Publicidad

CK One, el aroma de verano que se quedará conmigo en otoño

CK One, el aroma de verano que se quedará conmigo en otoño
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Oficialmente ya es otoño. Ya hemos empezado a abrigarnos, a cambiar de colores no sólo en el vestir sino también en el maquillaje. Ahora, también es el momento de modificar nuestros perfumes por otros más intensos. O quizá no.

Mi descubrimiento de este verano en cuestión de fragancias fue CK One, la original, no su versión Summer. Es un perfume con unos cuantos años de vida. Fue creado en 1994 para la línea juvenil de la marca, como un aroma unisex. Yo siempre la había podido oler en chicos, hasta que este verano me la regalaron.

La verdad es que me sorprendió muy gratamente su aroma en mí misma. Si bien soy una amante de los perfumes melosos, azucarados e intensos, CK One me ha robado el corazón, o mejor dicho, la pituitaria. Y he decidido que este aroma fresco no me acompañará sólo en verano, me la quedo también con el cambio de estación.

Frescor y sensualidad

Hasta el momento, la única colonia unisex que había probado era Agua de Loewe, un aroma que también me encanta. Entre esta y CK One hay bastantes similitudes, pero ésta última es más juvenil.

Ck One huele a cítricos, a frutas y a flores, todo en su justa medida. Es una colonia muy refrescante pero que, a medida que pasan las horas, y la fragancia se funde con tu piel, te deja un aroma muy cálido y sensual. Y es esa característica la que más me gusta de todas.

Jazmín, papaya, piña, mandarina, cedro, sándalo y limón, son sus notas olfativas. A priori, destaca mucho el aroma a limón, que te hace sentir fresco/a y chispeante. Luego deja paso al sándalo, una nota más masculina, pero que en una mujer da ese toque sensual y cálido que me encanta.

Si en verano la he utilizado prácticamente en cualquier ocasión, ya fuera durante el día o para ocasiones especiales durante la noche, creo que a partir de otoño sólo la usaré de día, para ir a trabajar o para looks informales.

Para la noche, volveré a mis perfumes fetiches como Magnetism o Poême, que he dejado un poquito aparcados durante el periodo estival, por ser muy potentes.

Minimalismo perfecto

El packaging, como todos los de Calvin Klein, me gusta mucho por la sencillez de formas y el minimalismo en colores y detalles. Pero, precisamente hay un detalle que me encanta, y es la posibilidad de utilizar el perfume directamente del frasco o ponerle el vaporizador. Tienes las dos opciones por el mismo precio, cosa que me parece estupenda y pasas de una a otra simplemente dando unas vueltas de rosca.

El precio ronda los 50 euros para el tamaño de 100 ml. Cunde bastante, según mi parecer, sobre todo si la utilizas con el vaporizador. Hay personas que me han comentado que les gusta mucho pero que su aroma es demasiado volátil. Yo creo que lo que ocurre es que quizá se transforma muy rápido ese frescor en un aroma más sensual. Aunque ya sabemos que hay muchos factores que inciden en ese permanencia del perfume en la piel.

En definitivas cuentas, es un aroma fantástico, que va camino de hacerse mítico, y que a mí, personalmente, me gusta más en una mujer que en un hombre.

En Arrebatadora | CkOne se reinventa, Perfumes veraniegos para ellas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios