Publicidad

Vestido joya Rosa de Bulgaria: hablamos con su creador, Alex Regueiro, y su protagonista, Carla de Bulgaria

Vestido joya Rosa de Bulgaria: hablamos con su creador, Alex Regueiro, y su protagonista, Carla de Bulgaria
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Una fiesta es el mejor lugar para fijarse en los detalles más exclusivos, en esas prendas que llaman la atención por ser únicas. Es lo que me pasó con Carla de Bulgaria, me di cuenta en seguida que en la gala de los premios Yo Dona lucía un vestido de Alta Costura.

Hablé con ella y me puso en contacto con su creador, el gallego Alex Regueiro, al que agradezco haber sacado un poquito de tiempo ante la apertura inminente de su primera boutique para atender a Embelezzia.

El motivo, la creación del vestido joya para la empresaria.

Alex Regueiro Carla de Bulgaria
  • Alex, ¿cómo empezó todo?

Todo comenzó hace un año y pico, el pico no lo se, jajajajajja. Siempre he admirado a Carla desde hace muchos años, así que digamos que la aventura pudo haber empezado cuando se casó con el príncipe Kubrat. Hace un par de años comenzamos a crear una colección de alta costura, especializada en vestidos joya, una colección fantástica destinada a una mujer especial, transparente y con una personalidad muy fuerte.

Un día, no se de dónde saqué el arranque, decidí escribir a Carla, pues tenía muchas ganas de que viese nuestro trabajo, y después de varios mails nos encontramos un buen día en Madrid. Hacía calor, mucho calor. Apareció con un vestido de gasa muy ligero, con sus gafas de sol, y cuando cruzó el paso de peatones de la calle Virgen de los Peligros, el tiempo se detuvo, el aire se suavizó, todo parecía ir más lento excepto mi corazón que iba a mil.

Nos dirigimos al lugar de encuentro, mientras nos sentábamos, mi marido Alfredo fue a buscar la carpeta que contenía las fotografías de la primera parte de la colección. Comenzamos a hablar, y yo no podía dejar de contemplarla. La tenía allí enfrente, a una princesa, y no daba crédito. Después de ver el avance, me dice:

- Me encanta, sobre todo el verde

En ese momento se me pasó de todo por la cabeza, porque era consciente de la excelente reputación que Carla tenía y tiene en el mundo de la moda. Me quedé sin palabras, no podía hablar, y no era capaz de decirle lo que en verdad sentía y quería, hasta que Alfredo dice:

Lo que en verdad te quiere decir es que Alex quiere hacerte un vestido.

Ahí empezó todo, con la sonrisa de Carla y el empujón de Alfredo.

Alex Regueiro
  • ¿Cómo ha sido el desarrollo para esta alfombra roja?

Nos pusimos manos a la obra, escogimos tejido, aplicaciones, hilos... teníamos todos aquellos increíbles y lujosos materiales, llegaba el momento de preparar un boceto. Una conjunción de elementos y características; la personalidad de la princesa, lo que ella me evocaba, su sentimiento, su pensamiento, la rosa de Bulgaria, hicieron nacer un primera idea. Planteé un boceto a mano alzada, y luego Alfredo, que es un gran pintor digital, le dio el toque final. Se lo enviamos, y tras intercambiar opiniones nos pusimos a ello.

  • El vestido es casi una obra de arte. ¿Cómo lo hiciste?
Carla de Bulgaria

Primero, como se hacía en los tiempos dorados de alta costura, hicimos un molde en lienzo del cuerpo de Carla y se lo probamos hasta conseguir su moldeado. A partir de ahí, se comenzó con la elaboración del vestido. Creo que lo más complicado fue dar con una visión moderna de la rosa de Bulgaria, pero al final lo conseguimos.

Una vez confeccionado el vestido, en una maravillosa seda natural de color gris, procedimos a bordarlo en hilo de plata, ramilletes en el cuerpo emulando los tallos de la rosa damascena, y rematados en cristal de swaroski, queriendo imitar a una gota de rocío. Por último aplicamos las flores de organza rosa, una a una y pétalo a pétalo, tras más de un mes de trabajo la joya estaba lista. Y se lo entregamos.

  • ¿Esperabas esta repercusión por tu obra?

Un tiempo después, y sin esperármelo, me invitó a que la acompañase en los Premios Internacionales Yo Dona. Y así fue. Día 21 de junio a las 20:30 en el Invernadero de la Arganzuela. Ella llegó primero, esperaba fuera, y para mi sorpresa tenía puesto el vestido joya. Eché las manos a la cara con la emoción, pues nunca me imaginé que lo fuese a lucir en un acto así. Me agarró del brazo y me dijo:

¿Entramos?

Bueno, es lo que recuerdo, seguro que me dijo más cosas, pero estaba tan nervioso que tengo una laguna de ese momento. Nada más cruzar la puerta todo empezó a girar, a cambiar de rumbo. Los flashes procedían de todos los sitios. Estaba totalmente abrumado, y de repente fui consciente de la importancia del momento. Allí estaba Carla, con uno de nuestros vestidos delante un montón de fotógrafos, sonriente. Me temblaban las piernas, todo el mundo la piropeaba. Nos dirigimos hacia la zona donde se iba a desarrollar el evento, y la gente la paraba. No daba crédito.

  • ¿Cómo te sentiste?

Esa noche tuve la gran suerte de conocer a una parte de los nombres propios de la actualidad política, económica, cultural y social del momento. Lo mas importante, Carla brillaba como una estrella, su luz atraía, el vestido era ella. Yo me sentía muy contento, feliz de haber hecho un buen trabajo. No encontraba el momento de llamar a Alfredo para contarle todo lo que estaba ocurriendo, pues el era una gran parte de ese vestido, su apoyo, consejos y su amor, hicieron en parte posible que el resultado fuese ese.

(¿Soy yo, ¿o la emoción se nota?)

La otra parte protagonista, Carla de Bulgaria, nos lo cuenta así:

Quise lucir el vestido que el diseñador Alex Regueiro me hizo inspirado en la rosa de Bulgaria. Me pareció la ocasión perfecta para llevarlo, ya que la fiesta se hacía en un invernadero. Alex es un joven diseñador gallego especializado en historia de la moda y en el traje regional gallego. Todos los vestidos que elabora son denominados “vestidos joya” pues los cose y borda uno a uno y él mismo. Son auténticas obras de arte. Tarda una media de un mes en bordar cada vestido joya. El mío está bordado en hilo de plata, emulando los tallos y las rosas damascenas típicas de Bulgaria. Como remate, los bordados llevan incrustaciones de cristales de Swarovski. Y en el pecho, una a una, Alex fue añadiendo rosas y pétalos en una gran guirnalda rosa que combina muy bien con el gris de la seda natural del vestido. Alex se fijó en todos los detalles para crear el que ha sido su presentación en sociedad. Gracias Alex, me sentí muy cómoda con el vestido, pero también muy orgullosa de ti.
  • Alex, y respecto a otros proyectos.

En breve, queremos abrir una tienda en la ciudad, Santiago de Compostela. Se llama Alalá (canto tradicional gallego) y en ella venderemos trajes tradicionales gallegos, ropa de calle inspirada en él, camisetas, calzado, complementos, todo relacionado de alguna manera con la cultura gallega. Esta tienda nos permitirá tener independencia creativa para poder llevar a cabo nuestras creaciones tanto a nivel moda como a nivel pintura.

Más Información | Alex Regueiro En Embelezzia | Entrevistas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios