Publicidad

Caminante no hay camino, se hace camino al andar (consejo muy arrebatador)

Caminante no hay camino, se hace camino al andar (consejo muy arrebatador)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Mujeres del mundo ya no hay excusa que valga, si hay una práctica que debemos realizar diaria o varias veces por semana es sin duda caminar. Pero caminar, caminar, nada de ver escaparates entre paseo y paseo o pararse cada dos por tres. Hay que tomárselo en serio para sacarle los máximos beneficios posibles y hacer de ello una cosa habitual en nuestra vida. Caminante noy hay camino, se hace camino al andar (consejo muy arrebatador).

Ya hace casi un mes que me propuse Mi plan `bikini personal` y sinceramente he notado que sí se nota el caminar, y lo que es mejor se nota en muy poco tiempo, al menos dentro de una. Además, gracias al gesto de andar habitualmente, cómo que noto que ¡me gusta más el agua!.

La piel de mi cara también nota cambios, tiene mejor color pero sin embargo he notado que los días de mucho aire, y encima que hago sol, la piel sufre en exceso. El protector solar cumple su función pero contra el viento es muy difícil de luchar, si se puede evitar esos días mucho mejor.

andar1.jpg

El andar contribuye al aumento de la oxigenación de todo el organismo hasta en un 35% más que cuando se está sentada. Pues me da por pensar que el buen color (y no me refiero a estar morenita) es por estar respirando aire sano mientras ando y no por caminar bajo el sol.

Caminar de forma habitual ayuda a controlar el peso porque elimina grasa que se nos va acumulando en el cuerpo con el paso de los años. La naturaleza es sabia y pensando que podamos necesitar un día esas energías en forma de kilos se nos van acoplando dónde menos nos gusta. Si se anda de manera adecuada durante al menos 30/40 minutos al día evitamos esos refuerzos extras en caderas, culo y abdomen.

Las caminatas diarias también nos ayudan para liberar el estrés y las tensiones que podamos tener en nuestra vida habitual. Hay gente que opina que cuando se tienen bastante cantidad de problemas y te da por practicar ejercicio lo ves todo de otra manera, ¿qué opinas?, ¿a tí te pasa?.

Es excelente cómo complemento de las dietas para adelgazar, leo en muchos sitios, pero ¿alguien lo duda?. Cuando se llega a casa después de realizar deporte (andar en este caso) no te apetece comerte medio cochinillo, al meno a mí. Un zumo de frutas o la fruta troceada y agua es lo que me sacia a mi en ese instante.

Si eres del grupo de las personas con colesterol alto, o sufres alguna patología en especial, pregunta a tu médico, seguramente andar es el ejercicio perfecto para intentar controlar estos inconvenientes, en especial los temidos triglicéridos que son los causantes del colesterol.

Si vamos cogiendo una rutina, poco a poco nos iremos habituando y os aseguro que es un poco adictivo. El día que no se puede salir o te surge un inconveniente se nota en el cuerpo, es cómo si te lo pidiera mentalmente.

Por cierto, ya me queda menos para poder comentaros cómo me va el plan arriba señalado, quisiera llegar por lo menos al mes para poder hacerlo con un poquito de objetividad. No se puede empezar un plan de vida y querer tener cambios en 48 horas, aunque si te confieso algo ¡me miraba en el espejo cada dos por tres!. Que bobería ¿no?.

Fotos | cszar
En Vitónica | Practicar senderismo, una buena opción para realizar deporte en otoño
En Arrebatadora | Andar descalza sobre la arena alivia problemas de espalda

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios