Dopamine Land, el museo interactivo de las cosas que nos hacen felices, llega a Madrid

Dopamine Land, el museo interactivo de las cosas que nos hacen felices, llega a Madrid
Sin comentarios

La dopamina es un neurotransmisor conocido como "la hormona del placer" porque, no solo es vital para que las neuronas se puedan comunicar entre ellas, el estado de ánimo depende en gran medida de sus niveles. Y es que está vinculada a sensaciones positivas como la alegría o la euforia y nos estimula para buscar y realizar actividades agradables. Un poco como la exposición multisensoial que aterriza en Madrid en abril para viajar al origen de la felicidad y cuyas entradas acaban de salir a la venta.

Se trata de un recorrido diseñado para elevar los niveles de dopamina de los visitantes y que sientan, a lo largo de sus distintas salas, sensaciones que los transporten a un estado de alegría y placer.

El organismo segrega dopamina cuando recibe un estímulo de placer, que se manifiesta en distintas áreas del cerebro. Inspirándose en esto, las distintas salas de Dopamine Land han sido diseñadas para sentir felicidad en diferentes intensidades.

dopamine land

De este modo, la sala "El suelo es tu enemigo" está inundada de luces, efectos visuales y proyecciones en movimiento y hay que encontrar el camino adecuado para lograr salir de ella sin caer al suelo.

El espacio "Bubble room" conecta directamente con la infacia. Con un enorme vinilo simulando un cielo azul que está repleto de pompas de jabón que pueden explotarse. Además, a los visitantes se les entrega una pistola de pompas y hay máquinas expendedoras de chicles para hacer más pompas mascando.

En las paredes de la habitación "Soy un junco" se realiza una proyección con efecto 100% envolvente de espacios naturales de gran calma y belleza en el que experimentar diferentes formas de movimiento para mimetizarse con el entorno.

Slider 3 05c0a975

En Popcorn room los visitantes se adentran en una sala en la que todo hace creer que estás dentro de una máquina de palomitas: el olor, el sonido de cómo explotan, las imágenes que se proyectan en las paredes… Además, hay máquinas clásicas pero para comerlas reci´én hechas hay que jugar primero a la ruleta.

Por último, el espacio Pelea de almohadas habla por sí solo: una sala totalmente acolchada en la que lanzar almohadas suaves y blandas unos contra otros.

La experiencia, que también estará disponible en Londres, abre sus puertas en Madrid a partir del 15 de abril en una localización secreta. Está recomendada para todos los públicos y la entrada tiene un precio de 17 euros. Podrá visitarse hasta el 15 de mayo en horario de 11 a 20 horas, con una duración por sesión de 50 minutos.

Fotos | Fever y Unsplash

Temas
Inicio