Publicidad

El vestido de novia de Shaila Dúrcal

El vestido de novia de Shaila Dúrcal
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

De casi todos es sabido que la cantante Shaila Dúrcal, la hija de la desaparecida Rocío Dúrcal, se ha casado en la paradisíaca ciudad mexicana de Acapulco. Por fin, hemos podido ver su vestido de novia, o mejor dicho, sus vestidos de novia porque lució para la ocasión tres modelos diferentes. Y por su puesto, previo pago, ya que es una exclusiva de la revista ¡HOLA!

Todos los vestidos que eligió son de la diseñadora catalana Rosa Clará. En primer lugar, la novia eligió para la ceremonia civil un vestido realizado en gazar de seda, con cuello halter de encaje de chantilly, bordado con delicados cristales nacarados. La falda, que se hizo a mano, cuenta con espectaculares piezas en gazar unidas por vainica, que confieren al traje un volumen muy llamativo. Un diseño precioso y una elección muy acertada, ya que en conjunto, el vestido me parece espectacular. POdéis juzgar en la primera imágen.

Si el primer diseño es espectacular, no sabría definir el segundo vestido, destinado para la fiesta posterior. Tendría que decir hiper, hiper espectacular. El vestido, de encaje francés, con escote palabra de honor y entallado hasta la cadera, de donde salía una espectacular falda de volantes, también de encaje, que le daban mucho volúmen. Pero lo mejor y más llamativo era el detalle de un broche de cristal italiano, bordado a mano, debajo del pecho, imitando el corte imperio. Una pena que no tengamos imágenes.

El tercer y último vestido, de la misma diseñadora, nada tiene que ver con los anteriores. Corto, con bordados en hilo y estilo baby doll, era poco apropiado para la ocasión, pero supongo que se lo pondría para posar ante la prensa y no desvelar los dos modelos anteriores. Eso sí, las sandalias de strass que lucía con este último vestido era muy elegantes: cruzadas en el empeine y con una piedra de cristal en el centro en forma de lágrima (imagen superior).

Las sencillas joyas de oro blanco y brillantes son de Bárcena y las alianzas, de oro blanco, están compradas en la prestigiosa joyería Tiffany de Miami.

Y ya que vemos al novio, comentar que eligió un traje de raya diplomática en crudo de Etro y zapatos de antifaz de Louis Vuitton, un look que nunca llevaría para casarme si fuera chico, ya que en claro sólo debe de ir la novia. Pero estos mexicanos ya se sabe (se atreven con todo).

Vía | Hola

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir