Compartir
Publicidad

Marcas vs celebrities "casposas" de televisión o cómo pagar para que no se luzca una firma

Marcas vs celebrities "casposas" de televisión o cómo pagar para que no se luzca una firma
Guardar
28 Comentarios
Publicidad

 

Una ya no se queda de piedra por nada. Resulta que una nueva política (o al menos más encubierta) de las firmas ha sido descubierta por los PR agents : es sabiduría popular que regalando, obsequiando, agasajando a sus celebrities favoritas con la prenda it, el complemento it y todo lo it que se nos ocurra para que los luzcan aquí y acullá, las marcas pagan pero ganan. Y es que, qué molón, si la Moss, la Bosworth o la Miller se han comprado eso, nosotras también lo ansiamos. Quizás ellas lo que se llevan es una pasta gansa cada vez que aparecen en prensa con el logo de marras bien grandecito, pero a quién le importa lo que ellas hagan, como bien cantaba Alaska.

Sin embargo ¿qué ocurre si quien lo luce no es la Moss sino, pongamos por caso, una celebrity considerada por la marca, casposa, de chichi nabo, de cutre lux? y que sí, que ella sí se ha gastado los cuartos, uno tras otro.

Esto es lo que le ha ocurrido a una firma de moda norteamericana. Y no me causa sorpresa, casos en nuestro país ha habido dos, llamativos, de lo más llamativo.

¿Nunca os habéis preguntado qué pensará/deseará Chanel cuando contempla sus dos CC una y otra vez en la oreja, cintura, silueta de una gran hermano de lengua larga y falda corta, muy en boga estos días y que las luce día sí, día también? ¿Y Carolina Herrera cuando a Belén Esteban le dió por llevar sus bolsos aquí y allá? Pues quien escribe le ha dado vueltas al asunto en numerosas ocasiones y hete aquí que se encuentra con la noticia de que Abercrombie & Fitch, firma americana de lo más cool, trendy, it, fashion, ha decidido ofrecer un contrato a una estrella de la serie Jersey Shore, Mike Sorrentino, por no lucir su marca. Él cachitas y de escaso nivel cultural, pendiente sólo de las nenas y la fiesta.

La asociación del Señor Sorrentino con nuestra marca es muy perjudicial para nuestra imagen. Entendemos que el show no tiene otro objetivo que entretener, pero esta asociación va en contra de nuestras aspiraciones y puede desconcertar a nuestros fans. Nosotros hemos ofrecido al propio Michael y a los productores del show una cantidad de dinero para que vista una marca alternativa. Además, hemos hecho la misma oferta a otros protagonistas del programa”.

Esto es lo que piensan en Abercromie ¿ y vosotros?

Via | El mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos