Publicidad

¿En qué se están gastando el dinero los lobbies de la moda y de qué quieren convencer a los gobiernos?
Noticias de la industria

¿En qué se están gastando el dinero los lobbies de la moda y de qué quieren convencer a los gobiernos?

Publicidad

Publicidad

Cada año, las empresas y las organizaciones de la moda gastan millones de dólares intentado controlar la agenda a través de sus lobbies. Las acciones lobby son algo corriente y común en nuestros días. Son las reuniones y contactos que, a nivel sectorial generalmente, se realizan con los diferentes gobiernos para defender los intereses de ese grupo de actividad, pero, ¿funciona?

Algunos sectores, como la industria farmacéutica, tiene una actividad mucho mayor que la que realiza el mundo de la moda, pero quien más y quién menos, todas las industrias intentan llevar a cabo estas actividades lobby para defender sus intereses y lograr cambios regulativos que les favorezcan.

En este vídeo se explica cómo funcionan estos lobbys en Europa y asegura que, por cada persona que trabaja en legislación de la UE (unas 31.000), hay una que lo hace en materia de lobby (30.000).

El dinero, asunto secreto

Sin embargo, lo cierto es que no existen datos oficiales sobre la cantidad de dinero que mueve este tipo de actividad, quizá porque la discreción es una de sus características. Hasta cierto punto, es lógico que nadie quiera reconocer que se quiere influir en las decisiones de los gobernantes para que su sector resulte favorecido.

Eso sí, una vez más, en Estados Unidos toman la delantera con respecto a Europa sobre la publicación de datos, más o menos oficiales, sobre la cantidad de dinero invertida por las empresas en determinados asuntos. Así, mientras que en EE.UU. el dinero que recibe cada partido (e, incluso, cada candidato) por parte de particulares, empresas y otras instituciones es de público acceso, en el Viejo Continente seguimos sin tener este tipo de listados.

No existen datos oficiales de la cantidad de dinero que las distintas industrias destinan a acciones lobby, con las que se busca influir en las decisiones de los gobiernos para beneficio propio

Se calcula que en los primeros años de la década de 2010, los grupos empresariales destinaron más de 16.000 millones de dólares en actividades para "presionar" al gobierno federal de los Estados Unidos en asuntos como reforma financiera o asistencia sanitaria.

IBISWorld ha creado un ratio para comparar el peso de cada grupos de presión industrial en el total de la actividad de lobby con su aportación en el valor añadido total de la economía. Las industrias que más dedican a actividades lobby son las que se ven más afectadas por los cambios en el gasto público y en la legislación. Defensa, las farmacéuticas y productos de salud y la industria tabaquera son las que más acciones de lobby realizan en Estados Unidos.

Looby

Aquí puedes ver un gráfico de la evolución del dinero invertido en Lobby por sectores de actividad.

Como se puede ver, a lo largo de estos 12 años la inversión en lobby se ha más que duplicado - (de no llegar a los 1.500 millones a alcanzar casi los 3.500 millones) -. Aunque muchos sectores apenas han variado su inversión, Salud, Finanzas y Seguros, y el denominado Miscellaneous Business (que engloba, entre otros, a textil y fabricación) son los que más han contribuido a este espectacular aumento.

Armchair 595874 1920

Una de las páginas donde mejor se puede consultar estos asuntos es Open Secrets. De aquí se extrae un reciente informe en el que se pone de manifiesto que el reciente acuerdo comercial firmado entre Estados Unidos y los países del Pacífico tiene 365 empresas entre sus apoyos. La empresa que más dinero ha empleado en acciones de lobby para impulsar este tratado es una de la moda. ¿Puedes adivinar cuál es? "Just do it".

Mientras, en el Viejo Continente se calcula que las actividades lobby son importantes, la falta de una regulación clara al respecto impide conocer bien quiénes se dedican a ello. Según un estudio de Transparencia.org, España es, además, uno de los países que menos protección tiene para que estos datos sean públicos.

De lo que sí hay constancia en Europa es del registro de organizaciones inscritas como lobby en Bruselas.

En el nombre de la moda

Sin embargo, como veíamos antes, Nike ha sido la empresa que más ha invertido en acciones lobby en la tramitación y aprobación del libre comercio entre los dos lados del Pacífico (sólo el año pasado gastó 1,1 millón de dólares). Y, según un ranking de las mayores empresas de moda, la española Inditex es más grande que la americana, por lo que cabría pensar que también las empresas de nuestro país llevan a cabo estas acciones de lobby.

Fashion 690184 1920

Además de Inditex, en España hay actualmente cuatro empresas que superan los mil millones de euros de ventas en el mundo de la moda: El Corte Inglés, Mango, Cortefiel y Desigual. Muchas empresas textiles y del calzado españolas facturan ya más fuera de España que en Europa.

Nike es la empresa que más dinero ha invertido en el reciente tratado comercial entre Estados Unidos y el Pacífico

Sin embargo, y a tenor de esta entrevista a Anna Wintour, editora de Vogue en Estados Unidos, le parece que en España no hay un buen sistema de lobby en la moda, algo que podría hacerle mucha falta. Y eso pese a que, por ejemplo desde la rama de la moda nupcial (que asegura que una de cada 10 novias de todo el mundo se casan con un vestido español) se reclama ese grupo de presión.

Trendencias se ha puesto en contacto con varias empresas y asociaciones de moda en España para recabar su opinión sobre el tema. Una de las que ha atendido nuestra llamada es la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), cuya directora, Pepa Bueno, reconoce que es necesaria llevar a cabo estas acciones de lobby, tanto a nivel nacional como supranacional para el ámbito europeo. "La moda de autor que es la que nosotros representamos, no tiene un volumen de negocio como la gran empresa del textil, pero muchos de nuestros asociados, como Adolfo Domínguez o Purificación García, tienen un gran volumen de negocio. Las distintas asociaciones europeas de diseñadores nos hemos dado cuenta de que tenemos que hacer una organización supranacional para que atienda las necesidades, en muchos casos iguales, de todos nosotros".

Agatha Ruiz De La Prada Y Custo Barcelona Copiar Foto de Oleg Covian para ACME

Pero, además, también a nivel nacional se celebran diferentes encuentros con los legisladores. Buena prueba de ello es la Mesa de la Moda Española o la reunión mensual de la asociación ACME que tiene lugar en el Congreso de los Diputados.

Hablar de dinero es de mala educación

Pero, ¿cuánto dinero se invierte en estas acciones de lobby?, es muy difícil de calcular y pocas empresas hablan de ello. Sebastián Mariz, socio director de FIPRA - la mayor red de lobbistas - , confirma que las empresas de moda realizan acciones de lobby tanto a nivel nacional como europeo, se reconozca o no, tanto por parte de las empresas como de los gobiernos. "El sector de la moda no es de lo más visibles, aunque hacen muchas acciones de lobby. Son temas que se llevan de manera muy discreta", explica Mariz, quien también considera que estas acciones suelen ser eficaces. "Cuantos más millones mueve una industria, más se le escucha. Y el sector de la moda es muy importante y mueve mucho dinero"

"Cuantos más millones mueve una industria, más se le escucha. Y el sector de la moda es muy importante y mueve mucho dinero" Sebastián Mariz, FIPRA

.

En Estados Unidos existe la United States Fashion Industry Association (USFIA), un grupo que presiona para eliminar las barreras al comercio de textiles y prendas de vestir. Su presidenta, Julia Hughes, reconoce que parte del trabajo es "reunirnos regularmente con los responsables de las políticas en la administración".

Según US Federal Lobbying Disclosures, en los seis primeros meses del año la Federación Nacional de Minoristas gastó 3 millones de dólares en acciones lobby con el gobierno de Estados Unidos, mientras que otras marca, como Target o GAP, lo hicieron a título individual (770.000 y 160.000 dólares, respectivamente).

Sewing Machine 925458 1920

El reciente acuerdo acuerdo de libre comercio firmado entre EE.UU. y Asia Pacífico y las negociaciones que siempre mantienen Washington y Bruselas hace prever una intensificación de las actividades lobby en el sector de la moda en los próximos meses. Según los registros publicados por el Corporate Europe Observatory organizaciones como Ralph Lauren, LVMH, Levis, Inditex y Ebay ya se han reunido con el departamento comercial de la Comisión Europea. Según Hughes, el USFIA también está "proporcionando información a los negociadores y el Congreso sobre las opiniones de nuestros miembros".

¿Qué preocupa a la moda?

Los aranceles comerciales y los costes de la importación y exportación suelen ser los temas que más preocupan a las empresas de moda.

Pepa Bueno, directora de ACME, señalaba la internacionalización como uno de los grandes retos de la industria de la moda española, especialmente a raíz de la crisis. Aunque mantienen una estrecha relación con el ICEX (organismo encargado de la internacionalización de las empresas españolas), desde ACME echan en falta más apoyo por parte de los gobiernos. "Nos da mucha envidia cuando vemos las acciones que lleva a cabo el gobierno británico en las ferias internacionales, con un apoyo económico muy grande a sus empresas y sus marcas".

En un mundo globalizado, en muchas ocasiones este tipo de negocios intenta producir sus prendas en lugares con una mano de obra más económica que en países desarrollados, evitando así que estas tasas del comercio internacional acaben penalizando el precio final. Buena muestra de ello es la oposición de Intertextil (una de las asociaciones patronales del sector en España) a la decisión de la UE de eliminar los aranceles a Pakistán, el mayor exportador de algodón, ropa para el hogar y ropa masculina y femenina, tras sufrir unas importantes inundaciones en el país.

Cuando el comercio electrónico empezó a popularizarse, también esta industria desplegó sus armas para evitar que portales como eBay pudieran revender sus mercancías, hasta entonces disponibles en una serie de establecimientos determinados, lo que siempre otorga un plus de exclusividad que podía perderse. Chanel y LVMH fueron dos de las empresas que más presionaron para que esta ley no les quitara una de las potestades con las que siempre habían contado: vetar la venta de sus artículos en determinados puntos de venta. Y lo lograron.

Clothing 964880 1920

En el Reino Unido, la asociación de la moda y el textil del país (UKKT) ha publicado un manifiesto en el que exponen cuáles son las demandas que como colectivo, plantean a su gobierno. Así, esta asociación pide que los ministros tengan reuniones periódicas con UKFT para asegurarse de que la industria de la moda y el textil en su conjunto sigue en la agenda política. También piden que sea más sencillo para las empresas del Reino Unido pujar por contratos con el gobierno, así como ayudas para cumplir con el compromiso para frenar el Cambio Climático Levy. Esta asociación también reclama una simplificación de las políticas dentro de las diferentes regiones y administraciones, con el fin de que no generen confusión en el extranjero y el resentimiento entre las regiones.

El lobby contra la moda

La moda también se enfrenta a otros lobby, como los que se oponen a la denominada "fast fashion"

Pero las firmas de moda también sufren el lobby. Es decir, tienen que hacer frente (y en muchos casos asumir) las reivindicaciones de otros colectivos. Uno de los asuntos que más les está afectando en los últimos tiempos es, precisamente, el ser respetuosos con el medio ambiente y tener unas fábricas que pueda cumplir con el compromiso contra el cambio climático.

Desde hace años, y tras las tragedias ocurridas en las fábricas de Bangladesh, la industria textil se sitúa en el ojo del huracán y vigila las condiciones laborales, de higiene y de salud de sus fábricas (o de proveedores) en los países del Tercer Mundo o en vías de desarrollo. Uno de los lobby más importantes en este sentido es Clean Clothes (Ropas limpias). Son muchas y variadas las actividades que diversos organismos elaboran contra el denominado "fast fashion", que denuncia la venta de prendas tan baratas a costa de precarias condiciones en países desfavorecidos.

Las empresas de moda más afectadas por aquellos escándalos formaron la Bangladesh Accord for Fire and Building Safety, formada por 190 empresas, entre ellas las españolas El Corte Ingles, Inditex, Mango, Mayoral Moda Infantil, S.A.U. y Padma Textiles.

Accord

Foto de portada | Oleg Covian para ACME
En Trendencias | Lagerfeld premiado con el Outstanding Achievement Award por el British Fashion Council

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir