¿Habrá crisis de diseño de frascos en perfumería?

¿Habrá crisis de diseño de frascos en perfumería?
Sin comentarios

Actualmente ya no hay diseñador/a, actriz o actor, incluso cantante de éxito o celebrity en general que no lance su propia fragancia. A decir verdad, salen como conejos del campo de las madrigueras de marca.

Hablo de fragancias selectivas de marcas prestigiosas que cuentan con medios y cerebros envidiables a la hora de planificar el nuevo perfume que representará a su firma, un pedacito de su personalidad o imagen corporativa.

Y todos los coleccionistas de frascos de perfumes dan fe de que lanzan cada vez más novedades y más seguidas, lo cual debe ser una tortura a la hora de guardar tanto envase pero vale la pena vistos algunos de realmente originales y únicos.

Los hay con formas clásicas, modernas, muy poco ortodoxas e incluso surrealistas, como una maratón organizada a beneficio de la firma que lleve a la meta lo nunca visto hasta el momento.

Frascos geniales como el torbellino de Insolence de Guerlain o los bustos de JP Gaultier, pasando por clásicos elegantes como Miss Dior Chérie, Issey Miyake o los sin sentido como la hoja de Kenzo Parfum d'Été que no sabes cómo colocarla. Pueden gustar más o menos pero tienen esa característica que los define.

Y, con todo este rollo, lo que yo me pregunto es cómo decidieron firmas como Dolce & Gabanna el envoltorio que lleva a todos los rincones del mundo su recién The One masculino tan similar al Narciso Rodríguez para him y para her, tan parecidos a L'Instant de Guerlain para Hombre lanzado hace unos años.

Otro ejemplo incongruente es esta nueva ola de envases transparentes con un sutil color de fondo y forma central a modo de marca de agua como el novísimo Ma Dame de JP Gaultier que me ha recordado tanto al Sea & Sun de Parfums Salvador Dalí.

JP Gaultier y Parfums Dalí

Seguro que se me escapa alguna razón de marketing en todo esto pero no quiero saberla. Pienso que los diseños de algunas marcas no se los han currado lo suficiente y se repiten mucho.

No necesariamente raros ni espectaculares pero con más personalidad. La sencillez en un frasco no es simple sino el resultado de descartar innumerables lineas para obtener esa que todavía no se había visto desde ese determinado ángulo.

Pero parece que nuestro tocador o nuestra estantería de afeites tiene el peligro de almacenar similares frasquitos de fragancias totalmente diversas, y si te confundes de frasco allá tú. Sería mejor menos lanzamientos y más currados.

En Embelezzia | Las fragancias nuevas y clásicas

Temas
Comentarios cerrados
Inicio