Publicidad

Gwyneth Paltrow en la gala Chopard Trophy Award

Gwyneth Paltrow en la gala Chopard Trophy Award
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Gwyneth Paltrow no nos da tregua ninguna y casi podría decir que se ha convertido en el personaje del mes, porqué entre los estrenos de Iron Man y Cannes, la mujer de Chris Martin no para de regalarnos momentazos. Esta vez la excusa no era la presentación de una película sino la entrega del Chopard Trophy Award en el exclusivo hotel Carlton de la ciudad que acoge estos días el festival más glamuroso del planeta.

En el acto de entrega de los galardones, que se conceden cada año durante el festival a dos jóvenes actores promesa, Gwyneth compartió protagonismo con Spike Lee, que daba junto a ella uno de los premios, pero trofeos aparte, toda la atención estaba centrada en el espectacular look en blanco imaculado y de inspiración greco romana firmado por Lanvin que lucía la actriz, en su perfecta media melena de anuncio, en sus espectaculares joyas, suponemos que cortesía de la casa, y nuevamente, en sus pies y a sus zapatos.

Al final me da que pensar esa fijación que tiene últimamente la ganadora de un Oscar por Shakespeare in love con los tacones de vértigo, no sé yo si es fetichismo o pura estética, el caso es que estos han sido su mejor aliado para ser la protagonista indiscutible de las crónicas fashionistas y ganarse a pulso el título de la más cool del panorama cinematográfico.

A mí la ex de Brad Pitt siempre me gustó, aparte de que me cae muy bien, me encanta su marido, me parece graciosísimo que su hija se llame manzana, aunque a la niña cuando crezca no sé si le hará la misma gracia, y me gusta como actúa. Sobre su vestimenta, nunca me había parecido la más chic del lugar , pero de un tiempo a esta parte, me tiene noqueada.

Las sandalias que lucía en la gala eran unas gladiator con tacón de madera muy similares a unas con las que vimos hace poco a Sarah Jessica Parker rodando un espot y que eran de Balenciaga, estas me da sin embargo que son de Hermès, o al menos se le parecen mucho. De todos modos, son de escándalo, sobre todo el detalle de las cuerdas a los lados. Y lo que no daría yo por ver el zapatero de Paltrow, desde luego si trabajara para ella, ya me habría echado, porque aparte de cogerle prestado al que duerme con ella, me habría quedado con medio armario.

Vía | Just Jared

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios