Compartir
Publicidad
Aunque no te lo creas hay alimentos bajos en calorias que puedes incluir en tu cena de navidad
Dietas y Nutrición

Aunque no te lo creas hay alimentos bajos en calorias que puedes incluir en tu cena de navidad

Publicidad
Publicidad

Nos acercamos progresivamente a la Navidad y eso significa que cada vez estamos más próximos a las numerosas cenas que nos esperan. Sabemos que en Navidad tendemos a cocinar más que en ningún momento del año y, normalmente, las comidas no son ligeras ni bajas en calorías. A la reunión familiar se le une el hecho de que la tradición casi impone la presencia de dulces, azúcares y grasas.

Por supuesto, no pasa nada por excedernos una noche al año, pero todos sabemos que estos excesos se alargan desde mediados de diciembre - y comienzan las primeras cenas de amigos y trabajo - hasta después del Día de Reyes. Por ello, este año podemos probar a cambiar la tónica habitual y cocinar alimentos bajos en calorías, pero igualmente deliciosos.

Hummus o crema de aguacate

hummus

No hay cena de Navidad que se precie sin una buena dosis de entrantes. Tanto que, a veces, casi estamos llenos antes de llegar a los primeros platos. También en estos casos podemos hacer uso de aperitivos ligeros y saludables que nos ayuden no solo a ingerir menos calorías de lo habitual, sino también a comer de manera más sana y nutricionalmente completa.

Si lo que nos gusta es untar, en vez de utilizar los habituales quesos y patés procesados, podemos hacer uso de diferentes tipos de hummus casero o crema de aguacate y untarlos en tostas crujientes. De esta manera, obtendremos el placer de los alimentos untados, al mismo tiempo que disfrutamos de un plato saludable y bajo en calorías.

Canapés y tapas

Canapé

Los canapés y las tapas forman parte de los platos principales en casi todas nuestras casas durante esta noche. Las cenas de Navidad varían mucho en cada casa, sin embargo los canapés no suelen faltar en ninguna de ellas. Este año tenemos la oportunidad de probar nuevas opciones más ligeras pero igualmente deliciosas.

Para ello utilizar alimentos ligeros, a la vez que sabrosos, como el jamón o el salmón es una excelente idea. De esta manera, podemos elaborar canapés de salmón con queso o makis de melón con jamón.

Marisco

mousse de langostinos

Si hay un alimento que compartimos la mayoría de las casas en Navidad es el marisco. Por suerte para nosotros, este alimento no solo es saludable, sino que también es bajo en calorías. Una de las ventajas que tiene es que, además de a la plancha o cocido, el marisco nos da muchas opciones de cocinado.

Entre las opciones que nos ofrece, podemos llevar a cabo brochetas de langostinos con mango. Otra idea es elaborar una mousse falsa de marisco o un cóctel de langostinos. Tomemos la decisión que tomemos, el marisco es siempre un acierto del que no nos arrepentiremos.

El pavo que no falte

pavo navidad

Si somos clásicos, seguro que queremos una receta con pavo en nuestra mesa. Sin embargo, tendemos a cocinarlo con mucha salsa, para reducir la sequedad que tiene la carne del pavo y esto aumenta el número de calorías que ingerimos.

Por ello, este año podemos probar una nueva receta, algo más atrevida, pero deliciosa. El pavo a los kikos no solo nos ayudará a comer este ave de una forma saludable y baja en calorías, sino que hará las delicias de los niños de nuestra casa. Además, por cómo va cocinado, el pavo se queda jugoso y conseguirá sorprender a todos los presentes.

Carne o pescado

ternera

Algunos somos más de carnes y otros de pescado - algunos incluso de las dos - pero sea cómo sea, lo que queremos es que sea lo más ligero y saludable que podamos. Si elegimos la carne, la ternera es una idea excelente ya que gusta a un alto número de personas - niños incluidos - y nos ofrece muchas posibilidades. Una idea recomendable y deliciosa es la terrina de ternera con cebolla caramelizada.

Si, por el contrario, nos decidimos por el pescado, una buena idea es hacer un pastel de pescado. Se trata de un plato que, además de pescado nos ofrece vegetales sin necesidad de añadir calorías con un acompañamiento. Además, al tener forma de pastel, será más atractivo para los niños.

Los postres

Bombones

Querer una cena ligera en calorías no quiere decir, necesariamente, que tengamos que renunciar al postre. Para que eso no ocurra, existen algunas opciones deliciosas que pueden ayudarnos. Por suerte para nosotros existen los bombones saludables y los de queso y frambuesas son un buen ejemplo de ello. Estos bombones no contienen azúcar añadido y están elaborados básicamente con fruta.

Si lo que nos gusta es el chocolate, una idea estupenda es la crema de chocolate con aguacate y plátano. Aunque un poco más elaborado que el anterior, este postre tampoco contiene azúcar, se basa en la fruta y grasas saludables y contiene pocas calorías. Estos postres son el colofón ideal a una gran cena de Navidad.

Imágenes | Unsplash, Directo al paladar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio