Publicidad

Una manicura que relaja tu cuerpo y tu mente ¿Crees que lo mereces?

Una manicura que relaja tu cuerpo y tu mente ¿Crees que lo mereces?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Siempre os recomiendo llevar las manos cuidadas porque dice mucho sobre nosotras. A mi me lo inculcaron hasta el punto de que sí en alguna ocasión no lo hago me siento descuidada. No hace falta que sea con color, pero al menos deben llevar un poquito de brillo. Pese a mi dedicación, voy de vez en cuando a un lugar especializado para un cuidado más meticuloso que combino con el mantenimiento en casa. Sin embargo...¿cuántas veces hemos acudido a un lugar para hacernos una manicura y nos hemos encontrado con una persona incapaz de llevarla a buen fin, bien sea por la manera inadecuada de trabajar nuestras manos, por el estado de los esmaltes o porque al final de la tarea nosotras mismas las hemos estropeado? ¿Creéis que exagero? Pues pensad en vuestra propia experiencia, seguro que os ha ocurrido algo parecido en más de una ocasión.

Cuando decidimos hacernos la manicura fuera de casa y debemos pagar una cantidad por ello, se imponen tres premisas: personal cualificado, calidad y buen estado de los productos y un trabajo impecable. Sólo así nos compensará haber gastado tiempo y dinero en hacerlo; y os puedo asegurar que por básico que parezca, pocos lugares cumplen estas condiciones. Por eso cuando hace casi un mes descubrí Hand Made pensé que era un lugar exquisito en el que sí merece la pena hacerlo.

La diferencia

La diferencia fundamental es que cuando salí de Hand Made tenía una manicura perfectamente terminada, que sus esmaltes son prácticamente naturales pero con una duración y brillo extraordinario y que sus instalaciones, materiales naturales, iluminación y entorno son agradables hasta el punto de que gracias a este simple tratamiento puedes alcanzar un estado de relajación general increíble, experimentando una desconexión total, y esto es realmente difícil de alcanzar. Pero para que todo esto se cumpla, un requisito fundamental es ir sin prisa, saber que en esa ocasión tenéis que dedicar a vosotras y a vuestras manos una hora y veinte minutos, asumiéndolo como un tiempo otorgado a vuestro bienestar general en el que conseguiréis un gran tratamiento; entonces os aseguro que obtendréis una manicura como nunca antes habíais probado.

Mi tratamiento

Existe una amplia carta para elegir diferentes cuidados para las manos y pies, yo me decanté por una novedad: manicura de cítricos con efecto detox, descongestionante, depurante y refrescante ¿Qué si soy sofisticada? Pues de vez en cuando sí ¡Creo que me lo merezco! Os confieso que cuando llegué estaba algo estresada porque había tenido uno de esos días en que muy pocas cosas te pueden cambiar el humor. Al entrar me sorprendió la decoración, colores relajantes y un conjunto de elementos funcionales, cómodos y elegidos con exquisito gusto que me recordó a algunos centros de estética americanos muy "chic".

Liz, la persona que me atendió, comenzó el protocolo: después de enseñarme la carta con toda la variedad de posibilidades y de decantarme por el que os he citado, preparó mis manos eliminando el esmalte existente, las uñas siguiendo la forma que me gusta y retiró las cutículas, a continuación las sumergí en agua tibia previamente preparada con unas rodajas de pomelo, naranja, lima y con un spray verde y las hojas de bayas de lavanda. Durante unos minutos la sensación fue de pureza, un ritual exquisito y cuidado. La limpieza y el color cristalino del agua con los cítricos hacía parecer que se tratara de un preparado más apto para beber que para sumergir mis manos. Un ambiente en que la serenidad, la música y la extrema sensibilidad de la persona que lo llevaba a cabo hizo que realmente olvidase los problemas del ida.

Después procedió a exfoliar hasta los codos con un scrub de flores campestres y cítricos de manera muy suave y aromática, un auténtico mimo. Al enjuagar me llamó la atención que en cada lugar destinado a manicura, existiese un lavabo y grifo, lo que aporta un plus en limpieza a la hora de retirar completamente el producto, ya que en otro lugares se lleva a cabo en un bol, y siempre tengo la sensación de que queda algún resto de producto.

Hand Made

Procedió a secar con extrema delicadeza y preparó una mascarilla en un bol, la base es té blanco tibio que vierten desde una tetera (¡Esto me hizo creer por un momento que me ofrecían uno!). La mascarilla es un compuesto a base de flores campestres (rosa y lavanda) cítricos y zumo de naranja. Las fragancias son una clave en todo el procedimiento, todo me trasmitía pulcritud y podía apreciar el aroma a cítricos con la mezcla de la arcilla.

Entonces llegó la mejor parte, Liz me aplicó la mascarilla en las manos y antebrazos, hasta los codos suavemente con un pincel, después cubrió la parte tratada con un film de plástico y envolvió todo con toallas blancas y calientes durante 12 minutos. Os puedo asegurar que fue una experiencia que reportó calma en mi todo mi cuerpo. Una sensación cálida, reparadora y muy agradable. Uno de esos momentos en que me prometo a mi misma cuidarme más a menudo. Fueron unos minutos en los que pensé como era posible alcanzar tal estado de relajación tratando solo mis manos, disfruté de la calma, la dedicación y las cosas bien hechas. La música y el entorno contribuyeron a encontrar el máximo relax.

Cuando retiró la mascarilla, aclaró bien el producto en la pila bajo el grifo de agua templada. Después de secarlas y antes de la posterior hidratación pude ver que la calidad y textura de mi piel ya era otra y pensé que hasta ese momento mis brazos no habían estado cuidados en condiciones ¡Pedimos tanto a los brazos y les damos tán poco!

Me aplicaron un gel refrescante de aloe y hierbas y masajearon manos y antebrazos haciendo movimientos de drenaje, muy efectivo, estimulando la circulación, después otro masaje con un aceite de mandarina. Es un tratamiento en que los aromas y las sensaciones son fundamentales. Un detalle importante: Antes de maquillar, pasaron un algodón para quitar el exceso de grasa en las uñas. Aunque os parezca insignificante, éste es un detalle fundamental por el que muchas veces la laca de uñas se ahueca antes de tiempo o simplemente impide su fijación. Recordad que antes de aplicar cualquier esmalte debéis limpiar muy bien las uñas de restos de cremas o aceites con algodón y quitaesmalte.

Colores y marcas diferentes

Los colores y las marcas de esmaltes fueron otra grata sorpresa al ser completamente diferentes. Hand Made, cuenta con una amplia gama de colores y efectos como brillantina, mates o metalizados, para realizar las manicuras y pedicuras más "trendy". Además son aptos para veganas y naturales.

Las marcas fetiche de Hand Made son todo un éxito en Estados Unidos. La firma californiana Spa Ritual se ha convertido en la favorita de celebrities como Jessica Alba, Fergie o Jessica Simpson. Esta marca de esmaltes utiliza ingredientes veganos, extractos de plantas orgánicas 100% naturales y no añade tintes sintéticos a sus productos. La firma Zoya se sitúa a la cabeza de las tendencias más emergentes del momento colaborando con diseñadores como Peter Som en la creación de colores exclusivos para su última colección primavera/verano 2013 presentada en New York Fashion Week.

Hand Made

Dudé entre un color bronce muy oscuro y uno azul noche, ambos de Spa Ritual, lo más llamativo era el brillo excepcional ( que además se mantuvo en el tiempo). Opté por el bronce. La aplicación de las colores de hace de manera muy meticulosa. Diez minutos en la máquina secante y estuve lista. El precio de la Manicura de Cítricos es 38 €. Los colores me gustaron tanto que no renuncié al azul y después de una semana también lo disfruté (tienen un servicio de cambio de color que vale 9 €). Y si queréis comprar las lacas para tener en casa cuestan 8€.

Más que un centro de manicura y pedicura, Hand Made me ha sorprendido porque es un centro de salud y belleza integral en el corazón de Madrid. Regido por el concepto "Slow Beauty" ofrece calidad, originalidad y diseño cuidándonos con cosmética natural. El espacio se divide en cinco zonas; recepción, espacio para manicuras, zona de spa, una zona con unos fantásticos sillones para disfrutar de unos excelentes tratamientos de pedicura y una sala para tratamientos de estética.

Más información | Hand Made

En Trendencias Belleza | ¿Qué es la manicura eco-friendly?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios