Compartir
Publicidad
Añade un aceite facial a tu rutina (incluso en pieles grasas) y déjate de falsos mitos
Belleza

Añade un aceite facial a tu rutina (incluso en pieles grasas) y déjate de falsos mitos

Publicidad
Publicidad

Tenemos una idea equivocada de los aceites faciales. Así de sencillo. Tenemos metido en la cabeza unos cuantos mitos alrededor de estos productos que no solo son erróneos, sino que además nos han causado un prejuicio que no puede estar más alejado de la realidad. Por ello, os vamos a hablar de los mitos y algunos ejemplos de estos productos que os aconsejamos introducir en vuestra rutina diaria con la que notaréis la diferencia.

Iluminan, no producen grasa

Guerlain Aceite

Pensamos que usar un aceite facial solo nos va a suponer que nos engrase la piel, lo cual está totalmente alejado de la realidad. Claro, que aquí hay que tener en cuenta el tipo de aceite, obviamente, eso solo ocurre si no usas un aceite adecuado, pero esto mismo ocurre también con las cremas, siempre tenemos que aplicarnos las que son adecuadas a nuestro tipo de piel.

Pero es que además, con los aceites no nos engrasaremos la piel, ni brillará porque la piel lo absorbe, aportando luminosidad al mejorar las tasas de hidratación y nutrición. Vamos que podemos conseguir el efecto strobing que a todas nos encanta, de piel saludable, luminosa y bonita.

Así, en por lo que se refiere a las recomendaciones son muchas y muy variadas, y van desde el nuevo de Guerlain de la línea Abeille Royale del que os hablamos hace unos días que tiene una pinta maravillosa, a otros que iremos viendo.

La piel los bebe, se absorben perfectamente

Clarins Aceite

En este punto os voy a confesar algo. Yo tampoco usaba aceites porque pensaba que no se absorbían y me iba a quedar una sensación grasa en la piel. Pues bien, nada más lejos de la realidad. Estos aceites son aceites en seco, lo que supone que se absorben al momento, no quedando ninguna sensación grasa, notas cómo la piel los bebe al instante, dejando un halo suave y luminoso únicamente.

En este punto, nos cuentan que a diferencia de las cremas, que contiene diversos tipos de emolientes, los aceites son absorbidos directamente por la capa superior de la epidermis, donde actúan mejorando la función barrera. Y es que los lípidos de la piel tienen gran afinidad por otros lípidos –es decir, los aceites– por lo que no sólo se absorben rápidamente, sino que además tienen una gran capacidad de penetración, consiguiendo que sus activos actúen en las capas más profundas.

Fijaos lo que os comentamos que hay también aceites para pieles grasas, como el de Aceite de Loto de Clarins que es un astringente natural especialmente pensado para las pieles grasas o mixtas. Contiene múltiples extractos de plantas 100% puros con una exclusiva mezcla de extractos de palo de rosa, geranio y loto. Este aceite hidratante, purifica y tersa los poros a la vez que mejora la textura de la piel, dejando una agradable sensación sedosa, a la vez que previene la formación de arrugas finas.

No, no causan granos

Germinal Aceite

Siempre y cuando usemos aceites de calidad, que no sea minerales, porque en ese caso sí que podremos ahogar el poro, que se saturará y podría crear el grano. Pero los aceites secos adecuados para nuestra piel y con calidad, como os digo, se absorben al momento, incluso antes que muchas cremas, por lo que los poros no se saturan ni sufren.

De hecho, pronto os hablaré del de Germinal que tenéis en la foto porque es una verdadera maravilla y un gran descubrimiento. Si antes ya lo tenía claro con los aceites, con éste lo acabamos de rematar, soy muy fan.

Hidratan muchísimo

Sensilis Aceite

No solo hidratan muchísimo, sino que además mejoran la barrera dérmica precisamente por su acción hidratante, gracias a que mejora los lípidos de la epidermis. Esa es la razón por la que mejora el aspecto de la piel que se ve más luminosa y sana, además de actuar como barrera para la pérdida de agua.

Así, por ejemplo el de Sensilis, el Supremem DTX Huile Essentielle Detox tiene acción regeneradora, antioxidante, hidratante y suavizante gracias a su composición que combina 10 aceites vegetales naturales y vitaminas.

Se pueden aplicar en todo tipo de pieles

By Terry Aceite

No sólo para pieles maduras, sino también para las jóvenes a modo de prevención. No sé qué idea tendréis muchas sobre la piel, pero ésta empieza a envejecer a los 25 años (aunque tarde algo más en notarse), así que hay que cuidarla desde bien temprano, de hecho la prevención será lo que luego se note de verdad.

Hay que tener en cuenta que, si estos aceites mantienen la barrera epidérmica hidratada y más cohesionada, y pondremos las bases de una buena piel más adelante. Ya sabéis lo que dicen, mejor prevenir que curar.

Son tan agradables

Elisabeth Arden Aceite

Creo que ya ha quedado claro que no cargan la piel ni engrasan, ni nada por el estilo, así que solo queda disfrutar del momento. Su aplicación es súper agradable y da la oportunidad de dar un ligero masaje (ligero porque se absorben rápido) y sus aromas suelen ser embriagadores. Vamos, que podemos disfrutar con la rutina.

Por ejemplo, tenemos el de Elisabeth Arden, Eight Hour ® Cream All-Over Miracle Oil.

Saber elegir

Clinique Aceite

Y, ante todo, como os venimos diciendo, lo que hay que hacer es elegir bien. No es lo mismo un aceite en seco que te puedes echar en la cara y en el cabello, que uno específico para el rostro. De hecho, os recomendamos que elijáis uno para la cara exclusivamente dado que los que valen para más partes son mucho más pesados, no es lo mismo hidratar el cabello que la piel, por lo que no vale igual, las cosas como son.

Dejaos aconsejar por los dependientes que son los que mejor pueden saber lo que necesitáis según vuestras explicaciones y, además, siempre estarán mejor indicados unos que otros de acuerdo con el tipo de piel, su madurez y signos externos.

¿Cuál es el vuestro?

En Trendencias Belleza | Nos dejamos abrazar por el poder de las abejas con lo nuevo de Guerlain para este otoño
En Trendencias Belleza |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio