Cuatro piscinas naturales impresionantes que están pegadas al mar y son de agua salada

Cuatro piscinas naturales impresionantes que están pegadas al mar y son de agua salada
Sin comentarios

El mar se lleva, pácticamente, todo el protagonismo en verano pero no es la única forma natural en la que podemos disfrutar de un baño refrescante. También existen las piscinas naturales y en España, además, tenemos algunas verdaderamente impresionantes. Muchas de ellas se encuentran en la sierra o alejadas de la costa pero otras las encontramos pegadas al mar. Esto nos ofrece dos espacios distintos en uno en los que elegir y no aburrirnos.

El charco azul

Lapalma Piscinascharcoazul Vanmarty
@visitlapalma.es

En San Andrés y Sauces (uno de los municipios más bellos del norte de la isla de La Palma) se encuentra este enclave ideal para disfrutar no solo del mar y el sol sino también del verde de la laurisilva, un bosque prehistórico cercano de gran valor. Gracias a las características que reúne este charco, se ha convertido en una auténtica atracción natural. Y es que a sus grandes dimensiones y a que está protegido del oleaje, hay que sumarle su piscina infantil con fondo liso; la pequeña cascada; las escaleras; barandas; solárium; duchas; vestuarios; medidas de seguridad; limpieza; vegetación y zona de aparcamiento.

Casa Celestino

Gulpiyuri (Asturias)

Gulpiyuri 1
@turismoasturias

Aunque es una playa de interior, sin salida directa al mar, el Cantábrico se encuentra a unos metros y este se cuela por debajo de los acantilados. Está formada por arena blanca y agua salada, mide unos 40 metros de longitud y apenas se queda con arena durante la pleamar. Además, registra un fenómeno denominado desagüe cuando comienza la bajamar. Está catalogada como Monumento Natural. Eso sí, no dispone de ningún servicio y no es de fácil acceso, ya que está rodeada de prados con mayor altitud. La localidad más cercana es Naves y se llega a través de un camino agrícola.

Hotel Rural Ovio

Charco azul (El Hierro)

Charco Azul El Hierro
@elhierro.travel

El charco Azul, en El Hierro, es una de las zonas de baño más espectaculares de la más pequeña de las Islas Canarias. Resguardada bajo un imponente arco basáltico, el lugar es un compendio de las múltiples formas que dejó la lava y que acabó dando lugar a este rincón. En él uno no solo puede darse placenteros baños en sus aguas turquesas, sino que lo hace protegiéndote con un roquete del océano. Este, además, se hace notar con la espuma blanca del rompiente y su sonido envolvente. En definitiva, un escenario místico y tranquilo que parece sacado de un cuento.

Hotel Villa El Mocanal

Piscinas de Mutriki (Guipúzcoa)

A1ec8e7d D545 4cd0 865c B8ad00ba8242
@mutriku.eus

Muy cerca del puerto se encuentra un elemento muy característico de Mutriku, en Guipúzcoa. Se trata de dos piscinas naturales de tamaño olímpico que se llenan gracias a las mareas. Cuando sube la marea el agua de las mismas se renueva y, cuando baja, un muro impide que se pierda el agua. Es por tanto un paraíso para los aficionados a la natación y para aquellos que además de disfrutar de playa les gusta disfrutar de un buen baño. Son abiertas y gratuitas. Además de las únicas piscinas naturales de agua marina de la costa guipuzcoana.

Algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Trendencias.

Foto de portada | Unsplash

Temas
Inicio