Publicidad

Cutículas bajo control y sin dolor

Cutículas bajo control y sin dolor
Sin comentarios

Publicidad

El pegarte un golpe en un dedo es doloroso, bastante intenso e incluso a veces te puede faltar hasta el aire. Sin embargo para mí el dolor más doloroso es, sin duda, cuando las cutículas se levantan o se rompen y aparecen los denominados popularmente como padrastros. El dedo te duele durante horas y se acentúa más cuando el pellejito se engancha en cualquier parte.

Lo más importante es intentar no quirtarlas cada vez que nos hacemos la manicura. La función de la cutícula es proteger la base de la uña, lo más de debemos hacer es intentar empujarla hacia arriba intentanto no romper la línea de la piel. Así evitaremos que se parta por varias partes.

Si las frotas con aceite de almendras o crema para las manos, dejas que repose bien en la piel, conseguirás ablandarlas y poder empujarlas con facilidad. Es cuestión de hacerlo a menudo, si te acostumbras, por ejemplo cuando ves la tele, conseguirás que a la larga no te salgan padrastros dolorosos.

Imagen | epak En Arrebatadora | Cuidar las cutículas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios