Publicidad

Probamos las ampollas Grand Cru Ampoule Concentrates de Babor y presumimos de piel tras siete días

Probamos las ampollas Grand Cru Ampoule Concentrates de Babor y presumimos de piel tras siete días
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras los excesos navideños comiendo, bebiendo y saliendo de más (incluso de lo que debería), mi piel tocó un poco fondo. Está claro que el salir de la rutina y "pecar" un día tras otro, al final se acaba pagando. Por ello, tras comer el último pedazo de roscón fue el momento de ponerse manos a la obra y recuperar el buen estado de mi piel para lo cual me vino de perlas el último lanzamiento de Babor: las ampollas Grand Cru Ampoule Concentrates, de las que os paso a dar mis impresiones.

Estas ampollas se presentan, básicamente, como un a cura semanal basada en los beneficios de las rosas, para conseguir una piel más luminosa y joven.

Grand Cru Ampoule Concentrates De Babor 2

La presentación ya enamora ya que se trata de una caja que combina zonas de terciopelo negro, que hacen que sea ideal y dentro, nos encontramos siete ampollas de diferentes colores divididas por días.

Este tipo de productos se usan como una especie de "booster" previo a nuestro tratamiento habitual. Es decir, con el rostro limpio, nos aplicamos el contenido de la ampolla por rostro, cuello y escote (la cantidad es mucha por lo que nos da de sobra), a ligeros golpecitos para que se vaya absorbiendo, y a continuación, cuando se ha absorbido por completo, nos aplicaríamos la crema habitual (no el sérum, la ampolla haría las veces), en mi caso la de Decorté de la que os hablé hace unos días.

Y dicho lo cual, os comentaré que tenemos ante nosotras siete días de tratamiento intensivo, de cura de piel, con tres tipos diferentes de ampollas, cada una de ellas con una función distinta.

Grand Cru Ampoule Concentrates De Babor 4

Comenzamos por The Rose, Ultimate Rejuvenating que son las dos primeras ampollas que se usan, las rosas. Estas son unas ampollas con un líquido transparente y, como las demás, con un sutil aroma a rosas embriagador. Ya os he dicho en varias ocasiones que el olor a rosas no es de mis favoritos, sin embargo, cuando es sutil es una maravilla.

En este caso de estas primeras ampollas, que combina el extracto de la Rosa Damascena que estimula la creación de colágeno y regenera la piel, con el ácido hialurónico y el lactil, desde la primera aplicación notas el efecto flash, ese con el que las líneas de expresión se difuminan y tienes una mejor cara al instante. Además, te otorgan una hidratación profunda inmediata, un chutazo en toda regla para la piel, cosa que se agradece en estas épocas de frío en la que los contrastes hacen estragos.

He de decir que, a pesar de que las ampollas, por lo general, tienen mucho producto y te lo tienes que aplicar de dos veces como mínimo si no quieres que la cara te chorree, se absorbe al momento, en unos pocos segundos la piel se lo ha bebido pudiendo aplicar a continuación el resto de tu rutina.

A continuación, a partir del tercer día, pasaríamos a las ampollas blancas, las Ultimate Radiance compuesta por tres ampollas y que contienen también un líquido transparente con otro aroma diferente, pero igualmente fantástico.

Con esta segunda fase, gracias al extracto de Rosa Alba y a la raíz de Bisorta, vas notando la piel más luminosa y mucho más suave la piel, pero sobre todo, mucha luz.

Por último, las dos ampollas finales son las negras, las Ultimate Protection, que son diferentes de las anteriores ya que, para empezar, el líquido es blanco. Éstas son las que protegen de los radicales libres, contrarrestando los efectos del envejecimiento derivado de la polución gracias a los antioxidantes que se obtienen del ácido ferúlico y el Romero.

En este sentido, tengo la suerte de vivir en una ciudad con bajos niveles de polución, por lo que piel no se encuentra tan saturada como lo estaría en una gran ciudad. Aun así, nunca está de más protegerla porque, aunque sea en menor medida, la polución y contaminación ambiental también existe e interviene en el envejecimiento de la piel.

Grand Cru Ampoule Concentrates De Babor 3

Al final del tratamiento, mi piel se ve con mejor aspecto en general. Tiene más luz (ya que con los excesos se me quedó bastante opaca), mucho más hidratada y suave, y el tono ligeramente más igualado. En general, se ve mejor, habiendo sido una gran cura tras las navidades.

En el caso de que tuviésemos la piel muy apagada, podríamos repetir el tratamiento una semana más, pero en ese caso siempre se recomienda que sea un profesional el que os lo diga.

Otra de las cosas que he notado y dado que me las apliqué por las mañanas antes de ir a trabajar, es que el maquillaje me ha durado mucho más, es decir, que como primer me ha venido estupendamente también.

La verdad es que me parecen un gran tratamiento para tener a mano y del que echar mano de vez en cuando, en momentos puntuales en los que sabes que tu piel lo necesita, que la tienes especialmente seca, opaca y falta de vida, con las líneas de expresión muy marcadas.

Han pasado ya cinco días desde que lo terminñé y tengo la piel estupenda por lo que podría decir que sí repetiría como tratamiento un poco de choque y de rápida recuperación.

Su precio es de 57,90 € y las podéis encontrar en su web oficial, así como en centros especializados.

Este producto fue facilitado para la prueba por por Babor. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas para más información.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir