Compartir
Publicidad
Publicidad
De Masterchef a la librería: Celia Lastres nos sirve una novela chicklit y la entrevistamos
Ocio

De Masterchef a la librería: Celia Lastres nos sirve una novela chicklit y la entrevistamos

Publicidad
Publicidad

Celia Lastres no sólo es la concursante de Masterchef que intentó vendernos las bondades de la cocina vegana y pensada para los intolerantes el huevo, a los lácteos, etc. También es la autora de Mujer soltera, cocinera, busca... uno de los libros de cocina más atípicos que nos hemos encontrado en las tiendas. O, como ella misma lo denomina, un chick lit gastronómico.

Un libro diferente en el que nos brinda sus anécdotas sentimentales en forma de divertidos relatos, todo salpicado de deliciosas y sanas recetas de cocina. Porque las penas son menos penas con el estómago contento.

1.- ¿En qué momento una cocinera mediática se pone a escribir una novela que no sólo es de chick lit sino también un libro de cocina y de auto-ayuda?

Desde hacía unos años quería escribir un libro con recetas vegetarianas, pero no quería que fuera un libro de cocina al uso, sino algo mucho más personal. Alguien me dijo que cualquier libro debe contar una historia y tener corazón, y se me ocurrió mezclar mi propia vida sentimental y lo que aprendí de cada relación, con las recetas que me inspiraron. El resultado fue más una novela que un recetario, y además me animé incluso a ilustrarlo, lo cual asumí como un auténtico reto que me llenó de placer. No recordaba lo mucho que me gustaba ponerme a crear con mis lápices.

2.- Cuéntanos la receta que has utilizado para cocinar este libro. ¿Ha sido cocinado a fuego lento o más bien el resultado de una olla a punto de explotar?

Mujer soltera cocinera busca... se cocinó a fuego lento, de manera constante, para que cogiera mucho sabor. Me recluí en un pueblo de montaña y durante ese tiempo solamente comía, dormía y escribía. Recordé una a una todas mis relaciones dignas de mención. Cada mañana me ponía las canciones que escuchaba cuando estaba enamorada de cada chico de cada capítulo, para rememorar todas las sensaciones, y cuando estaban a flor de piel, me ponía delante del ordenador a contar todo, tal y cual pasó en mi vida. Sin filtros. Como se lo contaría a cualquier amiga delante de un café. Pienso que cualquier relación tiene que ser sincera, con mis lectores no podía ser menos.

Celia Lastres

3.- ¿En qué crees que puede ayudar a las personas que estén pasando por un largo periodo de soltería? ¿Qué tipo de recetas (gastronómicas y de las otras) nos vamos a encontrar?

Este libro puede ayudar a que los solteros se sientan identificados y finalmente se den cuenta de que no hace falta tener pareja para ser feliz. Que la felicidad está en no buscar, vivir el presente, vivir lo que venga, y que dure lo que tenga que durar, sin grandes dramas. En Mujer soltera cocinera busca... vamos a encontrar recetas para conocer lo que a uno le gusta y lo que no, recetas para reírse hasta de uno mismo, recetas asiáticas, mediterráneas, clásicas, y todas sin lácteos, sin huevo, y alguna que otra sin gluten :)

4.- A la comida se le atribuyen propiedades milagrosas, es capaz de conquistar, de reconfortar… ¿cuál es tu receta para cada una de estas ocasiones?

Para conquistar, depende de cada cita. Primero, procuro enterarme un poco de sus gustos, y a partir de ahí ya empiezo a crear. He conquistado con una sopa tailandesa de coco fermentado, con una ensalada de algas, con falafel, con una tarta de chocolate o con una hamburguesa de alubias pintas, por ejemplo. Y ante todo, cocine lo que cocine, conquisto siempre siendo natural y mostrándome tal y como soy, sin máscaras ni filtros.

Para reconfortarme suelo elegir cualquier plato de pasta italiana, pizza, o mi comida favorita, el pad thai. El que nunca me falla es el chocolate, en cualquiera de sus versiones. Tampoco fallan para reconfortarme ver una peli en la cama, leer un buen libro, dibujar, o tocar mi instrumento musical favorito: la melódica.

5.- ¿Realmente es un punto a favor saber cocinar a la hora de encontrar a tu pareja perfecta?

Siempre es agradable encontrar alguien a quien le guste cocinar, porque todo el mundo come a diario, y a todos nos gusta comer rico y variado. Así sí que pienso que, en cierto modo, saber cocinar siempre va a ser un punto a favor, aunque no lo es todo.

Celia Lastres 14082016 193332

6.- Pero quitando el dicho de que al amado “se le conquista por el estómago”, ¿por qué consideras que es importante que todo el mundo aprenda a cocinar?

No sólo pienso que es súper importante aprender a cocinar, sino aprender a cocinar sano. Como dije antes, todos comemos, como mínimo tres veces al día, y no todos tienen la suerte de que mamá o la abuela les dejen la nevera llena de tuppers. Cuando uno aprende a cocinar, valora muchísimo más cada bocado que se lleva a la boca, porque sabe en qué puesto del mercado ha comprado los ingredientes, cómo los ha preparado, y cómo mejorar el plato la próxima vez que lo haga ya sea dándole más o menos cocción, poniendo más o menos sal, añadiendo unas hierbas aromáticas, o algunas especias... Cocinar es un arte, despierta la creatividad, y hace que nos sintamos mejor con nosotros mismos, así que, ¡manos a la obra!

7.- Estamos hartos de escuchar la excusa de “que cocinar para uno da mucha pereza”, ¿crees que al contar todas esas experiencias amorosas estás dando razones para reivindicar el placer de quererse (=cocinarse) a uno mismo?

Cuando tenemos una cita porque queremos conquistar a alguien queremos dar lo mejor de nosotros mismos, miramos recetas en libros o por Internet y hacemos emplatados espectaculares, pero, ¿quién es la persona más importante de tu vida? Tú mismo. Contigo pasas las 24 horas del día, los siete días de la semana. Contigo mismo vas a compartir el resto de tu vida. Entonces, ¿por qué te lo curras tanto con un ligue y no te das el 100% a ti? ¿Por qué a un ligue le preparamos una espectacular lasaña de verduras casera, y para ti te la compras congelada del supermercado? Si te sientes identificado con estas palabras, esto tiene que cambiar desde ya. Cocinar para uno mismo es uno de los mayores actos de amor que puedes hacer por ti, entonces, ¿cuándo vas a empezar a quererte (más)?

Para que no nos de pereza cocinar, podemos hacernos un planning semanal en el que sepamos qué vamos a comer cada día y por lo tanto qué tenemos que comprar para, a la hora de cocinar, tener toda la mise en place lista. ¡Ya no hay excusas!

mujer soltera

8.- A nosotros todo esto de hablar de cocina y libros me da hambre, ¿cuáles son tus novelas favoritas en las que la comida tiene un papel principal?

Hace un par de años leí una novela llamada El arte del pastel perfecto de Sarah Vaughan. Me hizo gracia porque trata sobre varias personas con vidas completamente diferentes se presentan a un concurso de pastelería y me recordó a mis tiempos como concursante de MasterChef. La novela en sí, es un tanto “pastelona” pero me encantaban las descripciones culinarias de cuando los concursantes estaban en faena preparando deliciosos postres.

Y por supuesto, todo un clásico en este tipo de lectura es Como agua para chocolate. Imborrable de mi memoria las sensaciones que causó en mí el capítulo de las codornices con pétalos de rosas. Brutal.

9.- En Masterchef te colgaron la etiqueta de “la vegana”. ¿Es un buen tema de conversación en las primeras citas decir lo que comes, si eres vegana etc.?

Si te digo la verdad no es un tema que se alargue mucho cuando tengo una cita. Como bien has dicho la palabra “vegana” es una etiqueta que me colgaron por el tipo de cocina que yo hacía (para intolerantes, sin huevos ni lácteos) pero en realidad no soy vegana puesto que en mi día a día sí consumo huevos, o productos lácteos aunque sea de manera aislada. Además, me dedico a la cocina de manera profesional y por lo tanto muchas veces tengo que probar de todo y no pasa absolutamente nada. Como digo siempre, en la flexibilidad está la alegría.

10.-¿Puede el desamor dejar buen sabor de boca de alguna manera?

De alguna manera sí. El desamor siempre es amargo, a nadie nos gusta que nos rompan el corazón (o rompérselo a los demás), pero al final, y con el tiempo se le consigue sacar el jugo, ponerle un poco de azúcar (o sirope de agave) y ver también las cosas buenas. Por ejemplo, con el último chico del que me enamoré (Pedro) nuestro idilio finalmente no cuajó, pero me hizo ver, además de las cosas que ya no quería más en una relación, las cosas que sí son imprescindibles para mí a la hora de encontrar una pareja. Como por ejemplo, el sentido del humor. Además, gracias a todas mis aventuras y desventuras he podido escribir e ilustrar Mujer soltera cocinera busca... y ese, te puedo asegurar, ha sido el más dulce de todos mis postres.

Fotos| Celia Lastres

En Trendencias|Para responder a esta entrevista, esta autora ha tenido que citarse con más de 2.000 hombres en Tinder

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos