Publicidad

Reeducación y atención a la pisada: las claves para una figura perfecta y sana. ¿Conoces el Estudio biomecánico y postural?

Reeducación y atención a la pisada: las claves para una figura perfecta y sana. ¿Conoces el Estudio biomecánico y postural?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Creo que en alguna ocasión pensamos que nuestro cuerpo ha dejado de ser lo que era, pero si os fijaseis con atención os daríais cuenta de que un tanto por ciento muy elevado de ese cambio se debe tan solo a un cuestión postural, a esos hábitos que el cuerpo va adquiriendo por costumbre, comodidad, falta de atención, dejadez o cansancio. Dejamos de ir tan derechas, cargamos la espalda y la mayoría de las veces sacamos “tripita”. La solución suele ser tan fácil como "recolocarse" frente a un espejo y ver como adquirimos un tono mucho más joven. Solo depende de la postura.

Si quieres conocer una de las maneras más fáciles de hacer una toma de contacto con ese "yo" te doy una fórmula simple: partir desde los hombros y girarlos en semicircunferencia, en redondo hacia atrás, para bajarlos una vez que la espalda está recta. Recolocar es algo que todas deberíamos hacer de vez en cuando, como recordatorio, porque además aporta un gran descanso. El problema es que aun con voluntad, solemos olvidar y volver a la comodidad de una mala postura. ¿Queréis descubrir algunos trucos fundamentales para reeducarnos posturalmente?

Caminar mucho, pero bien

Caminar es fundamental, para mantenerse en forma. La manera más simple de tonificar y movilizarse. Tomar conciencia de ello me permite hacer trayectos para los que de otra forma recurriría a un medio de transporte. Calzado adecuado, espalda derecha, y siempre que recuerdo, "metiendo tripa". Sé que esto último es más difícil, pero se puede hacer durante algunos minutos y supone una gran disciplina física, que además ejercita la concentración y tonifica.

¿Un paso más en el entrenamiento? Algunos minutos más contrayendo los glúteos en nuestro paseo para tonificar esta zona y colaborar a su “no caída”. No quiero decir que se haga durante todo el recorrido, pero si alternáis el paseo con estas dos disciplinas, éste se convertirá en un ejercicio bastante completo. Evitar peso, sería lo ideal, pero no siempre es posible. Sin embargo, hay que intentar aligerar al máximo bolsos y carteras de objetos innecesarios que se van acumulando. No hay que olvidar, cuando se trata de hacer ejercicio que lo adecuado es hacerlo de una manera constante y a paso ligero. La música resulta un gran aliado porque marcar el paso y estimula.

Trabajando y vigilando

A la hora de sentarse a trabajar frente a una mesa, con ordenador o escritos, deberíamos revisar de vez en cuando la postura que vamos adquiriendo. Lo estoy haciendo ahora mismo, hombros atrás, espalda apoyada y recta. Siempre que se pueda seria ideal mantener las piernas estiradas, no cruzadas y los pies, ligeramente en alto.

Hay que vigilar la tensión involuntaria que se va adquiriendo al trabajar, causante de muchas contracturas musculares. Hay que estar atentas para boicotearla y relajar los hombros y espalda. Sería estupendo hacer un repaso de segundos para ver como estamos manteniendo la postura. Os sorprenderá sentír que en ocasiones hasta el rostro y los rasgos son presa de la tensión, formando arrugas sin siquiera ser conscientes.

¿Relajada? Sí gracias

Vigilad vuestra postura no solo cuando estéis trabajando porque a la hora de relajarse a veces no estamos tan confortables como deberíamos. Hay que buscar una buena posición, cómoda y siempre que sea posible mimar las piernas. Acordaos de cuidarlas, no recargarlas más de lo necesario y aliviarlas, reparad en ellas de vez en cuando, e intentad cruzarlas lo menos posible para facilitar la circulación. En muchas ocasiones podemos darles un descanso y no lo hacemos.

Mantener una practica regular de estiramientos o practicar yoga ayuda en gran medida a corregir y eliminar malos hábitos posturales, y a "desentumecer" costumbres poco positivas.

Yoga 1812695 1280

Un estudio para prevenir y corregir

Además de cuidarnos en nuestra rutina hay ocasiones, como cuando sentimos dolores musculares reiterados en la zona lumbar o en tobillos, en que es recomendable hacer un estudio más detallado. Os sorprendería saber cuantas veces la causa de muchas molestias proviene de una pisada desequilibrada. El Instituto Javier de Benito, IdB, ha incorporado a su programa de cuidados y tratamientos el Estudio Biomecánico y Postural, un servicio realizado Yolanda Tarriño García, titulada en podología y master en biomecánica postural, podóloga en Clínica de Podología Margaret Dabbs Pedicura médica London®. Incorporada al equipo de Dr. De Benito, presto especial atención a esta especialidad, dado que conozco la importancia que tiene este protocolo sobre la salud y bienestar.

Sé que los pies constituyen una de las partes más importantes del cuerpo y sin embargo reparamos poco en ellos, solo cuando nos molestan. ¿Sois conscientes de que en ellos es donde se apoya todo nuestro peso y que la forma de andar depende del tipo de pie y pisada? Una mala pisada puede producir dolor y lesiones en pie, tobillo, rodillas caderas o zona lumbar. Este es motivo suficiente por el que se debería hacer siempre, un estudio para la prevención y tratamiento de estas lesiones.

Podologia Jdb

En él se analiza mediante una plataforma computarizada de presión la pisada y la marcha. Este protocolo incluye el estudio posturológico del cuerpo para detectar y diagnosticar afecciones osteo-articulares y musculares y/o disfunciones de los captores sensoriales.

Cuando es necesario, se prescribe un soporte plantar, una plantilla personalizada con la que se corrige, compensa o mejora estos desequilibrios muscoesqueléticos. La consulta tiene una duración de 60 minutos, un precio de 85 euros cuando se lleva a cabo el estudio biomecánico y 190 euros cuando se hace estudio biomecánico y postural. En su caso, el precio de la plantilla, que ayudará a mejorar la pisada y la desaparición de dolores musculares y óseos es para menores de 16 años, 250 euros, y para adultos, 350 euros.

Un estudio y atención que muchos de nosotros deberíamos tener en cuenta, más cuando sufrimos dolores reiterados en la zona lumbar. en cualquier caso, cuidar la postura es una asignatura que con el tiempo, todos deberíamos adquirir. ¿No lo habéis pensado en alguna ocasión?

Imagen 2#evitaochel en Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir