Compartir
Publicidad

Crean la primera voz artificial sin género para liberar de sexismo a Siri, Alexa y a todos los asistentes virtuales actuales

Crean la primera voz artificial sin género para liberar de sexismo a Siri, Alexa y a todos los asistentes virtuales actuales
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siri, Alexa y Google Home tiene algo en común además de ser los tres asistentes virtuales y es que todos son software que se valen de forma predeterminada de una voz de mujer para comunicarse con los humanos que les dan órdenes.

Con el objetivo de cambiar esta situación sexista, la agencia Virtue se ha unido a un grupo de asociaciones que defienden la igualdad en la tecnología y del colectivo LGTBI para crear "Q”, la primera voz virtual sin género.

Sin perder las cualidades que se busca que tengan los asistentes virtuales de este tipo como calidez, servicialidad y asertividad han conseguido un rango de tonos neutrales con una frecuencia de 145 hercios, que no se asocia a ninguno de los géneros binarios. Así lo explican ellos mismos en su web, donde también podemos escuchar a Q.

Para lograrlo, sus creadores han analizado las voces de miles de personas y las han ajustado. Aunque el objetivo inicial es acabar con el sesgo de género que existe en los asistentes virtuales, podría acabar utilizándose también en otros contextos como, por ejemplo, en el transporte público.

Según argumentan desde Q, el uso mayoritario de voces femeninas en este tipo de gadgets se debe a los estudios por los que se guían las marcas y que determinan que los consumidores esperan que estas herramientas tengan voz femenina.

No obstante, los mismos expertos que han contribuido a desarrollar esta voz consideran que, a pesar de los datos, las empresas tienen responsabilidad social a la hora de aplicarlos porque haciéndolo perpetúan los estereotipos.

Hasta ahora, la única alternativa la ofrecen Apple y Google en inglés. La versión masculina de Siri es Alex y, aunque es la primera la voz que se activa por defecto es posible cambiarla. Lo mismo ocurre con Google, que introdujo en 2018 seis voces diferentes en lengua inglesa.

En la actualidad, y junto a Amazon, son los tres fabricantes que compiten entre sí como los asistentes inteligentes más populares. ¿Se atreverá alguno a desmarcarse del resto incorporando la voz que tendrían que haber llevado todos de serie desde el principio?

Foto | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio