Publicidad

Tips y consejos para hacer un cambio de armario pacífico y civilizado
Propuestas y consejos

Tips y consejos para hacer un cambio de armario pacífico y civilizado

Publicidad

Publicidad

El temido cambio de armario pica a nuestra puerta cada mañana, y aunque estamos posponiendo su llegada, lo cierto es que debemos plantarle cara y sacárnoslo cuanto antes. En otras palabras, es como la típica visita de esa tía lejana que siempre nos llama para vernos y nosotros le vamos poniendo excusas... Hasta que se agotan. Sácatelo de encima y empieza a disfrutar de esta época que está por llegar, donde el sol y el calor nos acompañarán a todas horas. Hoy os mostramos los mejores consejos para que ese cambio no se convierta en la tercera Guerra Mundial.

Mucho cuidado al abrir los altillos

Para empezar con buen pie el momento cambio es preciso ir con cuidado al abrir los altillos. Y es que no debemos confiar de nuestro yo anterior ya que quizás lo metimos todo con prisas... Puedes lesionarte por aplastamiento.

No lo dejes todo esparcido en el suelo

Clueless

Para no perder el tiempo no pongas en práctica algo muy habitual: dejar todas las prendas (las que vas a meter en el armario y las que vas a sacar) esparcidas por el suelo. El trabjo será mayor al tenerlo que recoger todo y hacer la selección previa.

Es hora de hacer limpieza

Siempre sucede lo mismo: guardas cosas que no te has puesto en años y ahora te lo encuentras fosilizado al fondo de las cajas. ¿Por qué? No lo sabemos, el ser humano suele poner en práctica ese hobby, pero es hora de que cortes lazos con esas prendas. Haz espacio en el nuevo armario y deja que las prendas respiren entre sí. Es mejor calidad que cantidad...

Pruébate la ropa antes de ponerla en el armario

Ante la duda... Pruébatelo. Y mira cómo te sienta en el espejo, si todavia te sirven y si puedes darle un nuevo giro con las nuevas prendas de temporada. Solo así sabrás si vale la pena guardar ese modelo en cuestión.

Quédate solo con aquello que te pondrás

¿Y si algún día vuelve...? / Uy no, esto me costó mucho dinero.

No hay excusas que valgan, si hay prendas en tu armario que hace más de tres años que no te pones es mejor deshacerse ellas. Di adiós a los pantalones 'pescadores', el vestido baby doll de cuando tenías 15 años y de todas aquellas prendas de vestir de antaño que guardas just in case. Ocupan mucho espacio en tu armario, y éste es sagrada y se paga caro.

En Trendencias | La prenda perfecta que no da ni frío ni calor: una blusa con los hombros al aire. ¿Tienes la tuya?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir