'El método Williams', la película sobre cómo Venus y Serena, dos niñas afroamericanas de origen humilde, se convirtieron en campeonas del tenis

'El método Williams', la película sobre cómo Venus y Serena, dos niñas afroamericanas de origen humilde, se convirtieron en campeonas del tenis
Sin comentarios

Compton es un suburbio de Los Ángeles conocido por tener uno de los mayores índices de criminalidad de Estados Unidos aunque ahora también puede presumir de haber visto a Venus y Serena Williams dar sus primeros pasos: dos campeonas del tenis que suman entre las dos 30 Grand Slams individuales, justamente el tipo de meta vedada para niñas afroamericanas que viven un lugar así. La película El método Williams cuenta ahora cómo el padre de las tenistas las preparó para ello.

Will Smith protagoniza un biopic que ya le ha valido un Globo de Oro a mejor actor de película dramática y por el que le suenan también campanas de Oscar. Él es el encargado de dar vida a Richard Williams que, según retrata la película, no habría sido el padre autoritario, controlador y problemático que siempre se ha creído.

En su lugar, se muestra a una figura protectora y amorosa, que tal vez no esté tan alejada de la realidad puesto que tanto Venus como Serena asesoraron a los creadores y accedieron a participar como productoras también tras ver la película.

Will Smith

El caso es que, en los años 80, Richard Williams se propuso que dos de sus hijas se convirtieran en campeones de tenis y, para ello, tenía un plan en el que creía tanto que llegaba a parecer un lunático. Y eso que no sabía nada de tenis pero sí que era imprescindible que los clubs y entrenadores más elitistas accedieran a formar a Venus y Serena, a las que vende como atletas infalibles.

Como hermana mayor, Venus Williams empezó a destacar antes, aunque el plan maestro de Richard siempre fue que Serena se acabara erigiendo como la mejor tenista de la historia. No obstante la rivalidad para crear clímax en la historia no es entre ellas sino que la villana no es ni más ni menos que Arantxa Sánchez-Vicario, contra la que tendrá que enfrentarse Venus a la hora de llevarse un contrato millonario con Nike como patrocinador.

No obstante, la película intenta plasmar que la motivación final por el éxito del progenitor no era el hecho de que las mejores jugadoras de tenis pudieran ganar miles de dólares en cada torneo. O, al menos, no solo eso sino que había algo más relativo al terreno de lo moralista como "hacer algo que les llenara el corazón", según palabras del propio Will Smith en una entrevista.

Si nos pegamos al guión de El método Williams, lo más importante para este padre siempre fue el bienestar de sus hijas y nunca permitió que olvidaran su orígenes ni que su padre las quería. Podremos verlo y juzgar con nuestros propios ojos desde el 21 de enero, cuando el biopic se estrene en salas españolas.

Fotos | El método Williams

Temas
Inicio