Publicidad

El Efecto Pitufina: se nos ve poco, pero somos muchas. Geena Davis demuestra con números que no hay igualdad de cuota en el cine y la tele
Feminismo

El Efecto Pitufina: se nos ve poco, pero somos muchas. Geena Davis demuestra con números que no hay igualdad de cuota en el cine y la tele

Publicidad

Publicidad

En el año 2004, la actriz Geena Davis estaba viendo la televisión con su hija pequeña cuando tuvo una revelación: la mayoría de los personajes que salían en la pantalla eran masculinos y eran muchos en comparación con los femeninos. Y no sólo ocurría en esos dibujos animados, pasaba en todos los programas que veía su hija. Y en los que veía ella.

Esta revelación animó a Geena a crear el Instituto Geena Davis sobre Género en los Medios en el año 2007. Una organización que no sólo busca la igualdad de representación de ambos sexos en películas, series o dibujos animados, sino también acabar con el sexismo y el rol prototipo de las mujeres.

Según datos del Instituto Geena Davis sobre Género en los Medios en el año 2011 sólo el 33% de los personajes de las películas eran femeninos (y añadimos, sólo el 11% eran las protagonistas de la historia).

En el año 2013 las cosas apenas habían cambiado y sólo un 15% de los papeles protagonistas eran femeninos y en el 2014 la cosa fue peor, porque sólo hubo un 12% de papeles protagonistas para ellas.

Para terminar con los últimos datos analizados hasta la fecha, en el año 2015, sólo un 17% de los personajes de las cien películas más importantes eran femeninos.

No es ninguna sorpresa, pues según los estudios realizados sobre la diferencias de género es algo bastante común en la industria cinematográfica de los últimos 25 años, tanto dentro como fuera de la pantalla.

Captura De Pantalla 2017 01 18 A Las 16 33 02

Sí, nos sonaba de algo el Efecto Pitufina (formulado en 1991 por Katha Pollitt y que explica que las películas y series cuando no están dirigidas explícitamente a un público femenino siempre se organizan en torno a un grupo de chicos en el que aparece una única chica, normalmente representada en un estereotipo. Por ejemplo, Big Bang Theory) y hemos oído mucho hablar del Test de Bechdel.

Captura De Pantalla 2017 01 18 A Las 16 33 39

También hemos hablado largo y tendido en diversos artículos (algunos ejemplos como el de Natalie Portman, el de Kaley Cuoco y la lucha de la actriz Emmy Rossum) sobre las diferencias salariales a las que se enfrentan todas las actrices de Hollywood, sí, hasta las más famosas.

Captura De Pantalla 2017 01 18 A Las 16 33 21

Pero hasta ahora no habíamos oído hablar tan claramente de la escasa presencia femenina en la industria del entretenimiento como a Geena Davis.

La brecha insalvable entre personajes femeninos y masculinos

El primer paso que intentó Geena Davis fue hablar con sus compañeros y amigos de la industria sobre su descubrimiento. Sacaba el tema en las reuniones o trataba de explicar su punto de vista. Y todas las veces le respondían que el asunto era algo del pasado, que ya estaba solucionado.

Pero ella estaba convencida de que no estaba resuelto. Para nada.

Captura De Pantalla 2017 01 18 A Las 12 00 37

Para demostrarlo necesitaba datos concretos. Y fue ella misma quien acabó financiando la mayor investigación realizada sobre la representación de género en la industria del cine y la televisión.

Un estudio que abarca veinte años de historia de los medios y que se hizo en colaboración con la Facultad de Comunicación Annenberg de la Universidad del Sur de California.

Los resultados fueron tan dramáticos para Geena que decidió pasar a la acción y luchar contra el problema con su propio instituto. Desde entonces, se ha dedicado a realizar no sólo campañas para concienciar a la industria sobre la igualdad, o a ayudar a los padres con directrices para que vean la televisión con sus hijos y les eduquen en igualdad. También ha dado con otros datos muy desalentadores para el género femenino. Como por ejemplo:

  • que en las películas en las que aparece una multitud, sólo un 17% de los personajes son femeninos.

  • o que los personajes femeninos de las películas de animación calificadas para todos los públicos y pensadas para los más pequeños visten la misma cantidad de ropa sexualizada que en las películas para mayores de edad, con especial incidencia en la franja de edad de entre los 13 y los 20 años.

  • o que el número de adolescentes desnudas que aparecieron en la gran pantalla creció entre 2007 y 2012 un 32,5%.

Y en general, con una conclusión asombrosa: que las mujeres ni tenían espacio ni voz en la industria de entretenimiento.

Su lema, If she can see it, she can be it ( si ella puede verlo, puede serlo)", es toda una declaración de intenciones. Si estos niños y niñas pequeños ven a sus personajes favoritos haciendo cosas maravillosas en las series y películas, chicos y chicas creerán que ellos también pueden hacerlo.

En una entrevista para Interview Magazine cuenta como han estudiado que la presencia de personajes forenses femeninos en series como CSI o Bones han supuesto una gran influencia en la vida real, y que dos tercios de los estudiantes de medicina forense hoy en día son mujeres.

Captura De Pantalla 2017 01 18 A Las 16 06 10

El 51% de la población real. Pero sólo el 17% en cine y televisión

La conclusión a la que llega Geena Davis en esa misma entrevista es que "a pesar de que las mujeres suponen el 51% de la población mundial y han avanzado muchísimo, la industria cinematográfica no lo ha hecho a la par. No son las protagonistas ni las heroínas de las historias, no son líderes y en parte todo es un reflejo de cómo las sigue viendo para la sociedad".

Y eso es también lo que están viendo las nuevas generaciones en las series y dibujos animados.

Captura De Pantalla 2017 01 18 A Las 12 00 15

Ella no considera que se esconda ninguna maldad detrás de esta escasa representación femenina. No se trata de ninguna conspiración, simplemente los creadores no son conscientes de la gran cantidad de mujeres que se dejan fuera. O en su mayoría, siendo hombres no se sienten identificados con los personajes femeninos.

En un principio, el Instituto Geena Davis ha conseguido que el 68% de los ejecutivos que se han familiarizado con sus objetivos hayan cambiado dos o más proyectos y que hasta un 41% haya cambiado 4 proyectos para incluir más personajes femeninos, mostrar otras ocupaciones laborales distintas de las típicamente asociadas a la mujer, ampliar sus líneas de diálogo o darles más protagonismo. Un primer, pero crucial, gran paso.

Fotos | Seejane.org, NFYA.org

En Trendencias | Que la Fuerza nos acompañe (o el feminismo en Star Wars)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir