Publicidad

No es necesario matricularse en una escuela para saber de moda y de arte, lógralo desde tu sofá

No es necesario matricularse en una escuela para saber de moda y de arte, lógralo desde tu sofá
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

El otro día, Mai nos explicaba como las escuelas de moda más prestigiosas, como la Central Saint Martin o el Royal College of Art, vendían humo en el sentido de que muchos estudiantes al terminar se mostraban insatisfechos, no lo suficientemente preparados, y sin posibilidad alguna de poder trabajar en el sector.

Yo también os comenté que muchos padres hacían esfuerzos por pagar a sus hijos cursos superiores adscritos a alguna universidad, que aunque no eran cursos universitarios sí que llevaban el sello de la universidad que había llegado a acuerdo con las revistas de moda que son un referente en el sector, para que sus hijos pudiesen acreditar alguna formación en su CV a la hora de buscar trabajo.

Sin embargo, está claro que no por pagar un curso en una escuela cara al terminar te estará esperando un trabajo estupendo, porque eso no depende de ellos, sino del talento, de las ganas que le ponga quien quiere aspirar a trabajar en este sector, de la suerte y, sobre todo, de los contactos que se tengan.

Bill Cunningham

Así que, si un título no abre puertas, ¿qué sentido tiene gastar ese dineral pagando cursos si gracias a Internet podemos aprender lo mismo, y puede que incluso más, sin movernos del sofá de casa? En Internet existen vídeos y tutoriales de todo tipo, que nos explicarán pormenorizadamente todo lo que queramos saber.

Iniciando una sesión en Netflix veremos que tenemos a nuestra disposición un montón de material didáctico con el que podremos educarnos a nosotros mismos en todos los aspectos. Basta sólo con saber hacia dónde decantarse. Desde Trendencias os ofrecemos algunos de los vídeos disponibles en esta web, que puede que os interesen.

Fascinado por la moda, Bill Cunningham es un fotógrafo que asegura que lo único que le interesa es fotografiar ropa sin importar quien la luzca, y si es famoso o no. Sus fotografías, sin embargo, han obtenido muchos elogios en este mundillo. Richard Press ha grabado un documental en el que muestra cómo es la vida de Cunningham, y su método de trabajo que le lleva a fotografiar el street style a través de las calles de Nueva York.

Durante décadas, este antropólogo cultural ha ido mostrándonos obsesivamente la crónica de las tendencias de la moda que capturaba en las alfombras rojas y en las veladas de caridad de la alta sociedad, y que luego publicaba en la sección Style de la revista Time en sus columnas “On the Street” y “Evening Hours".

Su trabajo es mucho más fiable que cualquier pasarela, pues ha sabido capturar con su personal olfato las tendencias en el tiempo y en espacio sin demasiadas alaracas, sólo con su talento y su visión sin pretensiones.

Paskowitz2

Espectacular el documental grabado por Doug Pray acerca de la innata necesidad humana de expresarse de manera creativa, que muestra el trabajo de algunos creativos publicitarios que han influido mucho en nuestra cultura. Este vídeo habla de la gente que hay detrás de los anuncios más memorables del mundo con claims tan conocidos como "Just Do It", "Got Milk?", "I love NY", mostrando lo poderosa que puede llegar ser la publicidad, al emocionar a personas de todo tipo y condición, y de todas partes del mundo.

En su página web Doug tiene colgados muchos otros vídeos. La mayoría de los protagonistas de sus películas han sido mal entendidos por la sociedad y por los medios de comunicación. Sin embargo, todos decidieron en su día hacer algo diferente, y tienen más en común de lo que cabría imaginar. Desde escritores a Street Art Artists, pasando por camioneros o surfistas, DJ o músicos de garaje. Le gusta grabar a personas que se expresan de una manera diferente. Estos personajes y la intensidad de sus historias sorprenden y mucho.

Como los famosos Pashowitz, un matrimonio (Doc y Juliette) con 9 hijos que en 1976 estudiaban en casa para poder practicar surf todos los días, porque en la escuela de la vida se aprenden muchas más cosas que en una escuela al uso. Ejemplos hay muchos donde poder elegir, sólo hay que echarle ganas y dar rienda suelta a la curiosidad.

En Trendencias | Estudiar moda, o cómo las escuelas más prestigiosas venden humo
En Trendencias | ¿Cómo buscar trabajo en moda?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir