Publicidad

La polémica de los perjuicios de los skinny jeans se caldea
Belleza

La polémica de los perjuicios de los skinny jeans se caldea

Publicidad

Publicidad

Parece que el día de hoy todos hablamos de lo mismo: de los 'skinny jeans', es decir, de los pantalones demasiado ajustados. ¿Y a qué se debe? Pues a que ayer saltó la noticia de una mujer australiana de 35 años tuvo que ser hospitalizada por tener los pies entumecidos, como dormidos, lo que la hizo tropezar y caer al suelo, pasando varias horas tendida hasta que fue localizada. La causa de todo ello fue haber pasado varias horas en cuclillas mientras ayudaba a una amiga con su mudanza vestiendo unos pantalones muy ceñidos, siendo estos los "presuntos" culpables de sus dolencias.

Por esa razón, hoy todos nos preguntamos si realmente son tan malos los pantalones ajustados y si tienen riesgos para la salud.

La opinión de los expertos y las contraindicantes

9220855465 5e84492b9d O

Bien es cierto que cada poco tiempo este debate se reabre, igual que ocurre con el uso de los tacones y todas esas cosas por el estilo. En este caso no iba a ser menos y parece que todos son coincidentes al decir que realmente sí que pueden afectar a la salud. ¿De qué manera? Pues he aquí algunos ejemplos:

  • En primer lugar nos encontramos con la posibilidad de Puede causar problemas en los músculos y nervios. Esta es la respuesta de lo que le ocurrió a la chica de la que os hablábamos en las líneas anteriores. Al parecer, debido a la presión de los pantalones, unido a la postura, se podría haber causado daño en músculos y nervios como el perineo. Claro, que esto no es lo más habitual tal y es un caso extremo. De hecho, preguntando a los expertos como Jesús Esteban, coordinador del grupo neuromuscular de la Sociedad Española de Neurología (SEN), considera que este daño en el nervio peroneo es un problema neurológico "que es fácil que ocurra cuando, como le pasó a esta chica, estás mucho tiempo en cuclillas". Es decir, que los pantalones seguro que ayudaron, pero no fueron la causa principal.

  • En segundo lugar, lo cual es mucho más común, son los problemas circulatorios, lo cual no vamos a discutir y estamos de acuerdo. Aquí nos hemos "cansado" (lo pongo entre comillas porque aunque lo hemos oído cientos de veces apenas hacemos caso) de oír la posibilidad de causar insuficiencia venosa crónica por la comprensión de las venas, en general causar dificultad en la circulación sanguínea venosa, provocando, a su vez, dificultad en el retorno de la sangre, aumentando los edemas y facilitando la aparición de trombos venosos, coágulos, lo que puede derivar en una enfermedad cardiaca seria. Vamos, que si encima tenemos varices, arañitas o similares, es lo peor que podemos hacer, ponernos unos pantalones que no nos dejen ni respirar. Éste es el mayor de los problemas bajo mi punto de vista y el que más me preocupa.

8896165206 5e09305feb O
  • Causa celulitis. Curioso, pero cierto. La utilización de este tipo de prendas favorece su aparición. Tanto matarnos en el gimnasio o dejándonos la cartera en carísimos tratamientos cuando tenemos la causa "en casa". Y es que la ropa ceñida provoca retención de líquidos y se dice que cuando hay una presión excesiva, las toxinas de esa zona no se diluyen.

  • Sí, hay más, como son los problemas en la zona del perineo. Así, Eduardo González Zorzano, doctor en Farmacia y experto médico de laboratorios Cinfa, ha dicho en relación a las prendas ajustadas en la zona del perineo (lo que viene a ser el suelo pélvico) éstas atrapan la humedad y permiten que crezcan bacterias, hongos, etécera, lo que puede surgir: cistitis (infección urinaria), infecciones vaginales como candidiasis y disminución en la cantidad y calidad de los espematozoides en el caso del hombre.

  • Problemas en la piel como la dermatitis de contacto, causada por ese contacto directo y muy pegado del tejido a la piel.

Skiny

¿Y cómo evitamos todos estos posibles efectos adversos? Pues obviamente, evitando esas prendas que son tan ajustadas que nos quitan hasta libertad de movimiento. Es recomendable siempre llevar prendas más holgadas, que no opriman, tanto en la zona de pantalones como en la parte de arriba, acordaos de cuando hablábamos de los corsés.

Lo importante, como siempre decimos, es encontrar un término medio. Nadie dice que vayamos con los pantalones caídos, pero tenemos que evitar esos que nos oprimen la vida y que, sabemos, son una talla menos de la que necesitamos.

Y para el caso concreto de tener que hacer una mudanza, no lo dudéis, algo flojo, pantalones cortos, o anchos o con tejidos elásticos, como la lycra.

¿Qué os parece a vosotras toda esta polémica?

PD: La chica australiana a los cuatro días ya andaba perfectamente.

En Trendencias Belleza | El Waist Training se pone de moda entre las celebrities a pesar de sus contraindicaciones

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir