A-Derma, las cremas de farmacia para pieles frágiles, presenta su línea Biology con un sello ecológico para todas las pieles de las que queremos cuidar el planeta

A-Derma, las cremas de farmacia para pieles frágiles, presenta su línea Biology con un sello ecológico para todas las pieles de las que queremos cuidar el planeta
Sin comentarios

A-Derma es la marca que conocemos bien todos los que padecemos de piel frágil. Para un problema un otro hemos acudido a ella. Pero ahora llega con un sello certificado ecológico y con cambios en sus lineas de cuidado de la piel. Imaginad si es una crema especial para pieles frágiles, lo buena que será para todas las pieles que buscan productos bio y respetuosos con la dermis.

Me presento: Aquí una periodista con piel frágil, que no sensible. ¿Hay diferencia? Las que lo sufrimos, sabemos que sí. Frágil es un grado más que sensible. Una piel a punto de romperse. Que a la mínima enferma, pero que sobrevive sin medicación el 80% de las veces.

Para quién no encuentre mucha diferencia entre frágil o sensible, voy a concretar: Padezco una dermatitis leve en el cuero cabelludo (con brotes por culpa del estrés), en el entrecejo un eccema que no acaba de asentarse (menos mal) y va y viene resecando mis cejas según el estrés y el estado de ánimo, padezco rosácea suave en las mejillas y un herpes simple en el pómulo, cerca del ojo, que sale cuándo sufro mucho estrés o bajada de defensas.

También tengo piel reactiva y hay muchos productos que me provocan erupciones. He renunciado a la vitamina C en cosmética, por ejemplo. A todo esto se suman algunos granitos con picores y otras sorpresas extrañas que no llegan a tener nombre y que los dermatólogos no reconocen. Muchas veces llego al dermatólogo y ya han desaparecido. Pocas veces necesito medicación, pero mi rostro (porque sobre todo es el el rostro), se afea y molesta mucho.

Y os presento también: Aquí, A-Derma. Una línea de farmacia que ha salvado mi piel reactiva muchas veces. Me conquistó hace muchos años en un viaje a Francia con los laboratorios: allí conocí su ingrediente principal, la Avena Rhealba. Otra de sus máximas es el uso de los productos justos. Nada de olores, todo lo que pueda activar la piel, se deja fuera y se hace un producto que no agrede a la piel y sí la calma. Allí me enamoré de varios productos suyos que me acompañan desde entonces:

Dermalibur, para los sarpullidos y los roces, la piel ultra seca y el eccema. Rheacalm ante la primera sensación de picor (estoy 100% segura de que me ha salvado incluso de salidas del herpes simple de la mejilla antes de que explotara y he evitado tomar medicación: me refresca, me alivia). Exomega, para brotes de dermatitis o reacciones cosméticas. Sensifluid, para la limpieza del rostro.  Tengo mis favoritos y me encanta la marca. Y todos los que tienen problemas de piel, saben de algún  producto de los que hablamos. Los farmacéuticos y dermatólogos se rinden ante sus beneficios. Según la marca, más de 45.000 médicos la recomiendan en sus consultas.

A-Derma sello bio

El sello Bio

Pero llegan cambios para A-Derma. Y son importantes. A-derma se renueva y luce la etiqueta BIO. La firma ha obtenido el sello Ecocert de Cosmos Organic, uno de los más exigentes del mundo. Esto quiere decir que es 99% de origen natural y que a su vez esos productos naturales se han obtenido de forma también natural y con procesos de respeto a la naturaleza.

No creo que haya cambiado mucho la f´órmula y su forma de hacer las cosas. Pierre Fabre, fundador de los laboratorio que llevan su nombre y creador de A-derma, siempre fue un visionario que amaba la naturaleza y el poder de las plantas en la piel.

Pero las cosas cambian y ahora no basta con hacer bien las cosas. Tampoco vale con contarlas. Hay que auditarlas y demostrarlas. Y eso es lo que se consigue gracias a este sello. La garantía de que la agricultura es ecológica, que las cosas están bien hechas y todos los procesos son ecológicos y respetuosos con la naturaleza. Además, también nos aseguran que son cremas 100% veganas.

Desde A-Derma nos cuentan además que ha conseguido además extraer la savia de la avena Rhealba mediante un nuevo proceso pantentado por ellos mucho más sostenible.  Sin solventes ni agua añadida. Las plántulas frescas pasan por una extrusora, que desestructura las paredes vegetales. Este proceso elimina varios pasos posteriores  y reduce el consumo de agua y energía.

La nueva línea Biology

Este cambio llega de la mano de la línea A-Derma Biology. Esta nueva línea tiene diversos productos de tratamiento diario hidratante y limpiador: Una crema ligera y una crema rica, más densa, para usar según la textura que prefiramos o necesitemos.

Biology
A-Derma Biology Rica

A-Derma Biology Rica

A-Derma Biology Crema Ligera

A-Derma Biology Crema Ligera

Leche desmaquillante Agua micelar

La línea de limpieza tiene dos productos: agua micelar y leche desmaquillante. La segunda muy hidratante para los que tienen la piel más reseca.

El ingrediente principal de todos los productos de la línea es la savia de la Avena Rehalba. Aunque en cada producto abudarán otros ingredientes. Y no tiene perfume, algo básico en este tipo de productos.

Biology Antirojeces


Tres cremas para cuidados específicos

También existen tres variantes dentro de la línea de cuidado especial para distintos problemas:

Biology Ar

Biology A-R, anti rojeces. Para sarpullidos y brotes de aspecto enrojecido.   Con extracto de mandarina que alivia y atenúa el aspecto de las rojeces gracias a su acción antiinflamatoria (precio: 18,50€).

A-Derma Biology AR (Antirojeces) 40 ml

A-Derma Biology AR (Antirojeces) 40 ml

Biology Nutri

Biology Nutri. Para pieles resecas que rozan la patología o para problemas concretos de sequedades. Enriquecido con aceite de Cártamo, este tratamiento refuerza la barrera de la piel y aporta lípidos, reconfortando y suavizando la piel. Es perfecta para las pieles propensas a los eccemas. (precio18,50€).

Tratamiento Biology Nutri

Tratamiento Biology Nutri

Biology Calm

Biology Calm. A las propiedades calmantes que ya ofrece la Avena Rhealba, le suman Nuez de Colas que refresca y alivia las sensaciones de incomodidad en las pieles que  no soportan a penas nada. Además ha sido testado en  piel alérgica e intolerante (precio 18,50€).

Tratamiento Biology Calm (40 ml)

Tratamiento Biology Calm (40 ml)

Algunas líneas de A-Derma desaparecen

Esto supone algunos cambios en las estanterías de la farmacia. Permanece la línea Exomega (que es una joya para los que padecen dermatitis o piel atópica). Permanece Dermalibur, que está especializada para sarpullidos y rojeces por el roce (muy indicado para personas con sobrepeso, o para eccemas localizados). Seguiremos encontrando Epitheliale AH, para recuperación de la piel tras intervenciones médicas y Phys AC, tratamientos antiácneicos para pieles frágiles. Pero otras ya desparecen y su eficacia la encontraremos en esta línea Biology.

Rheacalm o Sensifluid se unifican en esta nueva línea. La leche micelar de A-Derma que llevo usando años, de no será Sensifluid, si no Biology.

Otro producto que usaba mucho de Rehacalm era el contorno de ojos puesto que es una zona muy sensible. Pero todas las nuevas cremas son de alta tolerancia y se pueden usar en la zona ocular. Utilizaré ahora Biology Calm en toda la parte de la mejilla y del contorno de los ojos cuándo sienta el picor que tanto me molesta y que predice la aparición del herpes simple. Si veo que empeora mi ros´ácea o noto rojeces (las pieles frágiles tenemos a veces varias dolencias a la vez), puedo usar A-R. En el eccema, Biology Nutri.

Así vivimos los que tenemos esta piel que va un paso más allá de la piel sensible. Buscando lo que mejor nos va según el momento. Porque cuando tratas una cosa, se ve otra que a lo mejor estaba y no se ve´ía, o se transforma y porque hay patologías que se mezclan y no llegan a ser ni una cosa ni otra y son todas a la vez.

Lo que siempre me ha resultado importante de estos productos es que son un paso previo a la enfermedad y que evitan llegar a la medicación porque verdaderamente alivian. Y su precios son muy buenos.

Otras veces acompañan y ayudan precisamente de los efectos de la medicación. De hecho hay muchos niños y personas adultas de piel atópica o con tratamientos oncológicos que han podido mejorar mucho gracias a Exomega. La psoriasis en estadios muy tempranos se alivia mucho gracias también a Exomega. La crema emoliente es un bestseller para estas dolencias.

Eso es una gran muestra de cuánto funciona la Avena Rhealba: La planta que se ha buscado y creado especialmente para los laboratorios de A-Derma, allí dónde los campos se cuidan y se recoge en un momento único, en el que la planta es perfecta para extraer la savia y trabajarla de inmediato. Y que conquista a los que tenemos la piel frágil y enfermiza.

Fotos| Trendencias.

Temas
Inicio