año con buen pie y si nos proponemos algo con ilusión seguro que nos da más fuerzas, ¿te apuntas?

No todas las mujeres tenemos la misma celulitis y no todas la sabemos localizar cuando empieza a estar pero apenas se la ve, además da igual si eres delgada o estás más gordita, ella se va creando así despacito para pillarnos por sorpresa.

piernas2.jpg

La celulitis inicial es aquella donde la piel empieza a perder elasticidad y sin embargo la seguimos teniendo dura, cuando mejor se aprecia o se empieza a ver es pellizcándonos o viéndonos en fotos con las piernas desnudas y cruzadas. Este tipo de celulitis es la más fácil de eliminar y mantenerla bajo control. Si dejamos que se acumule la podremos mejorar pero nunca eliminar.

Una vez acumulada ya es fácil de ver a simple vista, además los golpes en las zonas celulíticas duelen bastante por no hablar de un pellizco, es un dolor que se acelera a medida de que se deja de apretar con los dedos y te deja una sensación rara, sobre todo en las piernas. La piel ya no está tan dura y se forman los primeros hoyuelos llamados popularmente “piel de naranja”, esta fase necesita cuidados muy especiales y específicos a los cuales muchas no podemos llegar, cuestión de economía ¿verdad?

piernas3.jpg

Lo primero que vamos a hacer es localizar a nuestros enemigos para sitiarlos y acorralarlos, muchos de ellos habría que eliminarlos por completo, recuerda que aquí no hay término medio si queremos resultados, ¡chicas mano dura!

  • Tabaco. Y no solo es por lo incómodo que deber ser ahora fumar en la calle si no por que los cigarrillos son nefastos para nuestras venas y eso a la larga se nota en nuestra circulación.
  • Aguas calientes. No me refiero a tomar calditos y consomés si no a abusar de bañarse sumergida en agua muy caliente o ducharse sin altenar en las piernas agua caliente con agua un poco más templada, justo donde nosotras pongamos el límite del frio que podemos aguantar. Ese acto reactiva la circulación y evita que nuestras venas se dilaten en exceso.

piernas1.jpg

  • Ir de estrecha y encima alta. No os asusteis esta frase tiene su razón, si nos ponemos siempre ropa muy ajustada y vamos siempre subiditas en altos tacones el retorno venoso no se hace como debiera ser y las venas empiezan a sufrir expandiendose la sangre por otros pequeños capilares y apareciendo también la temida cuperosis.
  • Renunciar al deporte. Tampoco es cuestión de hacerse deportista de élite si no de llevar una rutina que nos ayude a mejorar nuestra circulación, con dar un paseo diario de entre 20 o 30 minutos a paso rápido será suficiente.

Esto es sólo un ejemplo de cosas que debemos cambiar en nuestra vida, siendo constantes conseguiremos muchos mejores resultados y ahí si que hacen entrada con fuerza los tratamientos para ayudar a conseguirlos antes y mejor, pero este tema te lo contaré más adelante.

De estos cuatro puntos y por preferencia ¿con cuales te animarias antes a erradicar de tu vida?

Imágenes | Esmeralda B, Helechos, nela.conde, corazón de latex
En Arrebatadora | En el 2011 di adiós a la celulitis (II),Mesoterapia contra la celulitis, ¿darías el paso?, ¿Qué es peor: un culo fláccido o un culo con celulitis?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios