Compartir
Publicidad

La alfombra verde de los Goya

La alfombra verde de los Goya
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos visto los modelitos que nuestras actrices llevaron ayer en los Oscars españoles. La mayoría lucían vestidos de diseñadores españoles, las menos diseños de firma internacional. El color estrella, una vez más, el negro, y es que con este color sabes que siempre aciertas. Un derroche de elegancia, mucha peluquería, mucho maquillaje, muchas joyas y como no, mucho premios, que para eso estaban convocados.

La primera nota que llamó la atención en la 21 Edición de los Premios Goya fue ¡la alfombra verde! No me gusta nada de nada. Pero la organización se han rendido al color fetiche del patrocinador, el güisqui irlandes Jameson. Una sorpresa para los más estrictos con las cosas del glamour y es que donde esté una alfombra roja, que se quiten los demás colores, y más el verde.

Penélope Cruz fue la gran protagonista de la noche, no sólo porque es nuestra actriz más internacional, sino porque se esperaba que ganára el Goya a la mejor actriz por su papel de Raimunda en Volver, como así sucedió. Para mí la más elegante y por eso la pongo en portada. Y eso que no es de mi agrado, pero ahora hablamos de elegancia y lo iba. Lucía un traje largo color marfil con encaje negro de línea sirena, de Carolina Herrera New York. Elegante, sensual, guapísima. En definitiva, espectacular. Y es que Pe, cada día viste mejor.

A la izquierda, Silvia Abascal con un vestido negro de pedrería y escote en la espal de vértigo. A la derecha, Elena Anaya, con minivestido negro muy ajustado, adornado con paillettes metalizadas inspiradas en el movimiento Art Déco. Un diseño muy atrevido de Roberto Cavalli.

Las dos ex-presidentas de la Academia. Marisa Paredes, con vestido verde de Sibylla, de manga francesa, y Aitana Sánchez-Gijón, con vestido negro ligeramente plisado, escote halter y falda en capas con vuelo.

Goya Toledo, con vestido color azul celeste con escote palabra de honor y falda de capas. Llevaba pendientes y anillo, de Vasari. Ariadna Gil, la única que llevo pantalones, piratas y de rayas, con cuerpo cruzado rematado con bordados plateados, de Kenzo. Un modelo poco adecuado, que personalmente no me gusta nada. Pero es su estilo y olé que se atrevió a llevar ese modelito. Yo jamás hubiero ido así.

La cantante Estrella Morente, con un diseño de Victorio & Lucchino, y su marido, el torero Javier Conde, también muy guapos. La cantaora puso voz prestada a Penélope Cruz en Volver.

La presidenta de la Academia, Ángeles Gonzalez Sinde, y la ministra de Cultura, Carmen Calvo. Las dos damas han optado por diseño español. La primera, un traje de David Delfín con frases del escritor Raymon Carver, muy original. La segunda, un diseño de Ángel Schlesser de muselina satinada color perla con banda negra bajo el pecho.

La actriz Dafne Fernández lleva un vestido en tono maquillaje con detalles de pedrería en el escote y fajín negro. A la derecha, la actriz y presentadora Kira Miró. Ambas de Hannibal Laguna.El color un poco apagado, no me convence.

Leticia Dolera, muy guapa, se decantó por un vestido en tafetán de seda negro sin mangas, con lazada en la cintura y falda con bordados florales de pedrería, de Josep Font. Lucía un anillo con diamantes blanco y negro y pendientes forma espiral con diamantes, de la colección privada de Vasari. Del mismo diseñador iba María Valverde, con vestido de seda rosa bordado con motivos florales en fil coupé de lúrex, volumen agoblado y escote bañera con aplicación de cintas doradas bajo el pecho, marcando la cintura. Además, llevaba prendida en el pelo una libélula en oro rosa, oro blanco y turmalina verde, también de Vasari, la firma de joyas estrella de la noche.

Maribel Verdú lucía un vestido plisado con corte imperio, de Dior, y fular de piel. Mónica Cruz, con un diseño negro, de Miguel Palacio, con un escote precioso. Estaba muy guapa y es que para mí esta chica es más guapa que su hermana. Iba espectacular, me encanta.

De Loewe iban la cantante Bebe, a la derecha, con vestido de algodón blanco con bordados de piel plateada y sandalias de terciopelo gris con perlas y cuña de napa efecto espejo. Y Nawja Nimri, con vestido en crepé de seda en línea globo y zapatos de piel a juego, muy original.

Las protagonistas de Volver, de izquierda a derecha: Blanca Portillo, de negro, Carmen Maura, en turquesa y con pieles, que se llevó el premio a la mejor interpretación de reparto, Yohana Cobo, de negro riguroso, demasiado sencilla y Lola Dueñas, con vestido entallado de Hannibal Laguna.

Verónica Echegui, a la derecha, llevaba un bolero metalizado y vestido de georgette negro con escote palabra de honor adornado con tachuelas al tono, de Miguel Palacio. A la izquierda, Verónica Sánchez deslumbró con el escote más atrevido. Lucía un vestido negro y rosa palo, de Dolores Promesas (línea Heaven), joyas vintage (1940), de Barcena. Ambas muy eelegantes y atractivas.

A la izquierda, María Adánez, con un vestido negro encorsetado, de Jean Paul Gaultier. A la derecha, Natalia Verbeke, con un vestido de satén negro muy ajustado.

Ahora espero vuestras opiniones ¿Quién os pareció la más elegante?

Vía | Hola

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos