Compartir
Publicidad
Publicidad

Manned Cloud: exclusivo viaje a bordo de un zepelín desde Paris

Manned Cloud: exclusivo viaje a bordo de un zepelín desde Paris
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es el último grito en viajes de lujo. El Manned Cloud es ... un zepelín con forma de ballena, el hotel de lujo de las alturas. Futurista. Exclusivo, Silencioso.

La mente brillante que lo ha ideado es el diseñador francés Jean-Marie Massaud que junto con la mismísima agencia espacial francesa, Onera, han fusionado visión, diseño y experiencia en este dirigible propulsado por una gran hélice. El principio de la espiral de Arquímedes (¿a que no sabías de este principio?) se ocupa del resto para desplazar el zepelín ecológicamente, sus 20 amplias suites, sus 40 relajados pasajeros junto con la tripulación, los 15 marineros del aire. Sssshhhh sin tanto ruido de motores, la contaminación acústica se minimiza, como si flotaras.

Aunque el Manned Cloud Cruise Airship todavía está en proceso de desarrollo, ya sabemos que a bordo la clase turista no tiene sentido. El hotel es de cinco estrellas, faltaría más. Dispone de dos plantas: la primera con restaurante, zona lounge, biblioteca y centro de fitness. Imagínate una superficie acristalada para poder ver el exterior subido en una nube, incluso dando un giro sobre tí mismo de 360º. Así se disfrutará de la vista desde el Manned Cloud. ¿Qué más se podría pedir?

Lounge interior

Pues hay más. En la segunda planta estarán las suites aunque lo interesante es el cocktail bar, las terrazas y el spa previstos. Todo para una increíble experiencia de altos vuelos. Aunque el Manned Cloud se desplazará a una altitud muy por debajo a la de un avión y a una velocidad casi diez veces menor (130 km/h). Sin prisa pero sin pausa.

¿Cuál es la ventaja? Tiempo y serenidad, dos lujos escasos en nuestras ajetreadas vidas, y vista panorámica excepcional durante todo el recorrido. Es una idea genial de lo simple que es: viajar sin reloj, olvidarse de horarios, prisas o carreras. Sólo estar. Ni siquiera bajar del hotel-suite para visitar los lugares más interesantes pues sólo hay que observar a través del mirador acristalado. Y llegar, bueno ... ya llegarás. Dicen que es comparable únicamente con viajar a bordo del Queen Mary 2.

Los dos recorridos iniciales serán París-Roma y París-Madagascar. Con el corto disfrutarás una noche a bordo y nueve horas de viaje con una programación de lujo: el atardecer sobre la Provenza francesa y el amanecer ya en tierras romanas. El segundo recorrido es hasta Tananarive, sobrevolando Europa occidental y parte del Océano Atlántico. Las costas a vista de pájaro durante esos cuatro días de crucero: sin comentarios, habrá que verlo.

Muy recomendado para estresados y agobiados como cura de salud mental. Y para todo aquel que quiera y pueda permitirse unas vacaciones de lujo que no muestra ningún catálogo. Estaré pendiente de más novedades para manteneros informados del zepelín turístico Manned Cloud.

Vía | GQ Digital número 2 En Embelezzia | Vacaciones de lujo En Diario del Viajero | Viaje al futuro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos