Compartir
Publicidad
21 manicuras sencillas para lucir en San Valentín que puedes hacerte tú misma en casa
Belleza

21 manicuras sencillas para lucir en San Valentín que puedes hacerte tú misma en casa

Publicidad
Publicidad

No importa si eres de las que adora San Valentín o de las que pasa por completo de esta fecha romántica. El 14 de febrero es una oportunidad ideal para lucir una manicura en rosa o rojo que nos haga olvidar los días de frío. Y que añada una pincelada de color a tus looks más monocromáticos de invierno. Porque estas ideas para pintarte las uñas este día son tan fáciles que podrás hacerlas en casa, sin invertir ni un euro en romanticismo y totalmente DIY. ¿Te apuntas?

El eterno rojo con un twist

Si todos los días son buenos para lucir uñas rojas, en San Valentín son la estrella. Es el color del amor y las más románticas no pueden resistirse a lucirlo. Tanto en sus looks del 14 de febrero como en su manicura. Si quieres romper con el clásico rojo te damos algunas ideas fáciles: un corazón blanco en la punta, pinceladas de purpurina, un toque metalizado o cada uña en un rojo distinto de más oscuro a menos son perfectas para hacerlas en casa.

El millennial pink de tendencia

El rosa pastel es la absoluta obsesión de la temporada. Razones no nos faltan para que nos conquiste, porque es delicado, femenino y tiene muchas posibilidades. Sí, incluso haciendo la manicura en casa de forma DIY. Puedes añadirle purpurina cuando se seque el esmalte o incluso utilizar un palillo para dibujar lunares o líneas sobre las uñas para romper con la opción básica.

Jugando con el espacio negativo

En las últimas temporadas han ido y venido cientos de tendencias. Y algunas se han ganado un rincón especial en nuestros corazones amantes del beauty. Una de ellas es la de jugar con el espacio negativo, en la que las zonas sin maquillar son tan importantes y sorprendentes como las zonas maquilladas. ¡O incluso más! Parecen complicadas para probarlas haciéndolas nosotras mismas, pero con el truco del celo todo es posible.

La manicura francesa se moderniza

La manicura francesa es un clásico que nunca falla. Pero San Valentín es una ocasión ideal para darle un toque diferente con mucho color. Cambiar las puntas de blanco por otras en rojo, en glitter o en rosa puede ser muy efectivo, fácil de hacer en casa y conseguir así unas uñas más especiales y románticas.

Las uñas más románticas tienen corazones

Por supuesto, no hay 14 de febrero sin corazones y manicuras enamoradísimas. Al menos, si eres fanática de este día tan romántico. Olvídate de las complicadas uñas que ves en Instagram, ¡imposible plantearlas en un DIY casero! Pero un detallito realizado con palillos como el de los lunares o rellenando solo las puntas de las uñas son igual de efectivos.

Fotos | @mixedgemsbeauty.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio