Publicidad

Las frases que no debes decir si quieres dejar a tu pareja
Propuestas y consejos

Las frases que no debes decir si quieres dejar a tu pareja

Publicidad

Publicidad

Patrañas y más patrañas. No sé qué pasa por mi mente pero cada vez que quiero dejar a una pareja (no he tenido muchas, así que aunque suene a latin lover no soy para nada así) las ideas desaparecen como por arte de magia. Mis neuronas se declaran en huelga y me quedo en blanco y sin excusas para decirle adiós. Bye Bye! Ciao. Hasta la vista. Si te he visto... No me acuerdo. Y aunque desde fuera pueda parecer un acto de lo más fácil, la verdad es que es de las situaciones más difíciles que nos podemos encontrar. Por eso hoy os mostramos las frases que no debes decir jamás. Sí, son el camino más fácil, pero lo cierto es que vistas desde fuera son excusas que no se cogen ni con pinzas y que te harán parecer alguien que no eres. No caigas en tópicos (aunque en algunas ocasiones sea irremediable).

No eres tú, soy yo

Cuando en realidad quieres decir: colega, no me gustas. El amor es ciego y he despertado de la ceguez y lo que veo no me mola un pelo. Pero no somos crueles y siempre queremos quedar bien. No, lo del no eres tú, soy yo es algo tan ridículo que deja con cara de póker al contrincante. No se trata de ser Maria Teresa de Calcuta, a veces la sinceridad es la mejor forma de terminar una relación (sin necesidad de optar por la saña).

No estoy en mi mejor momento

¿En tu mejor momento para qué? Reconozco que la he utilizado muchas varias veces y me he quedado más ancha que larga. Pero si analizamos el contenido de la frase vemos lo estúpida que realmente es. Para el amor no hay mejor momento, y cuando una está enamorada no hay excusa que valga. Cuando cupido lanza su flecha no hay espacio para ese momento, y éste es perfecto en todas las ocasiones y con todas sus variantes.

Te quiero mucho... Como amigo

¡Zas, en toda la boca! Decir eso es lo más cruel que existe en la faz de la tierra. ¿Amigo? Los amigos no se retozan ni se insinúan y eso es lo que hiciste tú al principio de la relación. Es mejor decir la verdad que soltar patrañas con el fin de intentar quedar bien. ¿Crees que después de eso quiere seguir siendo tu amigo...? ¡Ja!

Te mereces a alguien mejor que yo

Oh, vamos. Un poquito de por favor. ¿Desde cuándo tú debes decidir si él se merece algo mejor? En todo caso será él quien lo tenga que decidir ¿no? Y sí, lo digo con rintintín porque esa frase a mí me la han soltado y ha sido un Ice Bucket Challenge en toda regla.

Ambos sabemos que no soy lo suficiente buena para ti

He aquí cuando nos pensamos que estamos en una novela de Susan Elizabeth Phillips y queremos ser las víctimas de la historia. Es un upgrade a la excusa anterior. Si antes decidíamos que él se merecía alguien mejor (a sabiendas que eras tú la que buscaba alguien más TOP), ahora nos ponemos victimistas y soltamos aquello de que no eres lo suficientemente buena. ¿Cómo? Jamás en la vida debemos rebajarnos a nada y esa excusa al final nos puede traer daños colaterales.

Eres demasiado para mi

No hay dos sin tres, así que aquí nos encontramos, con la tercera versión más abominable que hay. ¿Demasiado? En el amor no hay demasiado, a no ser que terminemos la frase. Demasiado... empalagoso. Demasiado... Aburrido. Pero un demasiado a secas es como un plato sin sal, una cena sin postre o una día de shopping sin compras.

No es por ti, es por mi

Está claro que si rompes una relación en el 99% de los casos es por ti, no por la otra persona. Por eso al soltar esta frase es como decir el cielo es azul. Es algo tan obvio que será mejor que te busques otra excusa. Pero esta vez con fundamento.

No puedo estar al 100%

He aquí la excusa perfecta para las perfeccionistas que o están al 100% o no están. Lo de estar al 100% es relativo, pues eso lo decide la otra parte en función a lo que perciba... ¿O no?

Eres perfecto pero no estoy preparada para una relación a largo plazo

Haberlo pensado antes bonita antes de introducirlo en tu familia y meterte de lleno a alquilar un piso y demás. Cogiste carrerilla al principio y ahora ves que está en un sprint demasiado rápido para ti. Ambas sabemos que si es perfecto no hay preparación que valga. Es lo mismo que encontrarse un bolso de firma al 90% de descuento y decir aquello de: ya vendré otro día a por ti. Estas cosas se cogen al vuelo.

No buscamos lo mismo

Esa excusa sólo se puede llevar a cabo si lo que queremos es ponerle las pilas a la otra parte para que reaccione y se de cuenta de que debéis dejar el tonteo para pasar a algo más. De lo contrario... Limítate a decirle adiós con cariño.

Estamos en puntos distintos de la relación

Estamos en el punto que él quiere hacer vida en pareja (lo normal) y tú quieres salir de farra cada fin de semana como si no hubiese un mañana... con tus amigas. Sí, estáis en puntos distintos, pero también de sentimientos.

Lo siento, no puedo

¿No puedes con qué...? Hace dos días era el amor de tu vida, y hoy no puedes. WTF...?! Al más puro estilo Sexo en Nueva York cuando Berger deja a Carrie a través de un post it, hay gente que recurre a esta excusa. Reconócelo, los fantasmas del pasado han vuelto para llevarte a un lado oscuro, o sencillamente te has dado cuenta de que estás mucho mejor sola.

No sé qué me pasa, pero no me veo

Oh, oh, oh. Deberíamos poner un monumento a la primera persona que soltó esto mientras dejaba a su pareja. Ole tú. Una persona digna de admirar que no debería imitarse.

Ya si eso... Hablamos en Septiembre

Sí, hay gente que usa esta excusa, y es tan ridícula como los exámenes de recuperación. No, en Septiembre ambos sabemos que no vamos a hablar, así que sé un poco valiente y da la cara.

Necesito tiempo para mí

He aquí una de mis favoritas. El tiempo es oro y parece que no quieres malgastarlo con esa persona. Lo del tiempo es sinónimo a eso de hablamos en unas semanas... Todo el mundo sabe que después del tiempo no hay relación que funcione.

Jamás pongas estas excusas a través un WhatsApp

Hay algo peor que poner una de estas excusas... hacerlo a través de WhatsApp. Eso ya no es de ser cobarde, es de ser un miedica a nivel Experto.

No te andes con rodeos: al grano

Y es que al final la sinceridad (con respeto) es la mejor vía para dejar a alguien. Sé clara, concisa y así será más fácil superar la ruptura (y en su mente no habrán preguntas sin respuestas que no le dejan avanzar). Sácate el peso de encima con dignidad y diplomacia.

Y no, no te sientas mal pues nadie ha muerto por un corazón roto. Un clavo saca otro clavo, así que si sabes que no eres para él, otra ocupará tu lugar (y se harán felices mutuamente).

P.D. Estas excusas no son inventadas. Para ello tuve que recurrir a un grupo muy selectivo de solteras que son expertas en el campo y se han ingeniado las mil maneras de romper con alguien (o han roto con ellas). Algunas de las frases, sencillamente, no tenían ni pies ni cabeza como para añadirlas al post.

En Trendencias | Contigo pero sin ti, la carta de amor que se ha hecho viral (¡y gusta a todos!)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir