Compartir
Publicidad

Ellton John protagoniza un spot navideño no tan autobiográfico como todos piensan

Ellton John protagoniza un spot navideño no tan autobiográfico como todos piensan
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este año a los anuncios lacrimógenos de turrones y lotería de Navidad les ha salido un fuerte rival internacional. Detrás se encuentra la cadena de tiendas británica de alta gama John Lewis que, probablemente, a este lado del charco no te suene... Pero, ¿y si metemos a Sir Elton John en la ecuación?

Solo podemos decir que a la película El curioso caso de Benjamin Button le ha salido un competidor de escasos dos minutos. Y es que si con El almendro volvíamos a casa por navidad, Elton nos lleva ahora de la mano a la infancia.

La historia también puede leerse como una autobiografía al revés (y con licencias) del cantante que, siempre pegado a su piano, nos hace viajar a distintos momentos de su vida personal y carrera hasta llegar a ese día en que siendo un niño tuvo su primer contacto con un piano. Un momento que, sin que él pueda saberlo todavía, ha cambiado su vida para siempre.

La banda sonora, por lo tanto, no podía ser otra que su clásico Your song, esa canción a su vez compuesta a modo de regalo intangible para alguien amado. Todo está hilado porque no hay que olvidar que el objetivo de todo es vender mucho estas fiestas. Así que, aunque se nos salten las lagrimas con la cara de orgullo de una madre al ver tocar a su hijo en una actuación escolar y, por mucho que nos quiera transmitir que aquello que dota de sentido a la vida son emociones compartidas como la alegría en una fiesta cantando y bebiendo con amigos, en el subtexto de todo se encuentra la necesidad de poseer un objeto material para lograrlo.

El lema de la campaña es "Algunos regalos son más que un regalo". Así que, reduciendo el anuncio a su mínima expresión, Elton consiguió triunfar a posteriori en la música porque a los 4 años recibió un piano por navidad. Un acontecimiento que cabe destacar que nunca se produjo en la vida real del artista, sino que aprendió a tocar dicho instrumento en casa de su abuela.

Rodar el spot ha costado 7 millones de libras, casi tanto como los 5 millones de libras (5,6 millones de euros) que ha recibido su estrella protagonista. Además de él, cinco actores de entre 4 y 50 años lo interpretan en diferentes momentos de su vida. El músico y su esposo David Furnish ayudaron con los estilismos y a la hora de recrear la forma de tocar el piano en cada escena.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio