Compartir
Publicidad

Hotel Penha Longa Golf Resort: el lujo de la tranquila Sintra

Hotel Penha Longa Golf Resort: el lujo de la tranquila Sintra
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podría decirse que quien viaja a Sintra quiere elegir un lugar especial, un paraje natural perfecto, descanso, paz, armonía, y un lugar de lujo donde cargar las pilas, disfrutar de la gastronomía portuguesa y disfrutar del golf. Tal y como ha hecho Lloyd Cole con quien he compartido estancia (diferenciada por minutos) al entrar en el Hotel Penha Longa Golf Resort.

El cantante participaba estos días en un concierto en la capital portuguesa y ha terminado su periplo lisboeta disfrutando de los dos campos de golf de este perfecto hotel portugués (de 18 y 9 hoyos). Porque entrar al recinto del Hotel es como detener el reloj y disponerte a disfrutar. Desde su gastronomía, su estancia, el trato perfecto de sus trabajadores y los detalles en cada rincón.

Hotel Penha Longa

Para empezar, el impresionante hall de mármol bicolor y techo interminable, que con una lámpara de araña re-editada del clasicismo, convierte la estancia dominada por un centro floral de orquídeas en un espacio inmenso de paz.

Al lado del lobby, el bar, la sala de té y un pequeño rincón café donde degustar oportos, vinos de la tierra y cualquier cóctel que uno quiera. Todo decorado a modo de pequeños salones privados y chimeneas que invitan a pensar en el invierno.

Son más de 194 habitaciones las que forman parte de este hotel, y no parece en ningún momento que haya espacio para tanto. Tres plantas divididas en horizontal que recorren el complejo del antiguo monasterio del siglo XVI y que hoy comparten terreno y eventos, porque no hay sábado que no haya celebración especial.

Las suites cuentan todas con terrazas con vistas al impresionante paraje natural de Sintra y Cascais, comparten terreno y mirando el bosque no sabes dónde empieza uno y dónde acaba el otro. Dicen que en verano hay quien ha solicitado una cama extra para dormir en la terraza, y no me extraña, porque las suite executive son espectaculares.

La suite del Hotel Penha Longa

Hotel Penha Longa

Un pasillo interminable da entrada a las dos alturas que forman la suite en la que me alojé. Una cama king size que forma parte de la Sleepy Experience, donde si te gustan las almohadas, el cabecero, el colchón, el somier, puedes solicitar su compra, preside la estancia.

Tras la balaustrada de mármol, un salón con butaca, sofá y mesa de escritorio antes de pasar a la terraza donde disfrutar del Parque Natural de Sintra Cascais.

He dejado para el final el cuarto de baño, ya sabéis mi debilidad por sus detalles (amenities Bvlgari), y el café perfecto nada más entrar, al gusto del cliente, como en Hotel Ritz de Madrid.

Una ruta por el hotel

Hotel Penha Longa

Si tuviera que darte un par de razones para alojarte en este hotel cinco estrellas sería la tranquilidad y el lujo por los detalles. Como el comedor privado en la bodega para hasta 12 comensales; la terraza para el desayuno; el comedor privado siempre con el telón de fondo de unas velas balanceándose.

Hotel Penha Longa

Una escalera de película, una piscina interior que puede hacer las delicias de los más deportistas y que quieren levantarse bien activos. El gimnasio, donde puedes solicitar un entrenador personal y recibir clases de pilates o yoga, ya sea en el interior o al borde de la piscina exterior en un espacio dedicado al relax.

Ahora no es tiempo de piscina exterior, pero un paseo por ésta te pueda dar idea de lo que te esperaría en verano: atardeceres mirando el parque natural, naturaleza y actividades deportivas, descanso, la mejor gastronomía de la zona y todo a 30 minutos de Lisboa en coche, a 10 de la playa de Guincho (dicen que de las mejores para el surf y el windsurf), y a 12 minutos de Cascais.

El desayuno: mi gran momento

Hotel Penha Longa

La posibilidad de desayunar champagne con fresas estaba ahí. Como Bloody Mary. Sólo tenías que mezclar y listo. El comedor estaba sobre el campo de golf y la piscina, con unas vistas que te invitaban a preparar un día repleto de actividades.

El menú del desayuno era casi infinito: salmón, bollería recién hecha, frutas exóticas, zumos variados, cereales de todos los tipos, crepes al gusto, desayuno para los que más se cuidan, variedad de quesos, jamón serrano, diferentes aceites para las tostadas...

El campo de golf

Hotel Penha Longa

Como buena periodista aficionada al deporte estuve practicando tiro en su campo. No llegué a los cien metros, así que tendré que tomás clases de fuerza y estilo. Para los más avanzados y profesionales, dos campos de golf. Uno de 18 hoyos y uno de 9 hoyos.

Te advierto que este campo de Penha Longa forma parte del Open de Portugal de junio, por lo que puedes ir practicando hasta que llegue la fecha.

Sus jardines

Hotel Penha Longa

El entorno forma parte del lujo del hotel. Una naturaleza envidiable. No me resisto a comentar el acebo enorme que tienen, los árboles centenarios, las rutas para hacer senderismo, limoneros...

Todo rodeando un antiguo convento donde hoy en día puedes celebrar tu boda, o un evento increíble en los salones antiguos, con sus chimeneas, sus azulejos centenarios... en serio, estar unos días en este hotel ha sido como desconectar del mundo y pensar que la vida de lujo existe, y está muy cerca.

Dejo para otro día su Spa Six Senses y el restaurante japonés que tiene en su interior, el Midori.

PD, Nuestra compañera Cristina estuvo hace poco en el Restaurante Arola del Hotel, así que os dejo su opinión. Las bravas arola siguen siendo perfectas.

Más Información | Hotel Penha Longa En Embelezzia | Portugal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos