Compartir
Publicidad
11 propósitos fitness fáciles de cumplir para este curso
Belleza

11 propósitos fitness fáciles de cumplir para este curso

Publicidad
Publicidad

¡Adiós a las vacaciones! Termina el mes de agosto y, quien más y quién menos, todos volvemos a nuestra rutina de trabajo o estudios que mantenemos el resto del año. Septiembre es un mes estupendo para establecer nuevos propósitos, y muchos lo consideran como el verdadero comienzo del año: estamos aquí para echaros una mano y que esos buenos propósitos lleguen a buen puerto.

No hablamos hoy de grandes metas como perder 20 kilos o correr una maratón, sino de pequeños gestos que podemos realizar día a día y que podemos ir implementando a lo largo del año. Estos son los pequeños propósitos fitness que sí vas a cumplir y con los que hay que empezar desde hoy mismo.

Incluir una fruta en cada comida del día

Aumentar nuestro consumo de frutas y verduras es una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestra salud, pues nos aportan vitaminas, antioxidantes y agua. Lo mejor es que es muy sencillo, ya que podemos hacerlo de muchas maneras: trocear una manzana e incluirla en nuestra ensalada, tomar una pieza entera de fruta como postre, elaborar sabrosos smoothies, degustarla en trocitos y mezclada con yogur natural en el desayuno...

Apuesta por la fruta de temporada, que nos trae un montón de opciones nuevas cada mes, y realiza diferentes combinaciones en tus platos. Encontrarás nuevos sabores que seguro que te sorprenderán mientras cuidas tu alimentación y tu cuerpo.

Probar un ingrediente nuevo al mes

¿Te da la impresión de que comes siempre lo mismo? La base para que una alimentación saludable es que sea sostenible en el tiempo, y esto es complicado si comes siempre lo mismo. ¿Todavía no te has dado cuenta de la gran oferta de alimentos que podemos encontrar en los mercados?

No hace falta irnos a alimentos exóticos (y poco sostenibles en la mayoría de los casos) para darle una vuelta de tuerca a nuestros platos. Quizás no incluyes alimentos de proximidad como pueden ser las legumbres o algunos cereales o pseudocereales (hay quinoa que se cultiva en España). ¿Has probado a incluir especias en tus platos para descubrir nuevos sabores? Escoge un alimento nuevo al mes y descubre nuevas recetas y sabores.

Probar una nueva clase en el gimnasio

¿Eres de las que en el gimnasio solo hace spinning y ni siquiera sabes cuáles son las otras calses que hay? Te animamos a que este curso pruebes alguna clase nueva: algo que te ayudará a salir de la rutina, a conocer a nuevos compañeros y a sentirte más motivada para continuar con el entrenamiento.

Pilates, Yoga, disciplinas más novedosas como el HIIT u otras que no pasan de moda como el step. Seguro que en tu gimnasio tienen una amplia oferta entre la que elegir. Tómatelo como un reto y quizás descubras una nueva afición.

Levantarte 5 minutos antes y saludar al sol

Seguro que con la llegada del nuevo curso muchos hemos pensado: "ya está: a partir del lunes me levanto una hora antes y salgo a correr". El problema es que levantarte de repente una hora antes (y generalmente dormir una hora menos, porque no nos acostamos más temprano) suele convertirse en un gran fail. A mí me ha pasado hoy, sin ir más lejos.

Pero, ¿y si en lugar de una hora decides levantarte solo cinco minutos antes para comenzar bien el día? Cinco minutos es lo único que necesitas para realizar una secuencia de Yoga como el saludo al sol: te llenará de energía, desentumecerás tus músculos después de una noche de sueño y ¡no cuesta nada! ¿Te animas a probar?

Subir las escaleras al menos hasta el segundo piso

Subir las escaleras en lugar de usar el ascensor es el típico tip que aparece en todas las listas en las que nos dan sugerencias para ser más activos. Y la excusa perfecta para no hacerlo es la de que vas a un piso más arriba del segundo, y que te da pereza.

Buenas noticias: no tienes por qué subir todos los pisos a pie. Si crees que no puedes subir andando hasta el cuarto piso en el que está tu oficina, hazlo solo hasta el segundo y coge el ascensor desde allí. Subir dos pisos es muy asequible para todos, incluso para las personas sedentarias, y no te dará tanta pereza hacerlo. ¡Dos pisos pueden marcar la diferencia!

Ponerte al día con las amigas caminando

Quedar para tomar un café o un cerveza y ponerte al día con tus amigas para hablar de las vacaciones o del último viaje que has hecho es tentador. Pero si quieres ser más activa durante este curso, ¿por qué no quedar para pasear o caminar? Vamos a hablar igual, y además nos mantendremos en movimiento.

Los meses de otoño y primavera son ideales para implementar este nuevo hábito, cuando la temperatura es ideal para pasear por los parques, jardines o calles de la ciudad. Si alguna de vosotras tenéis perrete, quedar para salir a pasear con él es la excusa perfecta para charlar, movernos y disfrutar de un buen paseo.

Aprender un nuevo baile

Porque para mantenerte activo no tienes por qué limitarte a hacer deporte: cualquier tipo de actividad física puede ayudarte a salir de un estilo de vida sedentario, y si es de forma divertida, ¡mucho mejor!

Actualmente el swing, del que hablaremos de forma extensa en un artículo, y los estilos de baile ligados a esta música como el Lindy-hop o el Balboa, están muy de moda en las grandes ciudades, donde podemos encontrar diferentes escuelas y muchos eventos en los que bailar casi cada día del año. Otros estilos que nunca pasan de moda son el tango o los bailes latinos como la bachata o el merengue.

Sumarte al "lunes sin carne"

Si llevas tiempo pensando en pasarte al vegetarianismo pero no acabadas de dar ese paso, puedes comenzar por sumarte a los "lunes sin carne" o "meatless monday": una iniciativa que propone no consumir productos cárnicos durante este día de la semana.

Es una manera de introducir otro tipo de alimentos (verduras, hortalizas, legumbres) en tu alimentación, de concienciarnos de las consecuencias del excesivo consumo de carne para el planeta y de mantener una alimentación saludable para comenzar la semana. Aquí puedes encontrar algunas recetas que te serán de ayuda.

Menos productos, más alimentos

Un cambio aparentemente sencillo y que nos traerá muchísimas repercusiones positivas para nuestra salud es el de comer menos productos procesados y más alimentos que no contienen etiqueta. De este modo, además de saber exactamente lo que comemos, podremos evitar los azúcares añadidos que se encuentran prácticamente en cualquier producto a nuestro alcance en el supermercado.

Hacer la compra en el mercado puede ayudarnos a llevar a cabo este propósito, y podemos dedicarle una tarde a la semana. Pasear entre los diferentes puestos, elegir los alimentos que más nos gusten y cocinarlos después en casa nos puede servir además como una actividad perfecta para relajarnos.

Caminar 10.000 pasos al día

Quizás unos pocos más o unos pocos menos, depende de tu estado de forma y de tu forma de vida (si eres una persona sedentaria o si ya eres una persona muy activa). Esos 10.000 pasos repartidos a lo largo de toda la jornada pueden ayudarte a moverte un poco más y a ser más consciente de que estamos diseñados para movernos y de que el movimiento es salud.

Para ir llevando un control de los pasos que damos diariamente podemos utilizar alguna de las pulseras cuantificadoras que hay en el mercado, un podómetro (old style!) o una aplicación para el móvil. Estos nos ayudarán a concienciarnos de la importancia de movernos y a motivarnos para dar más pasos cada día.

Hidratarte con agua

Muchas veces caemos en el error de hidratarnos con todo tipo de bebidas que no son agua. en esta lucha ganan por goleada los refrescos, generalmente plagados de azúcares añadidos y que no aportan nada beneficioso a nuestro organismo. Recuerda: la mejor forma de hidratarte es con agua, y esta debe ser la base de nuestra hidratación.

Si no te gusta beber agua porque no sabe a nada (obvio) puedes saborizarla añadiendo en tu botella pequeños trozos de frutas como sandía, fresas o peras, o quizás plantas aromáticas como menta o albahaca.

A través de estos pequeños cambios en tu día a día puedes conseguir grandes resultados: no desestimes los pequeños gestos que harán más fácil tu camino hacia tu meta.

Imágenes | iStock y Giphy
En Trendencias Belleza | Crudivorismo: comer (casi) sin cocinar es tendencia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio