Conocemos a Gema Parreño, la española premiada por la NASA que viene a inspirar a las científicas del futuro

Conocemos a Gema Parreño, la española premiada por la NASA que viene a inspirar a las científicas del futuro
Sin comentarios

Gema Parreño es para la ciencia española lo que su propio nombre indica: una joya. Arquiteca de formación, en un plot twist de la vida, es a los 33 años una firme promesa de la programación nacional. Ella se encuentra detrás de Deep Asteroid, una red para detectar el impacto de los asteroides sobre nuestro planeta. Este proyecto le valió el premio de la NASA en el Space App Challenge. 

Desde entonces, ha ganado múltiples galardones y trabaja en la resolución de problemas de la vida real a través del juego de videojuegos. Hablamos con ella, con motivo de la campaña de Häagen-Dazs con la que cambiaron el nombre del helado Cookies & Cream por el suyo durante todo el mes pasado. Y es que, menos del 30 % de las personas que se dedican a la investigación científica a nivel mundial son mujeres, según datos recientes de la UNESCO. Diversos estudios, señalan tres maneras de propiciar que más chicas se interesen por estudiar ciencias y entre ellas se encuentra el proporcionarles referentes femeninos en estas áreas.

¿Cómo acaba una arquitecta colaborando con la NASA?

Yo terminé Arquitectura en plena crisis del ladrillo y, aunque me gustaba mucho presentarme a concursos de innovación y paisajismo, ese modelo de negocio dejó de existir. La cosa es que para participar en ellos habia trabajado mucho con programas informáticos de renderizado, de 3D, etc. Así que, con un grupo de compañeros, empezamos a investigar sobre el mundo digital y el mundo startup y ahí fue cuando empecé a familiarizarme con el mundo de la programación.

Reinventarse o morir, ¿no?

Bueno, podría decirse que todo empezó por aprender una habilidad que me faltaba para formar una startup tecnológica pero, a partir de ahí, es cierto que me enamoré de la inteligencia artificial y de la ciencia de datos y ese acabó siendo el pistoletazo de salidad de la que es ahora mi carrera.

¿Por qué elegiste los videojuegos para empezar?

Nos llamaba mucho la atención hacer un producto interactivo. Tecnológico pero interactivo. Nuestro primer proyecto fue un videojuego familiar para padres e hijos, para fomentar el tema de la crianza positiva y que mezclaba diversión y refuerzo de rutina.

"Una red neuronal es un algoritmo que emula la neurona natural"

Es curioso porque, desde fuera, la arquitectura y los videojuegos pueden percibirse como dos mundos muy lejanos.

Yo siento que la arquitectura me ha dado una base muy solidad para crear diferentes cosas. Tiene una parte técnica de física, álgebra lineal, cálculo de estructuras... Pero también tiene una parte muy artística de composición, creación de proyectos, visión espacial y creación de espacios. Todo esto, al final, se puede extrapolar a muchos campos.

Te lo tengo que preguntar: ¿qué es exactamente una red neuronal?

Es un algoritmo que emula la neurona natural, por eso se llaman redes neuronales, porque parecen como si fuesen redes de neuronas. Por ejemplo, uno de los muchísimos ejercicios que he hecho aprendiendo es un clasificador de gatitos. Tú le pasas una foto de un animal y la red neuronal te dice si es un gatito o no, no.

¿Cómo fue el proceso de ponerte de repente a aprenderlo todo sobre las redes neuronales? Me da vertigo de pensarlo.

Como si fuese una cebolla: por capas y niveles de abstracción. Al final se trata de ir resolviendo preguntas para las que, cada vez, se va requiriendo más conocimiento. Eso sí, también es importante disfrutarlo. Yo me ayudé de cursos online especializados, incluyendo el de Google que se llama Machine Learning Crash Course y los de Coursera, que también son muy conocidos dentro de la comunidad.

Vale y, después de todo eso, ¿cómo acabaste trabajando con asteroides?

Formo parte de la comunidad de Google for Startups del campus de Madrid y uno de los eventos que organiza es un hackathon [un encuentro de programadores en el que se busca, a través de su trabajo colaborativo, dar una respuesta a un reto o problema] de NASA. Se celebra una vez al año con los problemas a los que se están enfrentando: desde la vida en marte hasta cómo recoger agua en la luna, pasando por detectar el impacto de asteroides. Así que todo empezó como un ejercicio más a secas.

Un ejercicio más que ha llegado a Houston... Cuéntame eso.

Nuestro proyecto quedó seleccionado primero a nivel nacional y la verdad es que, para mí, eso ya fue todo un reconocimiento... Pero un mes después recibimos un mail de la NASA comunicandonos que había quedado finalista entre los 25 proyectos más innovadores del mundo y entre los cinco primeros de mejor uso de datos.

¿Sabes si van a usar vuestro proyecto?

"Al hablar de asteroides pensamos en el de los dinosarios pero en un año hay muchos impactos de menos de un centímetro"

Ellos sé que estudian todos los proyectos pero desconozco el alcance interno que pueda llegar a tener. De todos modos, yo me quedo contenta solo con esto porque considero que ya les he aportado valor.

¿Cómo funciona Deep Asteroid?

Es un algoritmo que clasifica y predice el impacto de asteroides utilizando información sobre la composición química y sus características físicas (color, velocidad...). Así predice fecha y lugar de impacto. Una cosa importante es que, cuando pensamos en asteroides, nos viene a la cabeza el de los dinosaurios pero, en realidad, a lo largo del año hay muchísimos impactos de estos cuerpos que tienen menos de un centímetro de diámetro.

O sea, que no es que la NASA os planteara este problema porque teme que vaya a impactar uno que acabe con la humanidad, ¿no?

Claro, es que es muy importante predecir el impacto de estos pequeños asteroides porque han estado en órbita alrededor del Sol y permiten recoger muestras frescas que aportan mucha información sobre el sistema solar.

¡Uf! Pues me quedo más tranquila...

Es cierto que los asteroides más peligrosos tienen hasta un radio de 15 kilómetros pero no hay una emergencia global sobre ello.

Mempathy Image Agent
Imagen de Mempathy

El último proyecto en el que has trabajado es el videojuego Mempathy, que usa la inteligencia artificial. ¿De qué va?

Es una experiencia narrativa consistente en una conversación en las estellas entre un jugador y una inteligencia artificial. Está enfocado a tratar la relación del perfeccionismo con la ansiedad y a llevar al jugador a descubrir algo sobre si mismo. Este tipo de juego, llamados "serious game", se juega mucho en los países nórdicos, por ejemplo.

¿Qué te motivo a elegir el tema de la ansiedad?

Más que el problema de la ansiedad, lo que me llevó a este proyecto fue el problema del diálogo interno. Es importante que, cuando tenemos conversaciones con nosotros mismos, esos pensamientos sean positivos o, mejor dicho, beneficiosos. Y que nos transformen para crear una mejor versión de nosotros mismos, de una manera que sea que sea agradable.

Es cierto que muchas veces nos hablamos como no permitiríamos a nadie que nos hablara.

Sí, yo creo que tener un diálogo interior más positivo nos hace mejores a nosotros y hace que estemos mejor con nosotros mismos y que tratemos mejor a los demás. Es algo de lo que no se habla mucho.

¿Cuál es tu sueño?

A mí lo que me gusta es crear cosas para solucionar problemas. Me gustaría aportar a la solución de un problema importante.

¿Alguno en mente?

Hay varios pero todavía tengo que encontrar el próximo. Me gusta enamorarme de los problemas y no de las soluciones, porque cuando estás enamorada del problema, eso te impulsa a seguir trabajando. Entonces, cuando tanteo un problema, me planteo si me gusta tanto como para dedicar cinco años de mi vida a solucionarlo o cuál es el impacto beneficioso que va a tener...

"Es muy importante rodearse de gente que crea en ti"

¿Qué mujeres han sido tus referentes en la ciencia?

Alguien a quien me gustaría parecerme a modo histórico es Grace Hooper, que inventó la computadora ENIAC y el lenguaje de programación COBOL. Fue matemática a principios del siglo XX y es una mujer fascinante. Luego, mujeres vivas a las que pido consejo emocional y profesional son: mi madre y la Catedrática de Inteligencia Artificial de la Universidad de La Coruña, que se llama Amparo Alonso. Además de apoyarme, e sun refrente pro su riguriosidad.

¿Qué consejo le darías a las niñas que , a partir de ahora, te vayan a tomar como referente?

Que no no se limiten a ellas mismas. Que luchen por sus sueños pero que también trabajen duro. También es muy importante que se rodeen de gente que crean en ellas.

Fotos | Cortesía de Gema Parreño

Temas
Inicio