Compartir
Publicidad
Llega el Mindfoodness para combatir la ansiedad por comer y hacernos más felices
Salud

Llega el Mindfoodness para combatir la ansiedad por comer y hacernos más felices

Publicidad
Publicidad

Una manera más sana, más concienciada, más relajada y más enriquecedora de relacionarnos con la comida. Ya os hemos hablado anteriormente del Mindfoodness, pero hemos querido ir un paso más allá y hemos invitado a Alejandro Camacho Alpuente, psicólogo-psicoterapeuta, miembro de AEMIND (Asociación Española de Mindfulnees), Profesor Colaborador del "Certificado de Mindfulness" de la Universidad de Valencia y co-fundador de la empresa MINDFOODNESS: SORPRESA EN BOCA, para que nos cuente, desde su experiencia en consulta privada y grupos de formación, qué es exactamente el Mindfoodness.

¿Qué es exactamente el Mindfoodness y cómo habéis llegado a abrazar este concepto?

Mindfoodness es un término que no tiene una traducción literal, al igual que sucede con el término Mindfulness (atención plena, mente completa...). Es un juego de palabras entre “Mindfulness” y “Food” que se nos ocurrió como forma de representar gran parte de nuestro trabajo, que consiste en el uso de Mindfulness aplicado a diferentes ámbitos de la alimentación y la salud alimentaria, y de ahí pasó a representarnos como marca (MINDFOODNESS:SORPRESA EN BOCA). En España no se utiliza apenas, es un término más anglosajón.

Photo 1424847651672 Bf20a4b0982b

En términos muy generales MINDFOODNESS implica relacionarnos con los alimentos a través de Mindfulness o Conciencia Plena. También implica una nueva relación con nosotros mismos. Lo hemos llegado a abrazar a través de la práctica continua de Mindfulness en nuestras vidas y en nuestras respectivas profesiones. Debido al componente emocional que hay bajo muchas forma de comer y que a su vez ello lleva a muchos problemas con la alimentación, consideramos que Mindfulness podía ser una herramienta muy buena a utilizar en el ámbito de la Salud Alimentaria y la Restauración.

"El Mindfoodness no es una técnica para reducir el peso, ni un tipo de dieta".

¿Cuáles son los principios en los que se basa Mindfoodness?

Los principios en los que se basa Mindfoodness son extensos y variados. En términos generales implica:

1) El autoconocimiento y desarrollo personal en relación a la alimentación a través del trabajo psicológico, emocional y la través de la practica de Mindfulness.

Ththup3ytn6xslwf43vy Img 8003

2) El cuidado del cuerpo a través de una alimentación sana, variada, equilibrada y respetuosa con el medio ambiente.

3) El entrenamiento de nuestros cinco sentidos, por un lado, para que el acto de comer y beber se convierta en una intensa experiencia multisensorial y por otro, para que profesionales del ámbito de la restauración puedan realizar su trabajo de forma todavía más eficaz.

Es importante resaltar que Mindfoodness no es una técnica para reducir el peso, ni un tipo de dieta. Controlar el peso no es la finalidad última de Mindfoodness. Mindfoodness implica que nos relacionemos con los alimentos de una forma diferente a como lo hacemos habitualmente. A pesar de ello, es cierto que se puede utilizar como forma para reducir el peso, y funciona muy bien, siempre que se complemente con una buena educación nutricional por parte de un/una nutricionista. Se aprenden una serie de recursos que te ayudan a encontrar un peso saludable.

Photo 1455753141069 7f1d73813b22

En nuestro anterior artículo hablamos del Foodporn: ¿cómo se cambia de esta tendencia al Mindfoodness?

No tiene nada que ver con Mindfoodness. Son dos conceptos y disciplinas distintas. El primero hace referencia al uso de la fotografía para presentar los alimentos de una manera muy atractiva a la vista y con diferentes intenciones (marketing, expresión artística...).

Bnw1tutv2ygcoh1hywnq Img 0207

"Mindfoodness es una Filosofía de Vida que supone un cambio en mi relación con los alimentos y conmigo mism@".

Una forma de desarrollo personal alimentario dónde buscamos, a través de esta nueva relación, aumentar nuestros niveles de bienestar, llevar una forma de vida muy sana incluyendo todos los alimentos, encontrarnos bien física y mentalmente, obtener y mantener el peso a un nivel saludable, ganarle la batalla a los trastornos alimentarios, disfrutar mucho más de y con los alimentos, ser más competentes como profesionales de la gastronomía, la sumillería y las catas, potenciar al máximo el uso de nuestros cinco sentidos, fomentar el respeto por el medio ambiente...

De hecho, el trabajo que hacemos con el hambre visual (dentro de los siete tipos de hambre) fomenta que no respondamos comiendo de forma automática ante imágenes muy atractivas que muestran comida. Así que no consideremos que se pase de un lugar a otro, sencillamente son dos disciplinas distintas.

¿Cómo se pasa de salivar, de una imagen altamente llamativa en Redes Sociales de un plato muy llamativo pero no tan sano, a adoptar una posición sana y positiva con la comida que más nos conviene pero que no siempre es tan atractiva o fotogénica?

Muy buena pregunta y muy complicada de contestar. ¿Podemos pasar palabra? Antes nos gustaría aclarar dos cosas:

En primer lugar, nos gustaría aclarar que no tiene nada de malo salivar ante un alimento llamativo y poco sano. Nosotros lo hacemos cuando los vemos, es algo muy normal. El problema es responder de manera automática y por impulso, comprándolo y/o comiéndolo. La cuestión consiste en ser consciente de que tal alimento o imagen me está generando el impulso de comer y entonces responder de una manera más saludable.

Photo 1458938354258 3e66eb36eb7b

En segundo lugar, no hay diferencias entre la comida sana y la comida atractiva o fotogénica. Cualquier alimento, sea más o menos calórico, sea un pastel o una ensalada, se puede presentar a la vista de una manera muy fotogénica. Prueba de ello son muchas de las fotografías sobre alimentos,(muchas de ellas representadas por alimentos muy sanos) que encontramos en Internet.

"Cualquier alimento se puede presentar a la vista de una manera muy fotogénica".

Como hoy por hoy es complicado “frenar” la sociedad de consumo, tenemos que trabajar a nivel personal para encontrar la motivación que nos lleve a adoptar una postura más sana y positiva hacia la alimentación. Esta motivación puede consistir en querer disminuir o aumentar nuestro peso, cuidar un poco más de nuestro cuerpo y mente, intentar superar una enfermedad física o una dificultad psicológica como puede ser un trastorno alimentario, cambiar nuestra relación con la alimentación, apreciar más el sabor de los alimentos, respetar un poco más el medio ambiente..., cada persona ha de encontrar su motivación. Igualmente, tenemos que generar una mayor conciencia de nuestros actos alimentarios y empezar a tomar decisiones liberadas de las ataduras que supone parte de nuestra educación familiar y social, darnos cuenta de cómo nos afecta la publicidad en nuestra relación con la alimentación, conocer cómo gestionamos nuestras emociones a través de la comida y poder cambiarlo saludablemente, etc... A nivel familiar, sería importante practicar una educación que fomente unos hábitos alimentarios más saludables y una gestión emocional más funcional.

Photo 1449785227466 10687c63e194

Y por último, y esto es quizá lo más complicado, es conveniente un cambio en nuestros valores sociales. Comenzar a fomentar unos valores que promuevan una alimentación sana, un estado psicológico y emocional equilibrado, una sociedad que consuma aquello que necesita realmente, etc. Esto se puede lograr, por un lado, enseñando este tipo de valores en la escuela y en la familia, y por otro, siendo nosotros mismos, como adultos, los que comencemos a cambiar nuestros valores actuales, porque nos guste o no, todos somos participes y “constructores” de la sociedad en la que vivimos, ¿quieres que la sociedad cambie?, empieza por cambiar tu mism@. Por suerte, ya hay muchas personas que están en el camino de este cambio.

Photo 1445532529572 B970dbde1bcf

¿Cómo trabajáis el tema de comer con y por ansiedad, nos parece fundamental este punto, y nuestra relación excesivamente emocional con la comida?

Muchas personas utilizan la comida como medio de escape, normalmente para no sentir determinadas emociones desagradables (por ejemplo comer dulces nada más llegar a casa tras un día muy estresante o darnos un atracón de comida para no sentir tristeza). En el ámbito de la psicoterapia se denomina Evitación Vivencial o Experiencial. Y no evitamos estas emociones precisamente con zanahorias, sino con alimentos con un alto contenido en azúcar, grasa y/o sal. Estos alimentos facilitan que durante unos momentos, dejemos de “conectar” con esas emociones que no nos gustan. Hay otros motivos por los que recurrimos a ellos, como son la relación del azúcar, grasa y sal con la supervivencia en el pasado o los cambios que provocan en la neuroquímica cerebral activando los centros de placer y recompensa, a través de la liberación de dopamina.

"Muchas personas utilizan la comida como medio de escape... En el ámbito de la psicoterapia se denomina Evitación Vivencial o Experiencial".

En cuanto a la intervención, cada enfoque psicoterapéutico (Gestalt, Sistémico, Cognitivo-Conductual, Mindfulness, Terapia Breve, Terapias Contextuales de 3a Generación, Psicoanálisis...) utiliza unas herramientas u otras propias del enfoque y otras comunes a todos. Todas son buenas en la medida en que consiguen buenos resultados. Una de las formas que utilizamos nosotros, común a muchos enfoques terapéuticos, es enseñar a las personas a gestionar sus emociones de una forma más saludable, sin necesidad de recurrir a los alimentos para “sobrevivir” o mitigar su ansiedad. Es un proceso complejo que requiere de una buena anamnesis, evaluación e intervención.

Photo 1423483641154 5411ec9c0ddf

Para gestionar las emociones de una forma más saludable es muy importante identificarlas en el cuerpo y diferenciarlas de otras señales como son las de hambre/saciedad, por ejemplo. Para ello, es muy importante el trabajo corporal, ya que es en nuestro cuerpo dónde se materializan las emociones. Y una vez identificadas y diferenciadas de otras señales, se utilizan diferentes recursos aprehendidos en la terapia para afrontar la ansiedad de una forma más saludable. Por supuesto, el proceso es mucho más complejo y se trabajan muchos aspectos en terapia además de gestionar las emociones.

Si te interesa el Mindfoodness puedes consultar más información en la web de MINDFOODNESS: SORPRESA EN BOCA, en su página de Facebook o en el perfil del propio Alejandro Camacho.

Fotos: Unsplash.com

En Trendencias| Las nueve mejores dietas con las que fracasé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio