Publicidad

¿Cuánto mal hacen los tacones a nuestros pies? ¿Dejaremos de usarlos?

¿Cuánto mal hacen los tacones a nuestros pies? ¿Dejaremos de usarlos?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Adoro los tacones, no os lo voy a negar. Me encanta usarlos y, por mi trabajo, los tengo que usar a diario. No sólo estilizan, sino que son muy elegantes y con un punto sexy y coqueto que a todas nos gusta.

Claro, que lo mismo después del estudio con el que me he topado, lo mismo tengo que replantearme el seguir usándolos de esta manera. ¿Seré capaz de decir adiós a mis amados zapatos y sandalias de tacón? Sinceramente, lo dudo, aun así merece la pena ver cómo nos perjudican los tacones a todas las que los usamos.

tacones

Gráficamente la cosa es así y en resumidas cuentas lo que nos viene a decir es que los tacones nos hacen polvo no sólo los pies que nos duelen por todos los ladros, sino también las piernas, tobillos y rodillas. Pues sí que estamos buenos.

El estudio ha sido realizado a través de rayos X por el podólogo estadounidense Michael Liebow, y que ha sido publicado en el periódico The Washington Post y todo ello lo ha ilustrado con esa imagen tan clara que veis sobre estas líneas donde, hasta sin necesidad de saber inglés, vemos cómo nos afectan los tacones.

Según este médico, parece ser que los pies no están genéticamente diseñados para caminar sobre tacones, lo cual entiendo perfectamente, pero con la evolución digo yo que ya podríamos haber ido ajustándolos. Pues no, según él, llevándolos “estamos alterando la posición del pie y cómo funciona, (...) a partir de ahí, ocurren un montón de cosas malas”.

tacones

De esta manera son varios los problemas a los que nos enfrentamos y que van desde los que se derivan en los tobillos y el tendón de Aquiles, como la metatarsalgia (típico también de corredores), al acortamiento de la pantorrilla, dedos de martillo, fascitis plantar postura incorrecta con los consiguientes daños en la espalda, espolones en el talón (la denominada Deformidad de Haglund) o el llamado Neuroma de Morton, que causa una hinchazón en el nervio entre el tercer y cuarto dedo del pie que parece tremendamente dolorosa. Vamos, "una maravilla".

La verdad es que es para pensárselo dos veces cuando nos vestimos, ¿dejaremos de usar tacones después de este estudio?

Foto | The Blonde Salad Vía | The Washington Post En trendencias Belleza | En trendencias Belleza |

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir