El contorno de ojos a partir de los 40 años (I): cuándo dar el paso al contorno antiarrugas

El contorno de ojos a partir de los 40 años (I): cuándo dar el paso al contorno antiarrugas
Sin comentarios

Se acerca una bonita mujer. Tiene un pelo brillante, ese maquillaje ahumado en los ojos le da un aire misterioso. Se nota que se cuida. La prueba de fuego es cuando sonríe: ¿a ver si se le marcan las patas de gallo? Ya está en sus 40 y su contorno de ojos es de una calidad envidiable.

Esa podrías ser tú. Hoy día existe un nivel de cosméticos de tan alta tecnología, variedad de marcas y precios que tener patas de gallo marcadas tras entrecerrar los ojos es casi un pecado. Cumplir los 40 años no es sinónimo de arrugas si inviertes tiempo y presupuesto en un buen contorno de ojos.

No hace falta arruinarse pero sí va a aumentar el precio porque habrá más activos en tu nuevo contorno. Además, si la década anterior has utilizado un contorno de ojos de mantenimiento, será mucho más fácil alargar el tiempo de juventud de esa zona delicada del rostro.

Monica Bellucci

Cuándo necesitas un contorno de ojos más potente

Las lectoras que seguís mis posts ya sabéis que defiendo el hecho de no utilizar cosmética más anti-edad de la necesaria para cada franja de edad. En realidad, nuestras décadas de vida sólo nos guían entre los distintos niveles de cosmética en cuanto a activos anti-edad.

Una mujer de 40 puede tener la zona ocular perfecta, como una de 25 años. El ejemplo contrario también se da: una persona de 30 años puede tener el contorno de ojos tan estropeado que parezca tener una piel de 45, por ejemplo. La edad nos guía sobretodo por los cambios hormonales que vamos teniendo y contra los que no podemos hacer nada más que adaptarnos.

Los 40 no hay que tomárselos a la ligera porque hace muchos años que, interiormente, empezó el proceso de envejecimiento cutáneo. Si has sido buena, habrás aplicado con mucho mimo el contorno de ojos de primeras arrugas a partir de los 30 años.

Ya no podemos quedarnos en el simple mantenimiento, hay que avanzar. Si has tenido la piel a tendencia seca, lo habrás necesitado más que las mujeres que nacieron con una piel a tendencia grasa. Mientras las primeras empezaréis a ver aparecer arrugas y algo de flacidez en el párpado, las segundas sólo notaréis la flacidez.

Pero casi todas tenéis ya los signos del envejecimiento cutáneo a la vista. Y todas, sin excepción, tanto si los véis como si todavía no han salido a la luz, deberíais utilizar cosmética antiarrugas y/o reafirmante, según vuestro tipo de piel y necesidades concretas.

Jennifer Aniston

Cómo averiguar el estado de salud de tu pata de gallo con un guiño

Mírate al espejo y haz el gesto de entrecerrar los ojos como si te diera el sol y no llevaras gafas de sol. ¿Se marcan las patas de gallo? Bueno, eso no es problema puesto que es de lo más natural: nuestra piel marca esa arruga cuando contraemos esos músculos alrededor del ojo.

Ya está, puedes dejar de ver entre pestañas. Fíjate de nuevo: ¿ha vuelto la piel a su estado inicial, es decir, ha dejado de marcarse la pata de gallo? Si es que sí, enhorabuena: tu contorno de ojos es digno de envidia. En el caso de que todavía se vean esas líneas, más de la mitad de ellas, malo. Necesitas un contorno antiarrugas con urgencia. La piel del contorno se ha afinado y ha perdido elasticidad.

La flacidez en el párpado

Hay mujeres que han tenido toda su vida la piel a tendencia grasa y es posible que no aparezcan patas de gallo por ahora. No hay que bajar la guardia pero su principal necesidad será la flacidez del párpado. Su piel se ha defendido mejor de las arrugas por tener más lípidos pero la capa de piel es más gruesa. Más grosos, más peso, flacidez más temprana.

Cuando notas que tu párpado móvil se empieza a subir sobre las pestañas, la flacidez ya está ahí. Se nota mucho cuando quieres hacer una linea con el perfilador de ojos: es difícil trazar la línea pegada al nacimiento de las pestañas sin elevar con la otra mano el párpado fijo. Eso es un signo de flacidez.

Oriflame reafirmante ojos

Otro signo de que necesitas un contorno de ojos reafirmante es dar un pequeño pellizco a la piel del párpado fijo. Si puedes coger bastante piel es ya un signo de que está menos firme. Observa también cómo vuelve a su estado inicial, antes de pellizcar con suavidad. Tiene que volver a ser plana, sin que se note el resultado del pellizco, en unos segundos. En caso contrario, debes ponerle remedio con un cosmético adecuado y gimnasia facial.

Imagino que queréis que hablemos de marcas de contornos de ojos en concreto, con sus nombres, precios y todo eso. No os preocupéis que me pondré a ello. Antes de terminar quisiera deciros que no hay que agobiarse por esos síntomas visibles del envejecimiento cutáneo. Es ley de vida. Los vamos a cuidar lo mejor que podamos para mantenerlos jóvenes el mayor tiempo posible pero sin complejos. Eso nunca.

En Arrebatadora | Cuidados de la piel: de 30 a 40 años, Gafas de sol y contorno de ojos, un tándem perfecto

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio