Publicidad

Locura textil en el palacete de Compiègne a 40 km de París

Locura textil en el palacete de Compiègne a 40 km de París
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Todos hemos oído hablar de la emperatriz Eugenia de Montijo, aquella sevillana de alta cuna a la que una gitana le leyó la mano vaticinándola que sería "¡Más que reina"! Bueno, pues si queréis ver cómo vivía, vestía o cómo era su cama, ahora podéis.

A cuarenta minutos de París, en el Palais Imperial de Compiègne, se podrá visitar hasta el 14 de octubre la exposición “Folie Textile. Mode et décoration sous le Second Empire" (Locura textil. Moda y decoración bajo el Segundo Imperio).

Si váis a visitar París, podéis aprovechar estos tórridos días de verano, para hacer una excursión hasta Compiègne, pasearos por los magníficos jardines de este palacete, y aprovechar las horas en las que aprieta más el calor, para protegeros dentro de los frescos muros del palacio, para disfrutar de una exposición que es una auténtica maravilla.

Echantillons

Todo lo allí expuesto sabrá, sin duda, seducir a los connaisseurs, pero también a las familias pues se trata de todo un recorrido histórico trazado a través del arte, de la decoración y de la moda.

Organizada por la unión de los Museos Nacionales del Grand Palais y el Museo de telas de Mulhouse, esta exposición recorre toda la época del Segundo Imperio (1852-1870), en la que el sector textil conoció una etapa dorada animado por los fastos de la corte de Napoleón III y de la emperatriz Eugenia de Montijo.

Los trajes con crinolinas requerían metros y metros de telas, y los accesorios cada día eran más numerosos. La decoración en el interior de los palacios o en los hotelitos particulares también recurría mucho a los textiles para la tapicería de paredes y mobiliario. Las tapicerías llegaron a convertirse en aquel tiempo, por méritos propios, en el símbolo de la riqueza y del confort.

Las innovaciones técnicas, la creación de los primeros colorantes artificiales y la difusión de la impresión sobre las telas de este período se ponen así en evidencia, por primera vez, a través de vestidos, y mobiliario con colores y estampados a la moda de la época cuando las flores, las rayas y los estampados orientales invadían las telas.

Cama-Eugenia-Montijo

También se podrán contemplar una reproducción de los talleres de los tapiceros y de las modistas, donde el visitante podrá ver las diferentes etapas a la hora de ir dando vida a las diferentes piezas del mobiliario o prendas de vestir con sus correspondientes accesorios adornados con pasamanería, encaje, bordados y cintas.

Los responsables de esta exposición han hecho un gran esfuerzo al reproducir el dormitorio de la emperatriz Eugenia de Montijo, donde no falta su suntuosa cama con dosel, presentado por primera vez después de su restauración.

Aproximadamente, unas doscientas piezas entre prendas, mobiliario, pinturas, acuarelas y fotografías completan esta exposición que nos ayudará a entender mejor la riqueza de la época.

Como os decíamos, la exposición se podrá visitar hasta el 14 de octubre y es gratuita para los menores de veintiséis años, y el primer domingo de cada mes. ¿Quién se anima a darse un baño de cultura?

Más información | Château de Compiègne En Embelezzia | Fragancias con historia (I): L'Eau Impériale de Guerlain, 1853 En Embelezzia | El Legado de la Casa de Alba, la Duquesa enseña su tesoro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir