Compartir
Publicidad

Una influencer de 88 años elegida por Disney para hacer una versión paint del cartel de Mary Poppins (que se estrena hoy)

Una influencer de 88 años elegida por Disney para hacer una versión paint del cartel de Mary Poppins (que se estrena hoy)
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La niñera con poderes mágicos más famosa está de regreso en Londres y en los cines de todo el mundo. Emily Blunt sustituye, desde hoy, a Julie Andrews en una secuela de Mary Poppins que es también un homenaje a la película original. Además, para promocionarla. Disney le ha pedido ayuda a una influencer fuera de lo común...

Concha García Zaera se describe en su perfil de Instagram como una señora de 88 años a la que le gusta estar con su familia y amigas y pintar con el programa Paint. De hecho, es para promocionar su trabajo por lo que está presente en esta red social en la que ya cuenta con más de 170.000 seguidores.

No le va nada mal porque, además, ahora Disney la ha elegido para hacer una versión del cartel de El regreso de Mary Poppins usando su programa favorito. También, como buena influencer, acudirá invitada al estreno.

A Concha lo que más la inspira son las cosas que ve en su día a día, sobre todo paisajes y animales. Así que ha confesado a Efe que la realización del encargo del rostro de Emily Blunt fue todo un reto y que retocó la imagen durante varias semanas hasta estar completamente satisfecha.

Aunque a veces también le hecha imaginación, como sucedió con esta reinterpretación de la Estatua de la libertad vestida de fallera.

Sin embargo, esta octogenaria dibuja desde mucho antes de la llegada de los primeros ordenadores a nuestras casas. Lo lleva haciendo toda la vida. Primero en un bloc a lápiz y después al óleo, aunque lo abandonó cuando su marido cayó enfermo.

No fue hasta que sus hijos le regalaron un ordenador porque se aburría sola en casa, que descubrió el Paint y retomó la aficción. Una labor para la que confiesa que hay que tener mucha paciencia y guardar muy a menudo el trabajo porque a veces, después de días con un dibujo, se le ha borrado.

Fueron sus nietas las que le insistieron para que compartiera sus ilustraciones con el resto del mundo creandose una cuenta de Instagram. Ahora ella misma la gestiona intentando contestar siempre a todos sus seguidores. Algunos le preguntan por qué no se pasa a una tableta gráfica o a Photoshop, sin embargo, ella no quiere perder tiempo aprendiendo a usar otro programa. Se encuentra cómoda con su ratón y su Paint y así va a continuar.

Seguiremos muy atentos sus próximas obras de arte a golpe de pixel.

Foto: Instagram Conchagzaera.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio