Compartir
Publicidad

La mascarilla infusionada de Diptyque o cómo montarte un spa en casa para superar el síndrome postvacacional que es relax puro

La mascarilla infusionada de Diptyque o cómo montarte un spa en casa para superar el síndrome postvacacional que es relax puro
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como buena fan de las mascarillas y seguidora fiel de las velas aromáticas de Diptyque, fue enterarme de la existencia de la mascarilla infusionada de la marca y correr como loca a probarla.

El plan sonaba realmente bien. ¿Una sesión de spa relajante en casa llena de aromas antiestrés? I'm in

Este tipo de mascarilla consiste en una crema-gel que debes extender sobre la piel limpia y seca con una espátula y una mascarilla de papel. La primera, combina extractos florales de hibisco y pensamiento y la segunda, pétalos de rosa y manzanilla. Ambas dos están llenitas de olor que da gusto. Y su magia se activa al mojar la mascarilla de papel y ponerla sobre la capa gruesa de mascarilla en gel. 

mascarilla infusionada dyptique
mascarilla infusionada dyptique

No miento cuando digo que es relax puro. Tiene un olor que recuerda al té. La sensación al utilizarla es muy refrescante y calmante. Y este modus operandi seguido por 15 minutos de aplicación tumbada en tu sofá es casi mejor que la visita al salón de belleza del spa. Dejas de pensar en que ya se te han acabado las vacaciones y te relajas por completo, te lo aseguro. 

Por eso, aunque la marca recomiende usar una o dos veces por semanas creo que esta primera semana de reincorporación al trabajo me puedo permitir usarla alguna más. Por eso de recargar las pilas. 

Cuando pasen los 15 minutos o te canses de tenerla sobre la cara, debes retirarla con cuidado y enjuagar la cara con agua tibia

mascarilla infusionada dyptique

Según la marca hidrata, rellena e ilumina la piel. Y no sé si fue por el momento de relajación al que me transportó pero a mi además me dejó un efecto buena cara instantáneo. También me vino de maravilla para darle ese plus de hidratación que la piel necesita después de tomar el sol en la playa. 

Me gustó especialmente que las mascarillas de papel fueran 100% naturales (están hechas de flores) pero es una lástima que el kit solamente incluya cuatro. Me da la impresión de que me sobrará mascarilla en gel cuando se terminen.

Yo completé mi ritual relajante con la que es mi vela favorita de la marca (Baies 72 euros) que era, por cierto, también una de las favoritas de Karl Lagerfeld (la usó para aromatizar sus tiendas y desfiles).

El precio de la mascarilla es de 72 euros y la puedes comprar en su web o darte un paseo por alguna de sus maravillosas tiendas y convertir la compra en una experiencia (merece la pena).

El producto fue facilitado para la prueba por Diptyque Paris. Puedes consultar nuestrapolítica de relaciones con empresas para más información.

Fotos | Trendencias

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio